Inicio Archivo discografico Electric Comic Book: el bizarro y psicodélico humor de Blues Magoos

Electric Comic Book: el bizarro y psicodélico humor de Blues Magoos

110
Blues Magoos Electric Comic Book

En abril de 1967 fue publicado el segundo disco de la magnífica banda neoyorquina, pionera del rock de garaje y el rock psicodélico estadounidense

Blues Magoos
Electric Comic Book

Mercury. 1967. EE.UU.

 
En 1964 Emil “Peppy” Thielhelm, conocido también bajo el nombre “Peppy Castro” (voz y guitarra), Dennis LaPore (guitarra líder), Ralph Scala (órgano y voz), Ronnie Gilbert (bajo) y John Finnegan (batería), tocaban en The Trenchcoat, una banda de rock que se originó en Bronx, Nueva York, y que ganaría gran notoriedad en la escena rockera del bohemio sector conocido como Greenwich Village, lugar donde estaba el legendario club Night Owl.

Hacia finales de 1966, estos revoltosos muchachos decidieron cambiar el nombre del quinteto que desde entonces comenzó a llamarse Bloos Magoos.

Ese importante cambio traería al guitarrista Mike Esposito al grupo. Mike venía de tocar en una banda escolar donde tocaba Lou Reed†. Esposito entraría como guitarra líder del grupo y lo haría con un arsenal de aparatos que reproducían hipnóticos efectos y sonidos cargados de formas, texturas y colores.




El nuevo guitarrista contribuía a darle identidad al formidable grupo con aparatos como el “tape-echo” y el uso del “controlled feedback” que ahora formaban parte del lenguaje musical de Bloos Magoos quienes, tras haber firmado con Mercury Records, contaban ahora con un nuevo músico llamado Geoff Daking que tomaba el puesto detrás de los tambores.

No obstante, la entrada de Esposito no impidió que LaPore grabara el estupendo debutante Psychedelic Lollipop que fue publicado en noviembre de 1966, esta vez bajo el nombre definitivo Blues Magoos.

Los Blues Magoos finalmente rompieron el cascaron con el éxito “We Ain’t Got Nothin Yet”, un tema compuesto por Esposito, Scala y Gilbert que se posicionaba ¡5to. entre los top 20 de la época!.

La historia del grupo abarca dos etapas, la primera de ellas desde su fundación en 1964 cuando entonces eran The Trenchcoats, hasta 1971 ya con el nombre de Blues Magoos. La segunda de 1972 hasta el presente, tiempo a lo largo del cual han logrado grabar unos seis LP, más de una docena de sencillos que incluye el clásico tema “Tobacco Road” de Loudermilk y un Psychedelic Resurrection (2014) como su más reciente disco a la fecha.

Actualmente, Blues Magoos son Ralph Scala (teclas y voz), Emil Thielhelm (guitarra y voz), Geoff Daking (batería y percusión), Mike Ciliberto (guitarra y voz) y Peter Stuart Kohman (bajo y voz).

Doce canciones conforman este atractivo LP que fue producido por Bob Wyld y Art Polhemus. “Pipe Dream” nos abre su colorido mundo diciéndonos: “Ha sido un día feliz / procura no dañarlo ahora / por favor no te pongas así… él no es el chico para ti / y creo que lo sabes / bésalo y no empieces a llorar”

La guitarra y el órgano son la columna vertebral de este tema.




Luego escuchamos “There’s A Chance We Can Make It” un tema en el cual el áspero órgano y las voces llaman nuestra atención mientras Blues Magoos nos cuenta una historia de amor. “Otras chicas no se parecen a ti / ¿sabías que me enamoro rápido? / Tal vez podemos hacerlo ya ¿si tú escuchas?

“Life Is Just A Cher Of O’Bowlies” es el tercer tema que, al igual que los anteriores, está compuesto por Gilbert y Scala.

Emil es sencillamente fantástico en el solo de guitarra.

“Gloria”, el clásico del cantautor norirlandés Van Morrison que apareció primero en The Angry Young Them (1965), es interpretada con un cierto acento experimental. Especulativamente, el tema de esta pieza es el de una prostituta pero creo que varias interpretaciones son posibles.

Acá los chicos de nuestra celebrada Blues Magoos reflejan su lado más osado, lírica y musicalmente, con una guitarra en cada parlante y un improvisado segmento que nos revuelve la psique.




Y un poco de humor y blues en “Intermisson” que nos dice: “Oh Sí, ese fue el fantástico sonido de los Blues Magoos / damas y caballeros gracias por la pausa para esta causa / se sentarán y relajarán / porque ahora entraremos en el sonido psicodélico de los Blues Magoos.

Una desenfrenada “Albert Common Is Dead” es la sexta pieza del álbum. “Al terminar el trabajo / te conviertes en alguien nuevo / intentas correr para escapar de las presiones del día”, nos dice el quinteto dejándonos con una guitarra desaforada pero provocativa.

“Summer Is The Man” da un cambio de dirección musical al repertorio con esta suave pieza que en parte dice: “Los ojos de un hombre que ve lo que puedes ver / son los ojos que puedo ver / más allá de ti y de mi / así que esperaremos y esperaremos hasta ser como él”

El teclado es clave en esta canción.

Seguidamente, manteniendo un temperamento un tanto más movido que el anterior pero de temática más afín, escuchamos la canción “Baby, I Want You” donde Blues Magoos nos cuenta: “Veo su rostro joven y hermoso / oigo su voz pero no está allá / recuerdos como esos permanecen / no puedo creer que se haya ido…”

Una interesante versión en blues del clásico de Jimmy Reed†, “Let’s Get Together”, cierra la penúltima terna. Ralph y Mike son parte protagónica de este tema.




“Take My Love” nos acerca al final de esta velada con una buena vibra bailable. La sección rítmica literalmente baila.

Emil con su solo, los acordes al órgano de Ralph, y el bajo de Gilbert son algunos de los ingredientes de esta estupenda y alegre composición de Ron y Ralph.

Luego, Mike, Geoff y Ron descargan una especie de histeria colectiva al mejor estilo de aquel esquizoide personaje que irrumpió en la Corte del Rey Carmesí en 1969.

La canción recuerda a algunos momentos del hard rock de los legendarios Deep Purple. “Todos a bordo / vinieron tarde en la noche / me guiaron hasta el metro / creo no poder dormir esta noche / y ahora vienes a la hora pico…”, dicen algunos de los versos de “Rush Hour”, para culminar con la recordada despedida de “Porky Pig” y los Looney Tunes

¡Eso es todo amigos!

Impresiona escuchar este trabajo 55 años después. No fue el disco más famoso del año de la psicodelia -1967- pero ha demostrado su vigencia en el tiempo y su importancia en aquel período inolvidable y sumamente influyente.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Blues Magoos, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias