Inicio Ahi estuvimos Chucho: la salvación de una noche de confusión en Madrid

Chucho: la salvación de una noche de confusión en Madrid

114
Chucho Tomavistas Madrid 2020

La agrupación liderada por Fernando Alfaro presentó su nuevo disco cerrando Tomavistas Extra, en una noche de confusión y viento en Madrid

Chucho
Tomavistas Extra
Concierto en La Riviera, Madrid

(Octubre 2, 2020)

Todo es incierto en la realidad de 2020. El Festival Tomavistas programado para mayo pasado fue uno de los tantos que se suspendieron. Luego, el ciclo Tomavistas Extra también fue cancelado. Pero sus organizadores insistieron y se reubicó.

El de Chucho era el concierto de cierre. Pero, tal como va todo, algo más tenía que agregarse para complicar aún más su realización y ponerlo en vilo. El mismo viernes tuvo que adelantarse su inicio dada la entrada en vigencia de las nuevas medidas de confinamiento entre zonas en Madrid. Había sido un día ventoso, desapacible.

La asistencia, como era previsible, fue escasa, aunque suficientemente entusiasta hacia Chucho, una banda que con 25 años de historia seguramente no olvidará las circunstancias de presentación de su fantástico sexto disco Corazón Roto y Brillante (leer reseña aquí), razón fundamental de este concierto.

Es realmente extraño, por decir lo menos, ver un concierto de esta naturaleza en filas de sillas simétricamente dispuestas, en una sala en la que hemos estado codo con codo viendo en tiempos recientes a León Benavente, Fuerza Nueva, Hot Chip, entre tantos otros. Eso que han dado en llamar “la nueva normalidad” no deja de ser simplemente una realidad diferente que esperemos no se convierta en norma.

Las medidas de seguridad fueron cuidadosas, tanto al entrar, como durante el desarrollo del show y para salir del recinto. Todo muy aséptico y ordenado, con espacios entre sillas. El personal de La Riviera y la producción del Tomavistas estuvieron siempre atentos a que nadie se saliera del carril. Incluso para los fotógrafos hubo un protocolo especial. Todo lo cual resalta que #CulturaSegura no es un eslogan vacío de contenido.

Y para sumar más a esta difícil circunstancia, tal como expresó Fernando Alfaro luego del primer tema, “el puto Boris Johnson” no dejó viajar al bajista Juan Carlos Rodríguez, quien desde hace unos cuatro año vive en Inglaterra. Presentó en ese momento a los dos excelentes músicos que se sumaron a él y al baterista Javier Fernández y que fueron fundamentales: el bajista Darío Garrido (bajo, coros) y Jordi Satiaga, quien se desdobló estupendamente entre el teclado y la guitarra. Ambos aportaron contrastantes coros con la voz de Alfaro y eso fue justamente lo interesante.

Chucho Tomavistas Madrid 2020 Chucho Tomavistas Madrid 2020 Chucho Tomavistas Madrid 2020

Las 18 canciones de Chucho

Nada más entrar el escenario y colgarse la Gibson Les Paul, un Alfaro sin la poblada barba de tiempos recientes y rapado al cero, se dirigió al público: “Gracias. Buenas noches. Muy agradecidos estamos de que estéis aquí con nosotros. Vamos hacia adelante”

El setlist fue generoso. Conformado por 18 canciones, Chucho se paseó por sus seis discos, con énfasis como era lógico en el más reciente, del cual interpretaron los siete primeros temas (en diferente orden) y dejaron para otra oportunidad los otros cinco.

De aire” dio el pistoletazo de salida, un estupendo tema de Los diarios del petroleo (2001), disco al cual volvieron poco después con la melódica “Abre las ventanas”, ubicada en el medio de un puñado de cuatro canciones del nuevo disco.

Las dos primeros acercamientos al nuevo disco fueron “Sombra lunar” y “Hoamm”, ambas piezas con atmósfera de western, pero aquí con sonido mas crudo.

Y tras la canción intermedia, siguieron con la emotiva y dolorosa “La carretera de la costa” -con gran bajo de Garrido- que al final coquetea con el reggae. Tras ella se deslizó la bluesera “La feria animal”.

La visita al álbum anterior, Los años luz (2016) se saldó con la intensidad de “Flores sobre el estiércol” y más adelante “Un inmenso placer”. De Koniec (2004), el disco con el que cerraron el primer ciclo de su carrera, tocaron la magnífica y muy representativa “La mente del monstruo”.

Los otros tres temas del reciente disco fueron “La ambulancia y el dolor”, “Yoga Love” y “Corazón Roto y Brillante”, tres de las canciones más inspiradas, esenciales para entender la historia de amor y dolor de Pere y María escrita por Alfaro y publicada también en libro.

Un concierto de Chucho no estaría completo sin revisar su pasado, por lo que siempre resulta un acierto la inclusión de temas de la primera época, tan importante en el surgimiento de la banda.

Aquellos primeros trabajos estuvieron representados por varios temas fundamentales como “El ángel turbio” y el “Detonador EMX-3” del debut 78 (1997); “Revolución” y la infalible y siempre bienvenida “Magic”, de Tejido de felicidad (1999), con la cual se produjo la falsa despedida.

El regreso estuvo cargado de toda la rabia guitarrera de “Perruzo” (de Tejido de Felicidad) e “Inés Groizard” (del EP de 1997, Sal), como si el espíritu de MC5, 13th Floor Elevators y Spacemen 3 se hubiera apoderado de Alfaro y compañía. El wall of sound nos transportó directamente a aquel apoteósico concierto que Chucho compartió con Mew y Spiritualized en la recordada sala Aqualung en noviembre de 2003.

Desaparecido el efecto anestésico de esta hora y veinte minutos, la realidad nos obligó a apurar el paso y enfrentarnos de nuevo con una ciudad llena de incertidumbre.

Juan Carlos Ballesta

Fotos: Joe Codallo



¿Interesado en comprar música de Chucho? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias