Inicio Archivo discografico They Only Come Out At Night: el exitoso debut de The Edgar Winter...

They Only Come Out At Night: el exitoso debut de The Edgar Winter Group

The Edgar Winter Group - The Only Come Out at Night

En noviembre de 1972 fue publicado el primer álbum en estudio de la banda estadounidense liderada por el multi-instrumentista Edgar Winter, un histórico inicio para uno de los grupos  más influyentes del rock de los 70 

The Edgar Winter Group
They Only Come Out At Night

Epic. 1972. EE.UU.

 
A sus 75 años de edad Edgar Winter, el multi-instrumentista albino nacido en tierras texanas, se mantiene en pie desde que entró al territorio de la música en 1969 con un estilo propio, mezclando los lenguajes del blues, jazz, rock y derivados.

Gratos e históricos recuerdos los encontramos en el estupendo álbum del cual celebramos medio siglo y que contiene los temas “Free Ride” y “Frankenstein”, dos composiciones esenciales de la obra del sureño albino y del género.

En sus diferentes encarnaciones, como solista, con The Edgar Winter Group o el Edgar Winter’s White Trash, Winter ha podido sortear los avatares del tiempo reinventándose como productor, saxofonista, teclista, guitarrista, percusionista, miembro del Ringo Starr & His All-Starr Band y The David Lee Roth Band.

Este polifacético ser de cabellera blanca también nos llama al recuerdo con su superlativa versión de “Tobacco Road” en el doble álbum Roadwork, la cual lo puso en el mapa musical de los primeros años 70. ¿Cómo olvidarla?




Estrenándose como The Edgar Winter Group, el sureño se apoyó en Ronnie Montrose (guitarras, mandolina), Rick Derringer (guitarra slide, guitarra steel, bajo, claves, voz y producción) y Dan Hartman (bajo, guitarra rítmica, ukelele, percusión, maracas, voz líder y voz acompañante) y claro está, Edgar dirigiendo desde las teclas, la marimba, los timbales y el saxo.

Todos interpretando los diez temas que conforman Sólo Salen En La Noche y que fueron grabados en Hit Factory Studios por Harry Maslin y Sterling Studios de Nueva York.

El repertorio inicia con un poco de blues rock sureño y las guitarras en “Hangin’ Around”, una composición de Dan Hartman y Edgar Winter, quienes han escrito la mayoría de las piezas de este magnífico álbum.

Conduciendo junto a mi radio, sintiéndome bien / No tengo dama, pero tal vez estoy pensando que podría / Dormí todo el día sin nada que hacer. / Y no veo el mundo pasar / Y ni siquiera tengo que intentarlo / Solo estoy dando vueltas, oh sí”

Luego sigue “When It Comes” con el slide al fondo y un buen solo de saxo. En ella versos que relatan un aspecto existencial que en parte nos dice: “Hace mucho, mucho tiempo tuve un sueño / De alguna manera las cosas funcionan muy diferente de lo que parecen / Todas las cosas que traté de encontrar / No me han dado ninguna tranquilidad / Así que ahora lo dejo todo atrás como recuerdos”




“Alta Mira” es el tercer surco del vinilo. La pieza tiene un claro tinte latino caribeño que apreciamos en las maracas y la marimba.

Con su pegadizo coro, escuchamos: “Alta Mira / Ayer me despedí de todas mis miserias / Floté río abajo solo para ver lo que podía ver / Ayer me despedí de todas mis miserias / Me encontré con el océano y su belleza me atrapó / Floté río abajo solo para ver lo que podía ver / El curso de un pájaro puede tomar mi mente, es donde debo comenzar / Me encontré con el océano y su belleza me atrapó”

La siguiente canción es uno de los momentos cumbres del disco. Compuesta por Hartman, “Free Ride” nos dice: “La montaña es alta, el valle es bajo / Y estás confundido sobre qué camino tomar / Así que he venido aquí para echarte una mano. / Y conducirte a la tierra prometida, para que ven y siéntate aquí a mi lado (Ooh, ooh) ven y toma un paseo gratis”

La pieza destaca, entre otras cosas, por la sección rítmica del bajista Randy Jo Hobbs† (The McCoys) y el baterista Johnny Badanjek, quienes además tocan en el penúltimo tema del disco. Otro aspecto importante de esta canción sobre un viaje espiritual es el solo de guitarra.

Y cerrando la primera parte es la agitada “Undercover Man”, uno de los temas mas hard rock en la que Ronnie Montrose (pronto a formar su propia banda hardrockera, Montrose) y Rick Derringer, se lucen.




“Round & Round” abre la segunda parte con un poco de country:“Traté de amarla pero ella cambia todos los días / No sería muy divertido si ella fuera de otra manera / Un día tiene calor, al día siguiente tiene frío. / Un día es joven y al día siguiente es vieja / Así que dando  vueltas y vueltas y vueltas ella va / Y donde se detiene nadie lo sabe / El amor es el sentimiento que crece y crece / Y donde se detiene nadie lo sabe”

El repertorio sigue con “Rock and Roll Boogie Woogie”:“Comenzó con el blues / Y no había nada que perder / Luego me enteré, ow / No puedo vivir sin eso / Tengo el blues en mi alma, pero mis pies de boogie woogie / Llévame al rock and roll / Tengo el blues en mi alma, pero mis pies de boogie woogie Haciéndome el rock and roll”

La hermosa balada “Autumn” es el toque de dulzura del repertorio. Con las cadenciosas armonías, las guitarras acústicas y las teclas, Edgar y compañía nos dicen: “Otoño, el viento sopla más frío que el verano….. Otoño, mi amor se fue con otro….. No puedo exigirme nada ahora….. Así que supongo que me quedaré aquí en Nueva Inglaterra, para el otoño. Los edificios se ven altos y grises… Pájaros volando, no tienen mucho que decir….. Todos saben que viene de nuevo…..”

El set continua con “We All Had A Real Good Time” donde Edgar y sus muchachos nos dicen: No recuerdo cómo llegué de esta manera. / No recuerdo lo que pasó ayer. / No recuerdo lo que hice anoche. / Pero sé que me sentía bien. / Y todos nos lo pasamos muy bien. / Alguien me dijo que estaba loco. / Y todos nos lo pasamos muy bien. / No pude evitar sentirme bien / Se puso tan fuerte que no pude escuchar el teléfono. En el último momento que llamé, no había nadie en casa. / La chica se estaba meciendo, así que me arrastré por el suelo. / Traté de hacerlo, pero no pude encontrar el acorde.”




Nuestro festejado álbum no puede concluir mejor que con este clásico instrumental del género llamado “Frankenstein”. Compuesto por Edgar Winter, es un excelente tema que nos presenta los talentos del vocalista y percusionista Chuck Ruff y que a lo largo de sus casi cinco minutos despliega un poco de todo.

Solos de percusión, teclas, guitarra, saxos…dentro de lo que pudiéramos llamar una fusión. Cierre con broche de oro como se suele decir.

Así que vayamos al principio para disfrutar cada tema de este hito del rock.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Edgar Winter, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias