Inicio Archivo discografico Apostrophe (‘): el éxito comercial de Frank Zappa

Apostrophe (‘): el éxito comercial de Frank Zappa

Frank Zappa Apostrophe

El 22 de marzo de 1974 fue publicado el sexto álbum en solitario y dieciocho en total del genial músico californiano, una obra con mayor atractivo popular y un enorme paso en su evolución musical

Frank Zappa†
Apostrophe (‘)

DiscReet Records. 1974. EE.UU.

 
Frank Zappa (1940-1993) hizo, en su corto paso por esta vida, lo que pocos logran en una vida larga. Su dilatada discografía cuenta con más de ochenta obras musicales que resultan de una fusión de géneros que incluye doo-wop, música concreta, avant-garde, comedia musical, rock progresivo, jazz, blues, experimentación, música clásica y tantas otras.

Compositor, vocalista, guitarrista y maestro del Synclavier, Frank Zappa fue también un humorista crítico del establishment estadounidense que abogó por la libertad de expresión en tiempos donde un grupo de personas insistía en imponer la censura de obras musicales.

Parte de su genialidad también radica en el inefable hecho de poner sus composiciones en manos de músicos de un nivel estratosférico como el teclista George Duke†, los guitarristas Steve Vai y Adrian Belew (King Crimson, Talking Heads, David Bowie†), los excelsos bateristas Chester Thompson y Terry Bozzio (Missing Persons), la percusionista Ruth Underwood, el bajista Roy Estrada, el teclista Don Preston y pare de contar.

Me atrevo a expresar que suman más de 50 músicos de un nivel tan alto que da sentimiento de culpa no nombrarlos a todos.




Frank Zappa, como todo genuino artista, fue un perenne inconforme que siempre se caracterizó por su inagotable búsqueda en todos los terrenos de la música. En una entrevista que Ladosis le hiciera a Adrian Belew en ocasión del concierto que diera en Caracas con su trío en la prestigiosa Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, el guitarrista confirmaría la obsesión de Zappa por trabajar hasta catorce horas continuas, junto a su grupo The Mothers of Inventions o en solitario.

Apostrophe (‘) nos recibe con la imagen captada por el lente de Mark Aalyson quien fotografió el rostro de Zappa cubriendo toda la portada del disco.

La grabación tuvo lugar en los Electric Lady Studios de Nueva York, Bolic Sounds y Paramount Recording Studios, ambos en California. Frank se apoyó en el ingeniero Barry Keene. Todos bajo la producción de Frank Zappa quien tuvo que lidiar con casi dos decenas de músicos para llevar a buen final este hito musical.

Algunos de ellos fueron: el saxofonista Ian Underwood, los bajistas Tom Fowler y Jack Bruce†, el violinista francés Jean-Luc Ponty, el teclista George Duke, los bateristas Jim Gordon† y Ansley Dunbar, y la vibrafonista/vocalista Ruth Underwood, con una sección de vientos que además de Ian Underwood, incluía al trompetista Sal Márquez, al saxofonista Napoleon Murphy Brock, al trombonista Bruce Fowler y al violinista Don “Sugarcane” Harris, por citar varios.

Además de la producción, Frank Zappa interpretó el buzuki (instrumento popular en Grecia), el bajo, la guitarra eléctrica y la voz.




Apostrophe (‘) es una colección de nueve temas que en algunos casos narra una historia que parece enlazar los cuatro primeros temas.

Abriendo el repertorio Frank y sus muchachos nos llevan por gélidas latitudes en “Don’t Eat That Yellow Snow”, tema lanzado como segundo sencillo, en el cual nos dice el virtuoso compositor: “Soñé que era esquimal / El viento helado comenzó a soplar / Debajo de mis botas y alrededor de mis dedos / La escarcha que mordió el suelo debajo…

Mas adelante en su onírico relato, Frank nos recuerda “tener cuidado por donde van los huskies y no comer esa nieve amarilla”.

La vocalización y la sección rítmica son parte esencial de este divertimento.

Luego con aires de blues, la banda nos interpreta “Nanook Rubs It”, el siguiente pasaje onírico con frases a la guitarra y la oscura voz de Frank, además de una articulada sección de vientos.

Bueno, justo en ese momento, gente / Un trampero de pieles / ¿Quién era estrictamente de comercial? (Estrictamente comercial) / Tuve la audacia no medicada de saltar detrás de mi igyaloo. (Peek-a-Boo Woo-ooo-ooo) / Y empezó a azotar a mi cría de foca favorita / Con una raqueta de nieve llena de plomo…

El excelente intro de marimba de Ruth Underwood da las primeras notas de la intrincada “St. Alfonzo’s Pancake Breakfast.” Los precisos cortes, la compleja dinámica y la riqueza sonora con la marimba y el synth como punta de lanza junto a la percusión, son de un atractivo sin paralelo.

¡Sí, efectivamente, aquí estamos! / En el desayuno de panqueques de San Alfonso / Donde robé el mar-juh-reen / Y jugaba con los cartones de bingo en lugar de la letrina / Vi a una hermosa señora parroquial / Haz su entrada como una reina




Acto seguido emerge “Father O’blivion”. 

Padre Vyvian O’Blivion / Resplandeciente con su vestido / Estaba batiendo la masa / Para los panqueques de su rebaño / Se veía bastante adormilado / Se olvidó de mirar el reloj…”, nos dice Frank.

Cierra la primera parte el primer sencillo del álbum, “Cosmic Debris”.

El hombre misterioso se acercó / Y él dijo: ‘¡Estoy fuera de vista!’ / Dijo, por un cargo nominal por servicio / Podría alcanzar el Nirvana esta noche / Si estuviera listo, dispuesto y capaz…”, Zappa nos susurra.

Los cuatro primeros temas del disco parecen conectar entre si a modo de suite. Entre la complejidad instrumental, la interconectividad de los hilarantes versos y la originalidad de la historia, te aseguro escucharás este disco una y otra vez.

“Excentrifugal Forz” nos presenta al baterista Johnny Guerin† como invitado. La guitarra, un tanto abrasiva, y el sintetizador, son algunos de los atractivos protagonistas de esta acelerada historia que nos dice: “Las nubes son realmente baratas / La forma en que los vi a través de los fuertes / De los cuales hay media docena / En la base de mis resorts…





Luego Frank nos toca el pesado tema título que fue coescrito por Jack Bruce, Frank Zappa y Jim Gordon.

La excelente pieza instrumental recuerda un poco a Cream, el trío de Bruce con Ginger Baker y Eric Clapton.

La siguiente canción, “Uncle Remus”, es una composición de George Duke y Frank Zappa. Es un interesante blues donde el piano es el acompañante de los versos que en voces de lenguaje espiritual nos dice: “Woo, ¿nos estamos moviendo demasiado lento? ¿Nos has visto? Tío Remus

Frank nos toca un buen solo.

Otro blues para finalizar. Esta vez es “Stink-Foot”, donde el músico del mostacho y goatee nos canta: “En la oscuridad donde crecen todas las fiebres / Bajo el agua donde soplan las burbujas de los tiburones / Por la mañana por tu radio / ¿Las paredes se cierran para asfixiarte? / No tienes amigos / Y todos los demás: te odian…

Este magnífico disco, como muchos del autor, es una mezcla de temas recientes y grabaciones de archivo.

Viajemos a marzo de 1974 para recordar al disco y al genio creador de Frank Zappa en esta obra llena de jazz, prog y algo de blues.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Frank Zappa, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de Frank Zappa en España

Música de Frank Zappa en Estados Unidos

Artículo anteriorThe Velvet Underground y el giro estilístico del tercer álbum
Artículo siguienteTons of Sobs: el soberbio debut de Free