Inicio Archivo discografico Solid Gold: el contagioso segundo disco de Gang of Four

Solid Gold: el contagioso segundo disco de Gang of Four

129
Gang of Four Solid Gold

En marzo de 1981 el cuarteto inglés publicó su infeccioso segundo disco en la línea del debut, cerrando un primer ciclo de gran influencia

Gang of Four
Solid Gold

Warner Bros. 1981. Inglaterra

Tras un incendiario y paradigmático debut como Entertainment (1979), a cualquier banda se le presenta un dilema de gran dimensión.

Con ese álbum Gang of Four había irrumpido como un tsunami en medio de la vorágine post punk, creando una estética cruda, directa y desenfadada con base en el punk pero con elementos funk.

Aquella formación de Jon King (voz), Andy Gill (guitarra, voz), Dave Allen (bajo, voz) y Hugo Burnham (batería) alcanzó a grabar un EP y un segundo disco, comenzando a transitar una nueva década que cambió todo.

Pero hasta ahí llegó Allen, quien se fue de GoF para formar Shriekback junto a Barry Andrews (ex XTC y The League of Gentlemen), mientras, paradójicamente su puesto era ocupado por Sara Lee, ex The League of Gentlemen.

Solid Gold fue otro disco fenomenal, con una estética ligada a Entertainment que lo convertía en digno sucesor. Fue, el final de la influyente e infecciosa primera etapa, que resucitó brevemente en 2004.

¿Había inventado Gang of Four una nueva forma de rock o un punk bailable? Probablemente sí. Cogía de la crudeza punk, el avant rock de Henry Cow y el funky de Chic. Allí está su impronta diluida en cientos de bandas como Red Hot Chili Peppers, LCD Soundsystem, !!! (Chk Chk Chk) y un largúisimo etcétera. Quizá la historia no ha reivindicado lo suficiente al gran Andy Gill y su cortante guitarra, como tampoco a Jon King y su expresiva y desafiante forma de cantar.

El disco comienza con un ritmo quebrado de aroma funk sobre el que la guitarra lanza ramalazos de electricidad. Minuto y medio después, King entra como un narrador para decirnos: “Parpadeando, paralizado / De espaldas / Dicen que nuestro mundo se basa en el esfuerzo / Que cada hombre es para si mismo / La riqueza es para quien la quiere / Paraíso, si puedes ganártelo / La historia es la razón / Estoy agotado / Parpadeando, paralizado / De espaldas”

Luego es Gill quien inicia “What We All Want” con una guitarra circular a la que se incorpora una base rítmica pesada, y finalmente King. La pieza es densa y envolvente y a pesar de estar en un tempo medio, invita a bailar y a quedar en trance.

If I Could Keep It for Myself” es otra infecciosa canción. Bajo, batería, guitarra y voces parecen poseídos por una especie de Mal de San Vito, en el que todo obedece a un extraño espíritu del ritmo que nos sacude sin remedio

Y entonces los cuatro subversivos del ritmo nos lanzan “Outside the Trains Don’t Run on Time”, otra cachetada certera en la que Gill y Allen hacen de las suyas.

Cierra el lado A de la versión original británica, “Why Theory?”, uno de los más distintivos temas de GoF, especie de himno en el que King y Gill intercambian liderazgo vocal

Abre el lado B, “Cheeseburguer”, con una de esas letras críticas de King y Gill sobre el trabajo y el dinero, que es seguida por “The Republic”, en este caso con texto solo de King y un pegadizo coro.

Luego surge “In the Ditch”, quizá el tema más áspero, si cabe ese honor en medio de diez abrasivas demostraciones de rabiosa libertad. Notable el bajo y la guitarra enloquecida.

Uno cree a este punto que no es posible que Gang of Four aun tenga más canciones notables, pero surge “A Hole in the Wallet”, y luego la estrella del disco, “He’s Send in the Army”, clásico tema en el que King golpeaba una plancha metálica al tiempo que cantaba con furia y displicencia al mismo tiempo, mientras Gill rasgaba espasmódicamente su guitarra, y Allen y Burnham proporcionaban una poderosa rítmica.

Fue el tema escogido para cerrar muchos conciertos, como el de Madrid en 2019, uno de los últimos que ofreció Andy Gill antes de morir sorpresivamente comenzando 2020.

La reedición en CD incluye cinco temas más, entre los cuales está el esencial y potentísimo “To Hell With Poverty”, uno de los mas contagiosos latigazos rítmicos de Gang of Four.

Si el término clásico significa algo verdaderamente importante, debe aplicarse a Solid Gold, un clasicazo del sonido post punk que no solo no envejece sino que suena rejuvenecido incluso al lado de bandas más jóvenes que se han nutrido de el.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Gang of Four, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de Gang of Four en España

Productos de Gang of Four en Estados Unidos