Inicio Archivo discografico Jarvis: la vida de Jarvis Cocker después de Pulp

Jarvis: la vida de Jarvis Cocker después de Pulp

69
Jarvis Cocker Jarvis

El 13 de noviembre de 2006 el talentoso músico inglés hizo su gran debut como solista cinco años después del último disco de Pulp

Jarvis Cocker
Jarvis

Rough Trade. 2006. Inglaterra

Tras una exitosa carrera de casi 20 años al frente de la agrupación Pulp, con las que nos regaló algunos de los más memorables discos de los años 90, el carismático y estrafalario dandy inglés Jarvis Cocker volvió como solista en noviembre de 2006.

Cinco años habían pasado desde la edición de We Love Life (2001), hasta ahora el último vestigio de Pulp y tres de A Heavy Nite With (2003) de Relaxed Muscle, un divertimento electro-pop hecho con el psedónimo de Darren Spooner.

Durante ese lustro Cocker dirigió videoclips para Aphex Twin, Nightmares on Wax y Polyphonic Spree, compuso canciones para Nancy Sinatra, The Lovers y Marianne Faithful, co-escribió temas junto a Neil Hannon (The Divine Comedy) y el dúo francés Air.

También colaboró en varios discos tributos, entre ellos los de Leonard Cohen y Serge Gainsbourg. Además, contribuyó con varias bandas sonoras como la de “Harry Potter and The Goblet of Fire”, a la que aportó tres canciones y una breve aparición con una banda conformada por miembros de Radiohead, Pulp, Add N to X y Relaxed Muscle.




A Jarvis, el éxito le tardó en llegar. Aunque su carrera junto a Pulp comenzó en 1983 con It, no fue hasta la aparición del compilado de singles Intro (1993) cuando el grupo pudo finalmente despegar.

Enseguida vino el éxito de His’n Hers (1994), con su temática sexual. Pero fue Different Class (1995), una perfecta mezcla de pop bailable, épicas baladas, libidinosas y sensuales interpretaciones vocales y melodías cargadas de romanticismo, el que hizo de Pulp una de las bandas claves de los 90 y convirtió a Cocker en un verdadero rock-star.

La estela duró varios años, hasta que la propia banda se encargó de relevar el impacto con This Is Hardcore (1998), otro trabajo de gran repercusión.

Con Jarvis (2006), su autor no se deslindaba del pasado aunque tampoco bebía en exceso de él. No hay en este disco ejercicios de auto complacencia. Es más bien el reflejo de un artista cuarentón mudado a París y con un hijo recién llegado, más reflexivo y consciente, ya sin la necesidad de ser el centro de atracción de una banda.

Así, nos pasea por todas sus obsesiones y preocupaciones. “Dont Let Him Waste Your Time” es una reflexión sobre el paso del tiempo.

Black Magic”, trabajada sobre un sampler de la famosa “Crimson and Clover”, es una soberbia pieza.




La seguidilla de “Heavy Weather”, “I Will Kill Again” y “Baby Is Coming Back” desarma y conmueve al extremo. Nadie como Jarvis Cocker para remover emociones.

La hipnosis se trastoca con “Fat Children”, uno de los temas con mayor pegada, un rock poco usual en él pero que funciona.

En “From Auschwitz to Ipswich” aflora la preocupación por el terrorismo, mientras en “Running the World” ataca directo a presidentes del mundo.

Quedaba clara la sincera preocupación por ciertos males que aquejaban y siguen aquejando al mundo, la apatía y resignación de muchos, la bancarrota moral y el engaño de dirigentes, sin olvidar los temas sobre el amor y el desamor.

La recta final del disco no tiene desperdicio, todas con un toque de nostalgia, comenzando por “Disney Time” y “Tonite”, y terminando con el maravilloso chamber pop “Big Julie” y el tema de aroma acústico “Quantum Theory




Acompañaron a Cocker el gran cantautor Richard Hawley -también de Sheffield- en guitarras, el bajista Steve Mack (el único de Pulp) y Ross Orton en la batería, además de una serie de músicos invitados como el percusionista Alasdair Malloy, el teclista Graham Suttton (de Bark Psychosis) y Phillip Sheppard en arreglos de cuerdas y coros.

Un amplio equipo técnico repartido por cuatro estudios (Yellow Arch y K.P.I. en Sheffield, Les Studios de la Seine en París y Angel en Londres) con Graham Sutton, Robbie Nelson y Phil Brown como ingenieros principales de grabación, contribuyó al cálido sonido del disco.

Aquella portada diseñada por The Designers Republic y el propio Cocker, con fotografía de Serge Leblon sobre fondo gris verdoso, nos presentaba a Jarvis caminando con una flecha dirigida hacía él.

Sin duda, el inglés continuaba al tope de sus habilidades como escritor y cantante.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Jarvis Cocker, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias