Inicio Archivo discografico Kiss y el emblemático álbum debut que sentó las bases

Kiss y el emblemático álbum debut que sentó las bases

115
Kiss debut

En febrero de 1974 la inconfundible banda neoyorquina irrumpía con su primer álbum y su distintiva imagen ligada con el mundo de los comics

Kiss
Kiss

Casablanca. 1974. EE UU

Existen agrupaciones que se convierten en estrellas apenas publican su primer trabajo, pero en el caso de Kiss, la banda tuvo que esperar hasta la publicación de su cuarto disco Alive! en 1975 para obtener tal estatus en los Estados Unidos.

Sin embargo, hoy en día su primer álbum es catalogado como uno de los mejores del grupo y la mayoría de sus canciones han perdurado a través del tiempo. Si bien Kiss siguió en sus comienzos la imagen adoptada por bandas como los New York Dolls y Harlots of 42nd Street, musicalmente presentaban cierta similitud con el glam rock de grupos ya establecidos como Alice Cooper y los ingleses Slade.

Después de presentarse de manera intermitente en diversos locales de Nueva York desde enero de 1973, la imagen de Kiss fue evolucionando y paulatinamente fue abandonando el estilo de los New York Dolls hasta que los cuatro integrantes definieron de manera definitiva sus alter-egos respectivos, presentándose el bajista Gene Simmons como un demonio, el guitarrista Paul Stanley en su papel de estrella de rock, el baterista Peter Criss como un gato y el guitarrista Ace Frehley como un hombre del espacio.

Una vez que su nuevo manager (Bill Aucoin) lograra conseguir un contrato de grabación con la empresa Casablanca Records, el grupo se encerró en los Bell Sound Studios de Nueva York para registrar su primer álbum durante octubre de 1973, según lo señala las notas incluidas en la contraportada del disco, aunque varios autores señalan que la grabación se efectuó en noviembre de 1973.

La producción corrió por cuenta de Kenny Kerner (1948-2014) y Richie Wise, quienes habían trabajado anteriormente con Dust (la banda en la que debutó Marky Ramone) y Gladys Knight & The Pips, entre otros; teniendo a Warren Dewey como ingeniero de sonido.

Ha existido cierta discrepancia en cuanto a la fecha de publicación del primer disco de Kiss, ya que muchos señalan que la misma ocurrió el 18 de febrero de 1974, en cuanto otros manifiestan que fue el 21 de febrero de 1974; pero los archivos de la Librería del Congreso de los Estados Unidos han verificado que dicha publicación ocurrió el 08 de febrero de 1974, tal como lo señalan los libros “Kiss Alive Forever” y la biografía oficial “Kiss Behind The Mask”.

El disco comienza con un dinámico rock and roll titulado “Strutter”, escrita por Paul Stanley y Gene Simmons, cuya descarga de guitarras se puede escuchar después de una breve introducción por parte del baterista.

El grupo va conduciendo un ritmo uniforme, siendo contrapunteados (en el canal derecho) por la guitarra de Frehley, quien luego ejecuta un emotivo solo en la parte intermedia.

Las letras se refieren a una hermosa chica que pretende que todos piensen que efectivamente es atractiva, aunque ella no tenga sentimientos por alguien. La canción es cantada por Paul Stanley, siendo acompañado por Gene Simmons en los coros. Stanley llegó a declarar que las frases en donde canta que “ella usa su satén como una dama” y “ella consigue lo que quiere como una niña”, habían sido inspiradas por el tema “Just Like A Woman” de Bob Dylan, cuyas letras dicen que “ella sufre como una mujer, pero se derrumba como una niña pequeña”.

Strutter” había formado parte de una maqueta que la banda había grabado en marzo de 1973 bajo la dirección de Eddie Kramer, conocido por sus trabajos como ingeniero de sonido de Jimi Hendrix Experience y Led Zeppelin, entre otros.

Para ese entonces la duración del tema alcanzaba los cinco minutos, siendo reducida a un poco más de tres minutos en la edición final del álbum. La versión de la maqueta apareció de manera oficial en la caja recopilatoria de Kiss publicada en noviembre de 2001.

“Strutter”, uno de los grandes clásicos de Kiss, formaría parte de su repertorio en vivo durante gran parte de su carrera.

El segundo tema del disco es “Nothin’ To Lose”, composición de Gene Simmons cuyas letras, al igual que muchas de las canciones del bajista, describen una relación sexual en donde el protagonista domina totalmente la situación.

La canción se inicia con una introducción de guitarras y bajo, mientras que el cencerro de Criss va marcando el ritmo, entrando después con la batería que sirve de señal para que Simmons inicie su vocalización, siendo acompañado por Stanley en diversos segmentos de la pieza.

Se destaca igualmente la participación vocal de Peter Criss mientras sus compañeros recitan el coro, con un piano sonando al fondo llevando un estilo boogie-woogie (no muy lejano a Marc Bolan & T.Rex) e interpretado por Bruce Foster (amigo del productor Richie Wise), quien sería el primer músico adicional acreditado en un disco de Kiss, junto a un tal “Bobby” (probablemente el roadie Bobby McAdams) que aplaude durante los coros.

Nothin’ To Lose” fue publicado como sencillo y sería interpretado en vivo durante los primeros años de la banda hasta 1977. Luego sería interpretado de manera esporádica a partir de los años noventa.

Con el sonido de unos acordes de guitarra ejecutados por Paul Stanley en el canal izquierdo, se inicia un tema de su autoría denominado “Firehouse”, uniéndosele luego el resto de la banda interpretando un rock de medio tiempo, con la voz de Stanley dominando, apoyado en ciertas partes por Simmons, quien también ejecuta unas interesantes notas con el bajo, junto a Ace Frehley efectuando un buen solo de guitarra y Peter Criss combinando su batería con el cencerro.

Las letras hablan de una chica que toma el control en una relación “incendiando el alma” de su pareja. Para hacerle honor al título de la canción, ésta termina con el sonido de una alarma y campanas de bomberos, efectuados por Eddie Solon (roadie de la banda), Marc Labow y Richie Wise, tal como se señala en la contraportada del álbum.

Firehouse” ha sido una constante en las presentaciones del grupo, en cuyo final Gene Simmons aprovecha para efectuar su truco de lanzar llamas por la boca.

Seguidamente escuchamos un tema escrito por Ace Frehley de nombre “Cold Gin”, cuyo comienzo está conformado por un riff de Frehley que define el estilo hard rock de la canción, seguido por el hi-hat de Criss y con el bajo de Simmons señalando la entrada de todo el grupo, acompañados por los gritos de Paul.

Siguen todos con un ritmo uniforme en donde se destaca la batería de Criss con el cencerro, hasta que entra la voz de Gene, quien nos canta acerca de las ventajas que puede traer el alcohol para revivir una relación de pareja.

Al momento en que se llega al puente de la canción, la banda ejecuta un movido ritmo (sugerido por Simmons) totalmente distinto al del principio para luego volver a la parte inicial, terminando el tema a la señal dada por la batería.

Cold Gin” también fue incluido en la maqueta grabada por Eddie Kramer y publicada también en la caja recopilatoria del 2001, presentando un extenso solo de guitarra por parte de Frehley y que se asemeja bastante a la versión presentada en el disco Alive! de 1975.

Por otro lado, la canción sería una constante en las presentaciones de Kiss hasta 1976, siendo reinstalada a partir de 1980 con Ace Frehley vocalizando el segundo verso. Incluso después que Frehley dejara al grupo, “Cold Gin” siguió formando parte del repertorio en vivo.

El primer lado del disco concluye con un tema escrito por Paul Stanley llamado “Let Me Know”, y tal como se ha documentado anteriormente, su título original era “Sunday Driver” la cual es famosa por ser la primera canción que Stanley le tocó a Gene Simmons cuando ambos se conocieron.

Con unas letras que revelan la intención del narrador en ser el chófer de su chica, la canción viene a ser un entretenido rock and roll que se inicia con la guitarra de Paul marcando el ritmo, seguido por los golpes de los tambores Peter, al que después se le suma Ace con su guitarra hasta que una nota del bajo de Gene sirve de preludio para que éste cante durante el primer verso, seguido por la voz de Paul en el segundo.

Luego interviene Ace con un solo de guitarra en la parte intermedia, volviendo a cantar Gene en el último verso y terminando la canción con Gene y Paul cantando acapella el título de la misma en un estilo semejante al género doo-wop.

De inmediato comienza una coda conformada por un solo de guitarra por parte de Ace, cuyo ritmo es seguido por todo el grupo hasta irse desvaneciendo en fade-out.

Let Me Know” sería interpretada en vivo durante las presentaciones de Kiss efectuadas entre 1973 y 1974; en cuanto al solo de la coda, el mismo serviría de vehículo para que Ace Frehley hiciera arder su guitarra, inicialmente después de interpretar “Watchin’ You”, tema incluido en la maqueta grabada con Eddie Kramer y publicado posteriormente en su segundo álbum; y que sería incluido al final de “She”, tal como lo atestigua el álbum Alive!.

El lado “B” se inicia con un tema que no apareció en el prensaje original del primer disco de Kiss.

Se trata de una versión de “Kissin’ Time”, el cual fue escrito originalmente en 1959 por Kal Mann y Bernie Lowe, para ser interpretado por el cantante americano Bobby Rydell en un estilo cercano al swing.

La canción fue grabada por Kiss en abril de 1974 por solicitud de Neil Bogart, presidente de Casablanca Records, quien deseaba acrecentar las ventas del álbum y ordenó publicar la canción como sencillo, siendo después incorporado en el segundo prensaje del álbum que se publicó en junio de 1974, apareciendo luego en todas las sucesivas reediciones.

Kissin’ Time”, cuyas letras fueron un poco alteradas con relación a la versión original por la banda y los productores, comienza con un ritmo marcado por el bajo y la batería, incorporándose seguidamente los guitarristas, para luego escuchar la voz de Paul Stanley nombrando distintas ciudades norteamericanas instando a sus habitantes a besarse.

Luego interviene Gene Simmons cantando sobre el mismo tópico, para entonces tener a todo el grupo cantando el coro, tomando Paul la voz en el siguiente verso.

Después del segundo coro interviene Ace con un característico solo de guitarra para darle paso a Peter Criss, quien nos canta el último verso; terminando el tema con los músicos repitiendo el coro hasta irse desvaneciendo.

Kissin’ Time” fue interpretada en vivo de manera esporádica entre mayo y junio de 1974.

Con una introducción de guitarra por parte de Paul Stanley, se inicia otro gran clásico de Kiss titulado “Deuce”, compuesta por Gene Simmons, en la cual éste canta unas letras en las que el narrador le pide a una chica que no subestime a su compañero.

El tema viene a ser un poderoso rock and roll, en donde Paul y Gene mantienen un movido ritmo, seguido por Peter Criss, quien demuestra su habilidad con la batería y el cencerro, con Ace Frehley descargando unos poderosos riffs a partir del segundo verso y luego toma protagonismo en la parte intermedia.

Después del último coro, volvemos a escuchar la guitarra de Paul repitiendo la melodía inicial, para después intervenir toda la banda con Ace brillando con su guitarra.

Deuce” es conocido por ser el tema ejecutado por el grupo cuando le hicieron la audición a Ace Frehley, cuyo resultado fue la incorporación del guitarrista a la banda. Frehley siempre ha manifestado que “Deuce” es su canción favorita de Kiss.

También formaría parte de la maqueta grabada por Eddie Kramer, la cual puede ser escuchada en la caja recopilatoria del 2001. “Deuce” sería la canción utilizada para abrir los conciertos del grupo hasta 1976, al igual que en la gira de reunión efectuada en 1996 y rara vez ha dejado de ser interpretada en giras posteriores.

Después de la descarga de “Deuce”, se baja el tempo con “Love Theme From Kiss”, uno de los pocos instrumentales grabados por el grupo y cuya autoría fue acreditada a sus cuatro integrantes.

La canción presenta un ritmo lento y algo monótono con la guitarra de Ace Frehley marcando su inicio junto a Peter Criss golpeando el cencerro, cuya batería entra conjuntamente al bajo de Gene Simmons, siendo seguidos de inmediato por la guitarra de Paul Stanley, encontrándose todo el grupo interpretando el tema al unísono.

El bajo de Simmons sirve como puente en distintas secciones del tema mientras la banda retoma el ritmo inicial, manifestando Simmons que se inspiró en John Entwistle, bajista de The Who, para tocar sus notas.

Love Theme From KISS”, cuyo título fue sugerido por el productor Richie Wise, tuvo su origen en un segmento instrumental de una canción llamada “Acrobat”, la cual era interpretaba por el grupo durante sus comienzos, siendo publicada una versión en vivo en la caja recopilatoria del 2001.

Con un cúmulo de notas efectuadas por Simmons con su bajo, seguido por el resto de la banda, se da inicio a “100,000 Years”, otra dinámica composición de Stanley y Simmons, en donde la poderosa voz de Paul nos cuenta la historia ficticia de un personaje que intenta disculparse con su chica, luego de haber estado lejos durante cien mil años.

Se destaca la gran destreza de Ace Frehley con su solo de guitarra, demostrando toda la influencia que Jimmy Page ha dejado en él, y escuchamos igualmente un breve pero poderoso solo de batería por parte de Peter Criss, que sería extendido considerablemente al momento de interpretarse la canción en vivo, por lo que recomiendo escuchar la versión incluida en el álbum Alive!.

Por otro lado, Gene Simmons aprovechaba la ocasión para escupir sangre al comienzo del tema, el cual permaneció dentro del setlist del grupo hasta 1976 y luego fue reincorporado a partir de 1996.

El disco termina con una gran pieza denominada “Black Diamond”, composición de Paul Stanley, cuyo comienzo da la impresión de ser una balada, y en la que la voz de Paul nos canta de manera delicada mientras toca una guitarra acústica de doce cuerdas (junto a Ace).

Cuando termina la estrofa interviene Peter Criss dando una señal con las baquetas, seguido por el grito de Paul que indica el momento en que el grupo descarga todo su arsenal, llevándonos al terreno del heavy metal con una gran ejecución del bajo y las guitarras, las cuales dominan buena parte del tema.

Ace sobresale con un gran solo, mientras que la voz de Peter Criss nos relata una historia relacionada con alguien que pasa penurias en las calles y quien no puede evitar que lo persiga la oscuridad; siendo acompañado por el resto de sus compañeros durante los coros.

Luego de concluir la parte principal de la canción, el golpe de los tambores de Peter nos lleva a una coda en donde se destaca el solo de Ace, mientras que Gene interpreta unas notas con su bajo y Paul sigue la melodía que escuchamos al principio, para después escuchar la batería marcando el final junto a unos repetitivos acordes por parte de los guitarristas, entrando luego un efecto en donde la grabación va disminuyendo paulatinamente de velocidad utilizando una tonalidad siniestra, hasta irse desvaneciendo muy lentamente con ciertos toques de la batería.

Black Diamond” fue grabada originalmente en la maqueta realizada junto a Kramer y también sería incluida durante casi todas las presentaciones de la banda durante toda su carrera, siendo utilizada generalmente como el tema de clausura en la primera parte del set.

La famosa fotografía de la portada fue efectuada por Joel Brodsky (1939-2007), famoso por sus portadas efectuadas a The Doors, los MC5 y The Stooges, entre otros.

En la misma se observa los rostros de los cuatro integrantes sobre un fondo oscuro, y se puede detallar que el maquillaje de los músicos no es tan sofisticado como lo sería próximamente.

Peter Criss presenta una imagen totalmente distinta a como estaba acostumbrado a presentarse, ello se debió a que éste permitió que un maquillador profesional trabajara en su rostro.

Por su parte, Ace Frehley agregó unas mechas plateadas en su cabello las cuales no volvería a usar jamás. Gene Simmons declaró que Brodsky pretendía fotografiar al grupo con unos globos de colores al pensar que Kiss era un grupo de payasos, por lo que tuvieron que explicarle que ellos eran una banda de rock.

Años después, el fotógrafo afirmó que lo de los globos no era cierto.

Confirmando la gran importancia que este primer álbum significó para Kiss, los temas “Deuce”, “Strutter”, “Firehouse”, “Cold Gin”, “100,000 Years” y “Black Diamond” fueron incluidos dentro del setlist de la gira que reunió a los integrantes originales en 1996, agregándose posteriormente la canción “Nothin’ To Lose”.

Hasta los momentos sigue siendo uno de mis discos favoritos del grupo.

Para efectuar esta reseña consulté los libros “Kisstory” por Jeff Kitts y Ken Sharp; “Kiss and Make-Up” por Gene Simmons; “Kiss Alive Forever” por Curt Gooch y Jeff Suhs; “Kiss Behind The Mask” por David Leaf y Ken Sharp; “Kiss Hotter Than Hell” por Paul Elliott y las notas incluidas en la caja recopilatoria de Kiss publicada en noviembre de 2001.

Rafael Coutinho


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Kiss, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de Kiss en España

Productos de Kiss en Estados Unidos