Inicio Archivo discografico 2112: el trampolín hacia la gloria de Rush

2112: el trampolín hacia la gloria de Rush

106
Rush 2112

El 1 de abril de 1976 el legendario trío canadiense publicó su cuarto álbum, con el cual finalmente comenzaron a escalar hacia el éxito

Rush
2112

Anthem / Mercury. 1976. Canadá

Al final de la gira del anterior disco, Caress of Steel (1975), el trío canadiense se encontraba al filo de la navaja. El disco había tenido una tibia acogida y los conciertos no convocaron la cantidad de público que esperaban. Quizá la estructura con canciones largas que difícilmente podían sonar en programación regular de las radios incidió en que muchos no le prestaran atención.

El sello Mercury, sin embargo, decidió darle una última oportunidad a Rush. Así, en febrero de 1976, Alex Lifeson, Geddy Lee y Neil Peart, junto a su productor Terry Brown, pasaron el mes completo en los Toronto Sound Studios, grabando su cuarto disco.

Neil Peart había escrito las letras durante la gira de 1975 y Lifeson y Lee fueron creando la música en esos meses. La orientación hacia el rock progresivo se hizo más patente aún, en especial en la majestuosa suite de 20 minutos y medio que da nombre al disco, la cual ocupa el lado A al completo.

Los tres convinieron en grabar de la manera más sencilla posible, con pocas adiciones posteriores, con la idea de poder recrearlo en concierto sin dificultades.




2112” se subdivide en siete partes, con la primera (“Overture”) y la última (“Grand Finale”) siendo instrumentales, con contribución del músico canadiense y diseñador de muchas de las portadas del grupo, Hugh Syme, en el famoso sintetizador Arp Odyssey con un efecto delay Echoplex.

Overture” en particular posee una reminiscencia de “1812 Overture” de Pyotr Tchaikovsky.

El texto escrito por Peart es una historia se ciencia ficción basada en la novela distópica de 1937, “Anthem” del novelista judío-americano -nacido en Rusia- Ayn Rand, creador de la filosofía del Objetivismo de la cual Neil era seguidor y que sostiene que la realidad existe independientemente de la conciencia ya que el ser humano tiene contacto con la realidad a través del sentido de la percepción, un proceso en el cual interviene la lógica inductiva.

Fue quizá el primero de los textos de Peart en donde esa influencia filosófica se hizo realmente notable.

La historia se desarrolla en la ficticia ciudad Megadon en el año 2112, donde el individualismo y la creatividad están prohibidos y la población controlada por una camarilla de sacerdotes malévolos que residen en los Templos de Syrinx.

Una guerra en toda la galaxia resultó en que los planetas se unieran por la fuerza a la Federación Solar (simbolizada por la “Estrella Roja” que se muestra en el arte de la portada). Para 2112, el mundo está controlado por sacerdotes que reciben órdenes de bancos gigantescos de computadoras dentro del templo.

La música es desconocida en este mundo sin creatividad e individualidad, pero un hombre sin nombre encuentra una guitarra golpeada dentro de una cueva y redescubre el arte perdido de la música.

Así transcurren las partes 2 y 3 (“The Temples of Syrinx” y “Discovery”), está última de carácter acústico en la línea del Yes más pastoral.

De repente arranca “Presentation”, coincidiendo con el momento en que el hombre lleva la guitarra a los sacerdotes en el templo, quienes proceden con rabia a destruirla y desterrarla. Musicalmente transcurren casi cuatro minutos en que se pasa de lo gentil a lo rabioso, con un bajo que no oculta las influencias de Chris Squire.

El tema vuelve a la calma en “Oracle: The Dream”, durante el cual el hombre sueña con un nuevo planeta, fundado al mismo tiempo que la Federación Solar, donde viven personas creativas. Se despierta deprimido en “Soliloquy” porque la música es parte de tal civilización de la que nunca podrá ser parte, y se suicida.




A diferencia de la primera cara del LP, la segunda está compuesta por cinco temas alejados del concepto de la historia de “2112”, más en la linea hardrockera que había desarrollado Rush hasta el momento.

El primero de ellos es “A Passage To Bangkok”, un tema sobre la marihuana y los lugares donde mejor crece. Por ello aparecen mencionadas Bogotá, Acapulco, Marruecos, Katmandu y por supuesto, Bangkok.

The Twilight Zone”, una canción concebida a última hora, está inspirada en las historias contadas por Rod Serling en la serie de televisión del mismo nombre. Es un tema con gran trabajo de guitarra de Lifeson, quien utiliza en el disco principalmente una eléctrica Gibson ES-335 y en menor medida una Gibson Les Paul, mientras que para los pasajes acústicos una Gibson B-45.

De modo que la sonoridad de 2112 está ligada totalmente a la marca Gibson.

Lessons” es una de los pocos temas de Rush compuesto en solitario por Lifeson, el cual es producto de la espontaneidad. Alex combina los riffs eléctricos y acústicos, con pequeños pero poderosos solos que en algo recuerdan a Alvin Lee de Ten Years After.

Los dos últimos temas son compuestos por Lee, comenzando por la estupenda balada romántica “Tears”, incorporando por primera vez el famosísimo Mellotron, teclado que utilizaron la mayoría de las bandas progresivas, sinfónicas y también electrónicas en los 70. Fue ejecutado por Syme, con Lifeson tocando la acústica.

El tema final, “Something for Nothing”, fue inspirado por un graffiti que vieron en Los Angeles cuando se dirigían a tocar en el Shrine Auditorium, y que decía “Freedom isn’t free” (La libertad no es gratis).

Si bien la larga historia de Rush estaba por arrojar una seguidilla de imprescindibles obras como Farewell to Kings (1977), Hemispheres (1978), Permanent Waves (1980),  Moving Pictures y Signals (1982) sin duda 2112 sigue manteniendo su encanto y la importancia de ser el álbum que hizo despegar finalmente al grupo.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Rush, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Rush en España

Estados Unidos

Productos de Rush en Estados Unidos