Inicio Archivo discografico Fireball: la expansión creativa de Deep Purple

Fireball: la expansión creativa de Deep Purple

246
Deep Purple Fireball

El 9 de julio de 1971, la banda inglesa se posicionaba en el tope de las carteleras con su quinta placa discográfica, representando el inicio de nuevas posibilidades creativas

Deep Purple
Fireball

Harvest Records. 1971. Inglaterra

 
Deep Purple pertenece a lo que muchos llaman “La profana trinidad”, tríada que completan Black Sabbath y Led Zeppelin y que  representa además el semillero de lo que hoy conocemos como “heavy metal”.

Deep Purple se erige también como la única sobreviviente del mencionado trío, hoy propulsada por el baterista Ian Paice, el bajista Roger Glover, el vocalista Ian Gillan, el teclista Don Airey y muy especialmente el virtuoso guitarrista Steve Morse (Dixie Dregs).

Este álbum que hoy celebramos es el primero de la banda en llegar a la cúspide de la popularidad y es también el punto medio de dos magnas obras Deep Purple In Rock de 1970 y Machine Head de 1972.




Fireball es también el segundo disco con la segunda formación o “Mark II” que para entonces incluía a Ian Paice en la batería, Ritchie Blackmore en la guitarra, Roger Glover al bajo, Ian Gillan en la voz y los teclados de Jon Lord †. Esta encarnación, al menos para mí, es la más preciada. Tres de ellos forman parte de la encarnación actual (“Mark VIII”)

Con dos temas editados como sencillos, “Strange Kind of Woman”  y “Fireball”, nuestro celebrado disco se grabó en los estudios De Lane Lea, Olympic y The Hermitage, entre septiembre de 1970 y junio de 1971 bajo la producción de la propia banda y la audio ingeniería de Martin Birch † (Fleetwood Mac, Black Sabbath, Whitesanke), Lou Austin y Alan O’Duffy.

El repertorio lo conforman siete temas desplegados a lo largo de unos cuarenta minutos con la fuerza y el ímpetu que siempre han caracterizado a esta gloriosa agrupación que ha dejado momentos memorables en “When A Blindman Cries”, “Hush”, “Smoke On The Water”, “Kentucky Woman”, “Child In Time” y la explosiva “The Mule”, por citar algunas clásicas del grupo y del género.

Con los rostros de los miembros del grupo formando la cabeza de  lo que pareciera un cometa (una bola de fuego) como portada, Fireball inicia el set con el tema titulo. La pieza comienza con un cierto ruido seguido de la explosiva batería de Paice guiando el camino y el siempre histriónico Ian Gillan cantando: “La luz dorada sobre ti – me dice de donde eres – la magia de tus ojos hechiza todo lo que miras… “

La pieza es una de las más cortas de las siete que conforman el repertorio de la edición original. Paice, Lord y Blackmore sobresalen en este primer encuentro




Enseguida nos ofrecen “No No No”, una canción mid-tempo con interesantes matices donde la espectral guitarra de Ritchie nos llama la atención.

Ian nos dice, entre tantas cosas: “La gente dice que somos los culpables y yo digo no no no, es tan solo un juego”

Lord es esencial en esta excelente pieza que le abre espacio al clásico “Demon’s Eye”, la tercera canción del disco, una de esas relaciones amorosas que culmina en malos términos.

No me importa lo que digas / nunca te oí, nena / nunca lo hice / no me importa lo que hagas / mientras nada tenga que ver contigo y conmigo… “

Lord da las primeras notas de este pesado final amoroso lleno de sorpresas.

El primer lado de nuestro festejado vinilo culmina con “Anyone’s Daughter” en la que piano y guitarra juguetean inicialmente, formando frases en un estilo country con un Gillan controlado contándonos: “Estuve bajo la ventana de tu dormitorio / arrojé un ladrillo y nadie salió / así que arrojé otro / ese era el truco / tu papi vino y golpeó mi cabeza / dijo, qué clase de hombre es éste merodeando por donde está mi hija”

La pieza tiene rasgos de una canción de alguna banda sonora de un buen “western”




El lado B del vinilo abre con la célebre “The Mule”, en la cual el gran protagonista es Ian Paice. Con una pequeña dosis de psicodelia, también Blackmore libera sus demonios para demostrarnos por qué es una de las figuras claves del rock pesado.

Lord inicia con cierta discreción, pero va decantando en un “crescendo” como un telúrico elemento que redondea la emblemática pieza, recordada por su venerable versión en el excelente álbum en directo Made In Japan (1972) con Paice desatando toda su furia, transformando la pieza de cinco a nueve minutos en una agitada y estruendosa descarga que figura entre los más apoteósicos solos de batería jamás escuchados.

Gillan nos cuenta en sus versos: “Nadie ve lo que haces / porque estoy delante de ti / pero tú me enloqueces todo el tiempo / metiendo el mal en mi cabeza / solía cantar y orar / vivir mi vida descuidado me ha hecho ahora un tonto / porque le he hecho caso a la mula.

“Fools” y “No One Came” cierran el repertorio.

La primera de ellas, la más extensa del álbum con casi nueve minutos de duración y con una lírica que roza lo existencial, nos dice: “Puede haber mal en todo lo que veo, está en mi cerebro / no comprendes el dolor que siento / debo vivir de nuevo…”

La composición contrasta un poco con el repertorio por sus espaciados momentos, pero Deep Purple siempre nos sorprende y acá Blackmore juega un poco con el volumen mientras Paice le marca el tempo.

La canción es una clara experimentación donde todos en mayor o menor grado participan antes de abrirle paso “No One Came”, en cuyos primeros versos Ian Gillan nos cuenta: “Tal vez sea porque estoy empezando / que creo no tardará mucho / tal vez sea porque te veo reír / que no has entendido / tal vez sea como Robin Hood / un forajido vestido de verde…”

Lord y Gillan van de la mano hasta poner la guinda de este álbum clásico.




La edición norteamericana que se publicó primero el 9 de julio de 1971 contó con “Strange Kind of Woman”, mientras que la británica -fiel a la tradición que los singles se dejaban fuera de los LPs, tuvo en su lugar a “Demon’s Eye”. Ambos son temas esenciales.

Sin duda, Fireball es uno de los trabajos más sólidos del quinteto inglés y una de las obras esenciales en la historia del rock.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Deep Purple, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de Deep Purple en España

Musica de Deep Purple en Estados Unidos