Inicio Archivo discografico Pompeii: el cierre de la etapa prog de Triumvirat

Pompeii: el cierre de la etapa prog de Triumvirat

232
New Triumvirat Pompeii

La agrupación alemana con el teclista Jürgen Fritz al frente, publicaba su último disco dentro de la onda prog y sinfónica

New Triumvirat
Pompeii

Capitol. 1977. Alemania

Uno de los grandes exponentes del rock progresivo alemán lo constituyó la banda Triumvirat, aunque nunca tuvo el prestigio o la popularidad de grupos ingleses como Yes, ELP, Pink Floyd o Jethro Tull.

Al escuchar discos como Mediterranean Tales (Across The Waters) de 1972, Illusions on a Double Dimple de 1974 o Spartacus de 1975, nos podemos dar cuenta que su propuesta musical no tenía nada que envidiarle a ninguno de sus contemporáneos.

Sin embargo, al momento de grabar Pompeii entre enero y julio de 1977, la banda había atravesado por diversos cambios en su alineación, quedando el teclista Hans-Jürgen Fritz como el único integrante original, lo que motivó a que éste optara por cambiar el nombre del grupo a New Triumvirat, aunque muchos comentan que este cambio de nombre fue para evitar conflictos legales con el baterista y letrista original Hans Bathelt quien había abandonado la banda el año anterior.

A pesar de ello, Jürgen Fritz nos entregó una obra (la cual se publicó con el nombre “New Triumvirat presents Pompeii”) que considero que está a la altura de su anterior producción, Old Loves Die Hard (1976)




Para este disco, Jürgen Fritz se hizo acompañar del vocalista inglés Barry Palmer, quien había ingresado a Triumvirat en 1976 para grabar el álbum Old Loves Dies Hard; para el bajo contaría con el músico alemán Dieter Petereit, con quien Fritz había colaborado en la grabación del disco You Won’t See Me del antiguo bajista de Triumvirat, Helmut Köllen (fallecido en 1977); y en la batería se encargó el músico alemán Curt Cress, proveniente de Passport, grupo de jazz fusión.

Participa igualmente una sección de metales, vientos y una coral, todos con arreglos y dirección de Jürgen Fritz.

Como el título del disco sugiere, se relata la historia de Pompeya entre los 17 años ocurridos desde el terremoto ocurrido el 5 febrero del año 62 a.d., hasta la erupción del Vesubio ocurrida en octubre del 79 a.d.

El tema de apertura lleva por nombre “The Earthquake 62 a.d.”, compuesto por Jürgen Fritz, que se inicia con el sonido del mar y las gaviotas, para desencadenar en unos teclados que recuerdan al Rick Wakeman más sinfónico, acompañado de la sección de metales.

Luego nos ofrecen un sonido semejante al Tarkus de Emerson, Lake & Palmer y posteriormente escuchamos a Barry Palmer (sin relación con Carl Palmer) recitar las primeras estrofas acompañado por una sección de coros, dándonos un sonido reminiscente a los Moody Blues para luego cantar el resto de la canción, una de las mejores del disco, y cuyas letras describen la indiferencia de los habitantes de Pompeya acerca del futuro de la ciudad después del terremoto.




Seguidamente escuchamos otra composición de Jürgen Fritz de nombre “Journey Of A Fallen Angel”, una balada introspectiva con base de piano y una sección de vientos cuya temática presenta cierto optimismo con respecto al futuro.

Por la forma de cantar de Barry Palmer, pienso que no hubiera estado fuera de lugar en un disco de Meat Loaf.

A ésta le sigue el instrumental “Viva Pompeii”, tema dinámico de jazz fusión con una buena sección rítmica entre el piano al estilo Wakeman, junto al bajo de Petereit y el excelente estilo de Curt Cress en la batería.

La composición del tema fue acreditada a Jürgen Fritz, Curt Cress y Dieter Petereit.

El primer lado del disco concluye con la canción “The Time Of Your Life…?”, compuesta por Jürgen Fritz junto a su esposa Sondra, quien canta junto a Palmer acerca de un aparente grupo de teatro que se presenta en la ciudad, y en donde obtenemos un sonido más cercano al pop en donde sobresale el piano y la sección de metales.

Al final del tema escuchamos el sonido del mar que suena al comienzo del disco.




El lado B del disco se inicia con “The Rich Man And The Carpenter” de Jürgen Fritz, tema que comienza con un piano lento derivando posteriormente en un rock de medio tiempo, llegando luego a una parte lenta muy al estilo de Genesis con una sección de coros como acompañamiento,

Luego desemboca en un ritmo que ya escuchamos en el tema “Viva Pompeii”, siendo esto algo que caracteriza a los discos conceptuales, el repetir ciertos pasajes instrumentales o vocales a lo largo del disco.

Sus letras parecen describir la diferencia existente entre ricos y pobres.

Le sigue el instrumental “Dance On The Vulcano” compuesto por Jürgen Fritz, con unos teclados en un ritmo bastante sinfónico en los que se destaca la labor de Fritz con el órgano Hammond.

Continúa el disco con el enérgico “Vesuvius 79 a.d.” también compuesto por Fritz, en donde se describe la destrucción de Pompeya y el cual comienza con una buena interpretación en la batería por parte de Curt Cress junto a una mezcla de sonidos de tipo electrónico por parte del teclista.

El tema incluye pasajes ya escuchados en “The Earthquake 62 a.d.”, recordando de nuevo al Tarkus de Emerson, Lake & Palmer.




El disco concluye con otra balada de Jürgen Fritz de nombre “The Hymn”, en la cual la voz de Palmer se hace acompañar de un piano introspectivo junto a la sección coral. La canción describe la calma existente después de la erupción del volcán. Dicho tema, al ser publicado como sencillo, sería el más exitoso de Triumvirat en Alemania.

Este álbum, cuya producción corrió por cuenta del teclista, resultó ser el último trabajo de Triumvirat en donde Jürgen Fritz ofreció sus mejores composiciones dedicadas al rock progresivo ya que en los dos discos posteriores Á La Carte (1978) y Russian Roulette (1980) se volcaría a un estilo totalmente dedicado al pop.

Tampoco los músicos que trabajaron en Pompeii permanecerían en la banda. Barry Palmer, luego de participar en dos temas del álbum Á La Carte, se dedicaría a su carrera como solista y en los años ochenta grabaría junto a Mike Oldfield.

Dieter Petereit pasaría a tocar en varios discos de Passport y grabó junto a Meat Loaf en los años 80. El baterista Curt Cress trabajaría en los años siguientes como músico de sesión, apareciendo junto a Freddie Mercury en el álbum Mr. Bad Guy de 1985; junto a Saga en los discos Wildest Dreams de 1987 y The Beginner’s Guide To Throwing Shapes de 1989; y junto a los Scorpions en el álbum Pure Instinct de 1996, entre otros.

En cuanto al teclista Jürgen Fritz, éste le daría fin a Triumvirat en 1980, luego de su fallida intención de convertirla en una banda pop y posteriormente se encargaría de la producción de bandas sonoras para películas de origen alemán.

Pompeii es un disco que recomiendo altamente por su gran calidad compositiva, en el que todavía se puede escuchar lo mejor de Triumvirat como banda de rock progresivo.

Rafael Coutinho


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Triumvirat, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias