Inicio Archivo discografico Tarkus: el brutal armadillo blindado de Emerson Lake & Palmer

Tarkus: el brutal armadillo blindado de Emerson Lake & Palmer

1509
Emerson Lake & Palmer

Emerson, Lake & Palmer
Tarkus

Island. 1971. Inglaterra

Desde la imagen creada por William Neal hasta el tema “Are You Ready, Eddy?” el álbum Tarkus es otra de las joyas musicales creadas durante esa prolífica década de los 70, donde obras como Birds de la banda holandesa Trace, el Concerto Grosso de los italianos New Trolls, Close to the Edge de Yes, Pawn Hearts de Van Der Graaf Generator, Foxtrot de Génesis y otras muchas propuestas igualmente arriesgadas eran señales liberadoras.

En 1971, ELP lanzó al mercado discográfico dos álbumes: Tarkus en junio y Pictures At An Exhibition en noviembre. Este último grabado en vivo y con un repertorio enteramente basado en la obra del ruso Modest Mussorgsky. Será Tarkus el que nos ocupe en esta oportunidad dado que es un repertorio enteramente original.

Tarkus posee todos los elementos de un álbum que ha desafiado exitosamente el paso del tiempo. Tres virtuosos destilando su potencial musical a través de composiciones bien definidas tanto a gran escala como breves canciones de temáticas diversas, en alguno casos sencillas pero elocuentes y hasta irrisorias.

El tema título abre el álbum con ¨Eruption”, la primera de los siete temas que conforman la suite. Keith Emerson (†) nos atrapa con sus teclados desde el primer momento y nos mantiene hechizados en esos intensos casi tres minutos hasta matizar con “Stones of Years” en la cual la profundidad de la voz de Greg Lake (†) nos pregunta si…

“¿El amanecer ha visto tus ojos alguna vez?

¿Te han hecho los días tan tonto?

Lo has notado, eres tú.”

En torno a cada fragmento vocal yace el magistral teclado de Keith y la explosiva batería de Carl Palmer. “Iconoclast” es el otro instrumental antes de “Mass” donde Lake nos dibuja personajes eclesiásticos antes de dejar nuevamente a Keith en “Manticore” y regresar en “Battlefield” para narrarnos:

“Limpia el campo de batalla y déjame ver

todo el beneficio de nuestra victoria.

Hablas de libertad, caen niños hambrientos

¿Eres sordo para oír el llamado del final de la temporada?”

Las letras de Lake revelan un elemento bélico llevado a lo existencial donde la culpa y la religiosidad, entre otras, se entrelazan. La estructura de la suite es perfecta en su forma, pasajes vocales entre cada desarrollo instrumental dentro de los cuales Carl, Greg y Keith evidencian su alto nivel musical.

La guitarra de Lake en “Battlefield” revela vestigios de la psicodelia antes de dejarnos con el último instrumental de la suite, “Aquatarkus” donde el trío retoma el tema inicial dando así un claro sentido de estructura en el mejor lenguaje neoclásico.

El lado B inicia con “Jeremy Bender” en el que Keith destaca con su piano a lo honky tonk (piano al estilo de bar sureño) que ELP usara en su siguiente álbum, Trilogy, en the “The Sheriff”. Lake narra la historia de Jeremy, un pervertido holgazán.

Esa sonoridad de pianola sería una de las más distintivas del lenguaje musical de Keith Emerson a lo largo de la historia del trío. “Bitches Crystal” es el siguiente tema en el que Emerson destaca una vez más con esas frases a modo de fuga que también caracterizaron al estilo de la banda.

En este tema la letra de Lake habla de hechizos, locura, rituales y poderes místicos todo envuelto en un caos espiritual. La voz de Greg es poderosa y cargada de un ligero histrionismo. Keith hilvana frases con las estrofas a modo de contrapunto. El tema culmina con ese sonido de pianola, una vez más.

La influencia de Johann Sebastian Bach es ampliamente evidenciada en “The Only Way (Hymn)” donde Lake nos lleva de nuevo a predios sacros al tiempo que alude al holocausto y nos pide creer en la raza humana.

El tema no da tiempo para separar éste del siguiente, “Infinite Space (Conclusion)” el el que una vez más Keith desarrolla el tema al teclado apoyado en la virtuosa batería de Palmer pero más puntuado.

A Time and a Place” es la composición que sigue y donde Keith se apoya en la sonoridad del órgano Hammond y el Moog. Greg Lake nos habla de “un lugar y tiempo que nadie puede seguir… Algún lugar, una colina donde todo está en calma y donde sólo se derrama el agua de lluvia.

El final, “Are You Ready, Eddy?” es una alusión al ingeniero de sonido, Eddy Offord y un tema que pareciera ser una necesaria composición para llenar los cuarenta y tantos minutos que ocupaban el vinilo.

Es un tema inconexo donde el trío despliega un poco de rock ´n´roll con insertos de breves frases que evocan lo militar y otros elementos en lo que pudiera ser un final ‘cheek in tongue’, tan característico en el humor británico.

Tarkus es un álbum esencial que recomiendo tener en todas sus versiones, en especial la remezclada por ese genial músico que es Steven Wilson. Además de otras atractivas sorpresas.

Si bien no es tan coherente como Brian Salad Surgery, ciertamente es un paso adelante en la evolución de este trío que ya no podremos disfrutar en vivo pues Keith y Greg ya no están entre nosotros. Gracias a Dios, la música queda por siempre…

Leonardo Bigott

tarkus

 

 

Emerson Lake & Palmer