Inicio Archivo discografico Santana III: el cierre de una imprescindible trilogía

Santana III: el cierre de una imprescindible trilogía

187
Santana III

Luego de la telúrica presentación en el recordado Woodstock Festival, el grupo de Carlos Santana cerraba una etapa inolvidable con éste gran tercer vinilo

Santana
Santana III

Columbia Records. 1971. EE UU

 
A mediados de los 60, en la culturalmente fértil ciudad de San Francisco, California, un guitarrista mexicano-estadounidense emergía con una gran fuerza creativa.

Ideólogo de un concepto musical con un notorio acento latino, Carlos Santana logró reunir a un grupo de talentosos amigos que incluía al teclista Gregg Rolie, al joven baterista Michael Shrieve, al bajista David Brown, y a los percusionistas Michael Carabello, José “Chepito” Areas y un olvidado Marcus “Magnificent” Malone, quien décadas después, fue rescatado de la indigencia por el mismo Carlos Santana gracias a un periodista con quien el percusionista cruzó caminos hace algunos años.

Todos guiados por el genial guitarrista, quien con su mezcla de rock latino, jazz y blues se abría un ancho camino a la fama en pleno auge de la psicodelia.

Un golpe de suerte que resultó en pago a un favor, catapultó a la banda desde San Francisco hasta la granja de Max Yagur en Bethel, Nueva York, para ser parte de tres días de paz, música y amor, en el insuperable e histórico evento conocido como Festival de Woodstock, en el cual Santana protagonizó una de  las más memorables presentaciones con su tema “Soul Sacrifice”, que dos semanas después fue parte del álbum debut

Fue así como el mundo conoció el distintivo sonido de la guitarra de Santana quien influido por el húngaro Gábor Szabó adoptó ese tinte de “jazz gitano” con el “tumbao” latino que a lo largo de más de 50 años ha dejado una estela de exitosos temas como los instrumentales “Samba ´pa ti” y “Europa”, la pegadiza versión del tema del timbalero Tito Puente, “Oye Como Va”; el agitado “Everybody’s Everything” y “Supernatural”, éste último, tema título del consagrado disco de 1999.




A medio siglo de su lanzamiento, recordamos hoy a este disco esencial y representativo de la primera etapa de Santana que nos recibe con una galáctica portada de llamativos colores y “un hombre con la mano extendida” que estimula nuestra imaginación y abre espacio a “Batuka”, el primero de nueve temas.

El instrumental es una pieza provocadora y un verdadero tour d’ force para la sección rítmica con la guitarra de Carlos, desplegando un excelente solo.

La descarga de tres minutos abre espacio al primer sencillo del disco, “No One To Depend On”, tema con un reiterativo verso donde Carlos y sus chicos nos dicen, “no dependo de nadie”, adaptación de un bugalú de Willie Bobo llamado “Spanish Grease”.

Este tema es un punto alto del repertorio del cual Coke Escovedo es co-autor.

La primera tríada culmina con un interesante contraste en “Taboo”, tema compuesto por Gregg y “Chepito” con una guitarra “paneada” y el órgano de Gregg adornando parte de la composición.

Santana cierra el lado A con “Toussaint L’Overture” otra excelente descarga instrumental con un interesante diálogo entre órgano y guitarra con una sección rítmica desbordada y algunas vocalizaciones que sirven más como otro instrumento.

Carlos se exhibe a sus anchas sin limitaciones.




Otro encumbrado tema que marcó época es “Everybody’s Everything” donde los súpermetales de la emblemática Tower of Power llenan de colores esta alegre pieza en la que nada sobra y nada falta.

¿Y qué latino no quiere echar un pié con otra pegadiza y rítmica melodía titulada “Guajira”? Compuesta por Areas, Brown y Rico Reyes, destacan en ella la trompeta y la guitarra, mientras los muchachos de Santana nos invitan a bailar “Vámonos guajira, vamos a bailar…”

El set sigue con otro atractivo instrumental, “Jungle Strut”, en el que vuelven a destacar Carlos y Gregg.

No necesito palabras y pido dejarte llevar por el instinto musical donde entre otras cosas encontramos un “doble lead guitar”. La pieza pertenece a Eugene Amons†, reconocido saxofonista tenor.




La melodiosa “Everything Is Coming Our Way” y la rítmica “Para Los Rumberos” dan fin al repertorio de esta esencial obra.

La primera con un Gregg Rolie en primer plano y con unos sutiles cambios. La segunda, lo dice todo, con una excelente rítmica donde Carabello y Carlos son invitados a descargar.

Luis Gasca es el trompetista que escuchamos en este gran final.

Referenciado como III o Santana III para diferenciarlo del primero, este histórico disco pasaría a ser llamado también Hombre con una mano extendida, palabras que bien describen la impactante portada presumiblemente de Mati Klarwein quien hizo la del disco Abraxas y que por titulo lleva Anunciación.

No puedo pasar por alto a un, entonces, joven guitarrista y productor, hoy considerado entre los más notables del rock, Neal Schon quien contribuyó con sus solos para este estupendo disco grabado en Columbia Studios de San Francisco y lanzado un día como hoy en estéreo y cuadrafónico.

El line-up de este exitoso vinilo se reunió por última vez en 2016, intentando revivir aquél tercer disco tras el cual Santana comenzaría a experimentar con el jazz y otras músicas.

La experiencia de tener un No.1 hit se repetiría en 1999 con la publicación de Supernatural.




A la fecha el grupo se mantiene como uno de los más relevantes del rock y uno de los más famosos por ventas logradas con casi 50 millones solo en Estados Unidos y más de 100 millones en todo el mundo.

Inducida al Rock and Roll Hall of Fame en 1998, Santana se hizo acreedor de seis Grammy en 2000 además de tres Latin Grammy por Supernatural compartiendo ese honor con Michael Jackson†.

Para octubre se espera el lanzamiento del nuevo disco titulado Blessings and Miracles, convirtiéndose en la placa número 26 en estudio del celebrado músico.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Santana, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias