Inicio Archivo discografico L: el espiritual y colorido segundo disco solista de Steve Hillage

L: el espiritual y colorido segundo disco solista de Steve Hillage

88
Steve Hillage L

En julio de 1976, el ecléctico guitarrista Steve Hillage nos ofrecía su exitoso segundo álbum post Gong, seis piezas de atractivas texturas y colores

Steve Hillage
L

Virgin Records. 1976. Inglaterra

Steve Hillage es una de las figuras claves de aquel movimiento que se gestó a finales de los 60 en Canterbury, Kent, Inglaterra, y que pasaría a la historia como “la escena Canterbury”, un movimiento musical fascinante que sirvió de crisol para delinear un estilo donde el factor improvisación era una constante y en el cual se conjugaban elementos del rock, el jazz y la psicodelia.

De aquello resultó una identidad sonora plena de posibilidades expresivas que se convirtieron en un ente influyente y que tiene en las bandas Soft Machine y Caravan a sus dos primeras y más notables y representativas agrupaciones.

Steve Hillage dio sus primeros pasos junto a Dave Stewart, Mont Campbell y Clive Brooks en una banda de blues rock llamada Uriel que ya en 1968 se había desmembrado y cuyos integrantes, exceptuando a Hillage, formarían otra referente agrupación bajo el nombre de Egg que publicó tres discos comenzando los 70.




Hillage, es recordado como miembro de los grupos Khan y especialmente Gong, y ya en los 90 de su proyecto electrónico System 7, siempre ha estado en los campos de la experimentación, siendo además una fuerza influyente del género y más allá de él.

El célebre guitarrista tiene además una importante y altamente gratificante discografía de la cual celebramos el álbum L, el segundo de su carrera como solista, con el cual logró posicionarse en las top 10 de las carteleras inglesas.

Grabado en los estudios Secret Sound de Woodstock, Nueva York, bajo la audio ingeniería y producción del erudito líder de la banda Utopia, Todd Rundgren, nuestro celebrado disco, sucesor del gran Fish Rising (1975), es una obra de seis temas de los cuales la mitad son composiciones de Hillage (guitarra, voz, EMS VCS 3, ARP Pro Soloist, shehnai), quien se acompañó con un grupo de músicos de alto calibre que conformaban la vocalista Miquette Giraudy (Gong, System 7), el teclista Roger Powell (Utopia), el bajista Kasim Sulton (Utopia), John Wilcox en la batería, el excelso trompetista Don Cherry†, Larry Karush en el tablá y Sonia Malkine en el excéntrico hurdy-gurdy (zanfona), un instrumento mecánico de cuerdas accionado por una manivela.




El repertorio abre con una pieza que consume los primeros 6:35 del total de 45 y que lleva por nombre “Hurdy Gurdy Man”.

Compuesta por Donovan, el abrupto inicio tiene como protagonista al mencionado instrumento con una clara influencia india y un atractivo solo de guitarra.

Echado como una estrella a mi vasto sueño / abrí mis ojos y di un vistazo / para enterarme que andaba por el mar / ojeando con tranquilidad”, nos dice Steve

De inmediato, Hillage da continuidad a la atmósfera en “Hurdy Gurdy Glissando”, cuyas campanadas iniciales abren espacios amplios.

El tablá y el hurdy gurdy son protagonistas de este tema casi enteramente instrumental que nos transporta a un mundo de culturas milenarias guiadas por el hilo conductor de la guitarra de Hillage, el bajo de Sulton, la batería de Wilcox y los sintes de Powell.

Este caleidoscopio sonoro de temperamento meditativo es esencialmente espacial y nos induce a sentirnos en un viaje sin retorno. La pieza es la segunda más extensa del álbum con 9:03 de duración.

El primer lado lo cierra “Electrik Gypsies”, tema donde el guitarrista y compositor inglés nos seduce con un cuasi oscilante sonido y donde le escuchamos decir: “Este mundo está despertando en la revelación de la Nueva Era / nuestros espíritus están respondiendo al crecimiento de la vibración”

“Om Nama Shivaya” con letra de Uma Nanda y música de Kesar Singh Narula, abre el segundo lado del disco y se erige como un mantra que ocupa la más corta instancia del envolvente repertorio del álbum.




El álbum continúa con una suite de 12 minutos que lleva por titulo “Lunar Musick Suite” y que da inicio de un modo abrupto que perturba el sosiego que nos había traído el tema anterior.

Hillage lidera el camino con su guitarra, armando un tramado de frases cuya dinámica se va desacelerando antes de entrar en la  segunda parte donde un sonido más dilatado se nos revela. Don Cherry despliega su talento hacia la mitad de la pieza con Hillage actuando como un precursor del “shredding” (un estilo rápido e intrincado de tocar la guitarra) que más adelante, en la parte vocal, nos dice: “Canta el sol lo que quiere que todos sepamos / que sale detrás del mar lunar / como si fuese un mandato / hemos explorado el circuito infinito”

“It’s All Too Much” culmina este interesante álbum que comienza, una vez más, con un estallido y un sonido vibratorio.

Se aprecia también un ruido latoso y una magia que nos es familiar, pues el tema es una composición de George Harrisonperteneciente al álbum Yellow Submarine de The Beatles del año 1969 y que es alegórico a la ideología detrás del recordado Summer of Love, aquel fenómeno social de 1967.

L es el álbum predecesor de Motivation Radio de 1977 álbum que a su vez antecede a Green de 1978 y que conforman una trilogía altamente atractiva que ha hecho de Steve Hillage materia necesaria para quienes aún buscan música que hurgue las fibras más profundas de nuestro ser.

Hillage permanece activo en el presente con su más reciente disco publicado en 2019 con material en vivo grabado en concierto al que ha llamado The Golden Vibe. 

Y aunque no está del todo claro qué motivó a Steve Hillage nombrar L a este disco, podría especularse que su origen está en el intercambio de cartas con Rundgren (Letter) que es el génesis del álbum tal cual lo conocemos.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Steve Hillage, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias