Inicio Archivo discografico Raw Power: el potente e influyente tercer disco de The Stooges

Raw Power: el potente e influyente tercer disco de The Stooges

The Stooges Raw Power

El 7 de febrero de 1973 fue publicado el popular tercer álbum de la banda de Detroit comandada por Iggy Pop, un álbum punk antes del punk

The Stooges
Raw Power 

Columbia. 1973. EE.UU.

Entre el allá y el entonces, y el aquí y el ahora, el corrosivo y descarnado rockero Iggy Pop (James Osterberg) declaraba que su sonido estaba inspirado en aquel de las ruidosas fábricas de autos en Detroit, Michigan.

Metálico, abrasivo, explosivo y, sobre todo, cargado de una sobredosis de energía incontenible. Este “chiflado” grupo, comandado por Iggy bajo el nombre de Psychodelic Stooges, dio su “salto de fe” en Ann Harbor, Michigan, en 1967.

En aquellos días de formación, la banda la conformaban Iggy Pop (voz), Ron Ashenton† (guitarra), Scott Ashenton† (batería) y Dave Alexander (bajo), quienes pronto se convertirían en The Stooges y luego en Iggy & The Stooges, logrando vender algunas piezas y hacer puestas escénicas que involucraban actos de autoflagelación.

Desde 1967 hasta 2016, estos orates musicales tuvieron tres etapas con cambios importantes. El primero de esos cambios tuvo lugar tras la publicación de sus dos primeros álbumes: The Stooges (1969) y Fun House (1970), donde la banda sustituyó al bajista Dave Alexander por Ron Asheton quien dejaba la vacante de las seis cuerdas a James Williamson, guitarrista aliado a Iggy en la coautoría de los ocho temas de Raw Power, disco producido por David Bowie.

El repertorio inicia con “Search and Destroy”, el primero de dos sencillos contenidos en este disco que nos ofrece cuatro temas por lado.

El abridor nos dice: Maldita sea hola, hola hola, hola / Soy un guepardo que camina por la calle con el corazón lleno de napalm / Soy un hijo fugitivo de la bomba atómica nuclear / Soy un chico olvidado del mundo / El que busca y destruye / Cariño, tienes que ayudarme por favor Alguien tiene que salvar mi alma / Cariño, detona para mí, ¡ay!..”

La guitarra eléctrica es el hilo conductor entre los versos.

Seguidamente, la guitarra acústica entra en “Gimme Danger” con unos hermosos arpegios para que Iggy nos cante: “Dame peligro, pequeño extraño / Y contigo me siento a gusto / Dame peligro, pequeño extraño / Y sentiré tu enfermedad…”

Le sigue un explosivo rock llamado “Your Pretty Face Is Going To Hell”, cuyo leit motif es la prostitución. Éste es seguido de “Penetration” y que es interpretado con cierto apetito sexual al mismo tiempo que con un aire de misterio, detalle que emerge de lo que pareciera un vibráfono.

La segunda parte da inicio con “Raw Power”, el tema título de este hito musical. Canta Iggy: “Baila al ritmo / De los muertos vivientes / Pierde el sueño bebé / Y mantente alejado de la cama / El poder bruto seguramente llegará corriendo hacia ti…”

Le sigue en el repertorio “I Need Somebody”, tema pesado en slow tempo con guitarra arpegiada acompañando a la voz de Iggy quien nos canta: “Bueno, yo soy tu conductor loco / Cariño, estoy seguro de guiarte mal me muero en un cuento / Solo estoy viviendo para cantar esta canción de la misma manera, nena”

Luego de esa locura Iggy nos da un poco de rock and roll en “Shake Appeal”, con visos de Little Richard† y un peculiar riff a todo lo largo que le abre espacio a un solo de guitarra.

Llegamos al final con el mórbido “Death Trip”, en el cual Iggy exhibe su más histriónico temperamento y la guitarra libera toda su furia. Iggy culmina diciéndonos Sálvame” para librarse de una endiablada relación.

Volvamos a febrero de 1973 y revivir un álbum que ha sido influyente en una interminable lista de músicos que van desde su productor hasta Kurt Cobain†, Sex Pistols, The Smiths y muchísimos otros.

Leonardo Bigott     

Artículo anteriorVan Halen y su apoteósico debut
Artículo siguienteTyranny and Mutation: el gran hard rock psicodélico de Blue Öyster Cult