Inicio Archivo discografico Odelay: el inmortal cóctel sonoro de Beck

Odelay: el inmortal cóctel sonoro de Beck

245
Beck Odelay

El 18 de junio de 1996 el músico californiano publicó su paradigmático y exitoso quinto álbum, gran retrato de fin de siglo

Beck
Odelay

DGC. 1996. EE UU

Para un artista cuyo debut se convirtió en un himno generacional, no resultaba fácil poder mantener el mismo nivel de interés a través de los años y además conquistar nuevos espacios.

Beck Hanson lo ha logrado, siendo uno de los artistas que mejor ha sabido lidiar con su éxito precoz, circunstancia que muchas veces signa a muchos creadores impidiendo que superen un momento de particular aceptación para el cual no se encuentran preparados.

Desde la aparición de Mellow Gold (1994) que incluía su famosa canción “Loser”, se erigió como una de las figuras más atractivas, imaginativas y eclécticas del nuevo pop norteamericano, logrando que su música fuera aceptada en todo el planeta como una de las más genuinas fotografías del mundo musical contemporáneo.




Su imagen cándida contrastaba con la energía desplegada en escena y con los textos cargados de ironía y ácido sentido del humor. Aquel disco era un pastiche de delta-blues y rap hecho por un joven blanco. “Loser” le da la vuelta al mundo y se convierte en himno generacional debido a su fuerte carga de escepticismo: “Nena, soy un perdedor, ¿porque no me matas?”

Tras ese inusitado impacto, Beck se toma tiempo para preparar el siguiente paso y mientras preparaba el nuevo disco, se embarca en el tour Lollapalooza, el bizarro festival itinerante que durante varios años recorrió buena parte del territorio de Estados Unidos.

Con una calidoscópica mezcla de estilos que incluía folk, hip hop, psicodelia, blues, country, funk, indie rock, jazz, lounge, bozzanova, posrock y mucho pop, Beck confeccionó su siguiente disco, Odelay, un cóctel musical que definía de manera brillante el estado de la música de fin de siglo 20 y se convertiría en su trabajo más vendido y celebrado, con diversos premios Grammy y aclamación de crítica y público.

The Dust Brothers (Michael Simpson aka E.Z. Mike y John King aka King Gizmo) en la producción y composición compartida de muchos temas, fue sin duda la escogencia perfecta para acometer un trabajo de estas características.

El famoso trabajo de la pareja con el disco Paul’s Boutique de Beastie Boys, había llamado la atención de Beck por el brillante manejo de las técnicas de cut-and-paste y los samples.

Así, el disco llegó a las discotiendas el 18 de junio de 1996, con una ristra de singles que lo encumbraron (“Where It’s At”, “Devils Haircut”, “The New Pollution”) y le llevaron a ser nombrado Álbum del Año, Mejor Álbum de Música Alternativa y Mejor Performance de Rock Masculino por “Where It’s At”), así como a presentarse en diversos programas de la TV norteamericana.




Más de dos millones de unidades vendidas en el primer mes -en el momento álgido del formato CD- acallaron a los que habían pronosticado con “Loser” que Beck sería un “one hit wonder”.

El nombre escogido para el disco, Odelay, es una derivación de la popular expresión mexicana “órale”, que en inglés puede traducirse como “what’s up” y en otros países de Latinoamérica con su propias interjecciones como “épale”, “qué hubo”…Nueve años después, Beck volvería a utilizar otro título –Güero– relacionado con México.

No obstante, el músico Stephen Malkmus (Pavement) ha afirmado que el significado estaba relacionado con el largo tiempo que tomó hacer el disco (Oh Delay).

La extraña portada muestra a un perro de la poco común raza húngara Komondor realizando un gran salto, fotografía realizada por Joan Ludwig en 1977 para la revista especializada del American Kennel Club.

Sin duda, esa escogencia estaba relacionada con el nada usual contenido de Odelay, cuyo pistoletazo de partida lo da “Devils Haircut”, en cuyo vídeo Beck luce como un cowboy alienígena caminando por la ciudad con un “boombox”

No podía ser mejor el comienzo con este infeccioso ritmo

Continúa “Hotwax”, una especie de blues-funk rapeado que engancha de inmediato y en la que los Dust Brothers aportan mucho con el manejo de los turntables (tornamesas o tocadiscos).

Emerge sin pausa “Lord Only Knows”, un folk rock de medio tiempo con una maravillosa guitarra slide que la emparenta con el southern rock e incluso con Tom Petty

Aparece entonces la maravillosa “The New Pollution”, tema de singular groove, bailable, hedonista y setentero, con cierto aire psicodélico. El destacable saxo es sampleado

El estupendo vídeo, que hace referencias a Serge Gainsbourg, recibió las nominaciones Video of the Year, Best Alternative Video, Best Direction, Best Choreography y Best Art Direction en los Premios MTV de 1997, ganando las tres últimas categorías.

Derelict” es uno de los temas más experimentales, con una masa instrumental en la que se mezclan sintetetizadores, varias pistas de batería, samples de tabla, piano eléctrico, entre otros instrumentos, todos interpretados por Beck




Novacane” es otro tema de singular estructura. Coquetea con el hip hop de manera directa, pero introduce elementos del noise y una parte final delirante sobre una caja rítmica

Una de las piezas más delicadas del disco es “Jack-Ass”, basada en la versión del grupo norirlandés Them del clásico de Bob Dylan, “It’s All Over Now, Baby Blue”, del disco Them Again (1966)

Beck se encarga de guitarras, bajo, piano eléctrico, armónica y xílófono

Cuando el disco ha construido una especie de telaraña que nos atrapa irremediablemente, aparece uno de los platos fuertes: “Where It’s At”.

La canción combina el espíritu setentero -dado principalmente por el piano eléctrico y el sintetizador- con la realidad de 1995, cuando se compuso. El groove hiphopeado y la voz procesada son elementos distintivos.

El galardonado vídeo dirigido por Steve Hanft muestra a Beck en varias facetas, incluida su vestimenta a lo Captain Beefheart en las fotos de Trout Mask Replica.

El neurótico “Minus” es el tema más ligado con la escena del rock alternativo de aquellos años y es uno de los cuatro en  los que Joey Waronker se encarga de la batería

Sissynick” es otro de los singles extraídos de Odelay, con una línea de bajo que Dust Brothers sampleó de “A Part of Me” del grupo Country Funk. También hay líneas de órgano de “Life” de Sly and The Family Stone y una breve referencia al inicio de “The Moog and Me” de Dick Hyman




El trío de temas finales es muy interesante. “Readymade” combina un cadencioso ritmo de tempo medio con una guitarra bluesera y samples de saxos.

En “High 5 (Rock The Catskill)” inicialmente aflora un cierto aroma a samba, pero es rápidamente interrumpido por un ritmo hiphopeado y las voces procesadas y de cierta agresividad que conducen el tema hasta el final.

Ramshakle” -el tema más largo con siete minutos y medio- es un country folk ralentizado con un manejo vocal que contrasta con casi todo el disco y un soberbio contrabajo de Charlie Haden

Si nos dieran a escoger entre un puñado de discos que representen mejor a los música de los años 90 y al espíritu de fin de milenio, sin duda alguna Odelay sería uno de ellos. Además, cumple a la perfección con una característica fundamental de todo gran disco: su vigencia en el tiempo.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Beck, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de Beck en España

Musica de Beck en Estados Unidos