Inicio Archivo discografico Ship of Memories: la coherente colección de temas inéditos de Focus

Ship of Memories: la coherente colección de temas inéditos de Focus

158
Focus Ship of Memories

A mediados de 1976, un periodo de poca actividad en la historia de la banda abanderada del progrock holandés publicó su sexto disco con apetecibles temas inéditos.

Focus
Ship of Memories

Emi-Bovema Records. 1976. Holanda (Países Bajos)

 
Ship of Memories nace de una idea propuesta por un viejo amigo de la banda llamado Hubert Terheggen, quien sugirió al entonces productor de Focus, Mike Vernon, la publicación de una colección de nueve temas inéditos como el sucesor disco oficial de la banda, luego del tímido debut Focus Plays Focus, los exitosos Moving Waves y Focus 3, el gran disco en vivo Focus at The Rainbow, el afamado Hamburger Concerto, y un controversial Mother Focus publicados entre 1970 y 1975.

Para aquel momento, Focus aún mantenía sus dos piedras angulares: el teclista, flautista y voz Thijs Van Leer y el notable guitarrista Jan Akkerman, quienes contaban con una sección rítmica conformada en diferentes momentos por los bajistas Bert Ruiter y Martin Dresden, y los bateristas Hans Cleuver, David Kemper (Jerry García, Bob Dylan), Collin Allen y Pierre Van Der Linden, este último recordado por su trabajo junto al super trío, también holandés, Trace.




Producido por Terheggen y Vernon, el disco engloba los nueve temas a lo largo de 36 minutos de los cuales, los que conforman el lado A, fueron grabados en 1973 en los estudios Chipping Norton, una de varias locaciones empleadas por Focus.

Inicia el set con “P’s March”, una melodiosa y triunfal composición de Van Leer con cautivadoras frases de Akkerman quien destaca con su peculiar estilo.

Se abre espacio inmediatamente “Can’t Believe My Eyes”, en la cual el guitarrista es más proclive a la exploración con una guitarra un tanto áspera y otras sonoridades que reflejan el espíritu experimental de esta excelente banda holandesa.

Es un de los varios temas de estética cercana al blues con pinceladas funky-jazz que caracterizaron a Focus en aquellos años

La primera tríada la completa “Focus V”, una contrastante y melodiosa pieza con rasgos jazzísticos que evidencian la influencia de Wes Montgomery† pionero de la guitarra en el jazz.

Es parte de la serie temática con títulos correlativos esparcidos a lo largo de toda la discografía del grupo, siempre de espíritu sosegado.

Cierra el lado A la cuarta pieza, “Out of Vesuvius”, una desgarrada fusión de jazz y rock compuesta por Akkerman, Ruiter y Van Der Linden y que es una de las más atractivas del repertorio.

La pieza es parte de la primera etapa de la banda. La descarga es provocadora.




“Glider” es el abridor tema del lado B y una de mis favoritas. Grabado en Bruselas, Bélgica, los fans de Focus reconocerán de inmediato a donde fue a parar esta pieza cuando escuchen el tema central y la interacción entre voz, teclas y guitarra.

Focus nos muestra su lado más “funky y bailable”. El solo de Akkerman, bien vale la pena el disco.

Luego se abre espacio “Red Sky At Night”, un sutil matiz de Akkerman-Van Leer grabado a mediados de l975 y donde es notorio el cambio de sonoridad de Jan.

El efecto del viento que apreciamos en la pieza recrea un poco la atmósfera donde se desarrolla la pieza.

Y si alguna vez imaginaron clasicismo y country, “Spoke The Lord Creator”, de 1970, es la sugerencia a escuchar que, aunque son tan sólo ornamentos, nos sorprenden.

Las dos piezas finales son “Crackers” -regrabado por Akkerman para su homónimo disco de 1977, ya fuera de Focus- y el breve tema título, en el cual Akkerman-Van Leer ceden espacio a Pierre Van Der Linden para que demuestre un poco sus habilidades en la batería y el armonio.

En la reedición en CD fue incluía la versión corta del clásico “Hocus Pocus”, que fue publicada como single en Estados Unidos, sin duda una perfecta carnada para muchos.




Cronológicamente, Ship of Memories es el antecesor de Focus con Proby (1977), experiencia que no incluyó a Jan Akkerman y que representa una placa de temas instrumentales y vocales que en su momento fue un paso no entendido para algunos de sus fans, pero que sin embargo, el paso del tiempo ha otorgado más valor.

Ship Of Memories, milagrosamente, es un disco que, a pesar de estar confeccionado por piezas inconexas entre sí, posee una particular coherencia.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar música de Focus? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión por compras realizadas. Gracias

Recomendamos el box set de 13 CDs:

España