Inicio Archivo discografico El disco debut de Roxy Music: 45 años de glamour, extravagancias y...

El disco debut de Roxy Music: 45 años de glamour, extravagancias y ficción

1004
Roxy Music

El 16 de junio de 1972 fue publicado el álbum debut de la banda inglesa, erigidr como la punta del iceberg del glam rock

Roxy Music
Album debut

Island/Polydor. 1972. Inglaterra

Al inicio de la década de los 70, los músicos de rock comenzaron a dar mayor énfasis al aspecto visual de los conciertos vistiendo ropas llenas de lentejuelas, zapatos de plataforma, insólitos peinados y creativos maquillajes que resultaban en fantásticos personajes y teatrales conciertos.

Los siempre pioneros ingleses vieron en David Bowie, Sweet, Marc Bolan y T-Rex algo que les dio por llamar ‘glam rock’, un modo de acortar ‘rock glamoroso’. En Estados Unidos fueron Alice Cooper, New York Dolls e Iggy Pop y el controversial Jobriath.

Si hubo una banda que con éxito logró amalgamar ese espíritu con sobrada efectividad, fue Roxy Music, que lanzó su homónimo álbum hace 45 años, el 16 de junio de 1972.

La banda estaba conformada por el genial Brian Eno en el sintetizador y los efectos especiales, Bryan Ferry en la voz y teclas, Andy Mackay en saxofón y oboe, Phil Manzanera en la guitarra eléctrica, Paul Thompson en la batería y el bajista Graham Simpson.

“Intenté pero no pude encontrar el modo / Miré atrás y todo lo que hice fue mirar a lo lejos / La próxima ocasión es la mejor ocasión que conocemos / Pero si no hay próxima ocasión…”

Así inicia esta obra post modernista de guitarra punzante, histriónico carácter y sonidos incidentales que encontramos en la obertura “Re-make, Re-model”.

Este tema es seguido por el fantasmal “Ladytron” donde podemos escuchar nuevas texturas y colores gracias al hoy legendario artista sonoro, músico, productor, conceptualista y tantas otras cosas que es Brian Eno cuyo aspecto andrógino para la época sumaba a los otros elementos que caracterizaron al rock glamour.

Acá destaca también la temblorosa voz de Ferry que sería una marca de fábrica en el estilo de la banda. En esta historia nos cuenta…

“Nena, me tienes dando vueltas y vueltas / Nena, me tienes dando vueltas y vueltas / Me tienes corriendo por todo el pueblo / Y eso me deprime, me deprime / Dama si quieres encontrar a un amante / No busques más / Porque seré sólo tuya / Buscando al inicio de la temporada / Y mi única razón / Es que iré hacia ti”

If There Is Something” es el tercer tema del álbum. La banda nos presenta aquí un rock más convencional que lo evidenciado en los dos temas anteriores.

Sin embargo, los vientos le dan un modo más espacial entrelazándolos con el vibrato vocal y una breve frase al piano que se repite y en algún momento deja a un saxo dramático donde Ferry nos cuenta…

“Haría cualquier cosa por ti / Escalaría montañas / Nadaría todos los océanos azules / Andaría miles y miles de kilómetros / Revelaría mis secretos…”

En edición norteamericana del disco fue incluida la estupenda «Virginia Plain«, en la que el bajo lo toca Rik Kenton en lugar de Simpson. Fue su única participación en Roxy.

El piano eléctrico da inicio a “2 H.B.” (un homenaje al actor Humphrey Bogart). Como en casi cada tema, el efecto del saxofón le da una cierta dimensión a las composiciones que resulta muy atractiva. Ferry pareciera sollozar mientras canta…

“Ahora espero sea para siempre / El amor ideal ahora se esfuma”

Tal vez el tema más dislocado y el que más llama la atención sea “The Bob (Medley)”. El sonido inicial procura una ambientación intrigante pero nos sorprende con una explosión rockera y la voz acá torturadora de Ferry y de pronto cae en un remanso cuasi medieval mezclado con bélicos sonidos.

Es una especie de turbulencia donde el saxo pareciera un niño arrinconado para salvar las bombas. De pronto nos lanza de regreso a los días del glam. La guitarra de Manzanera guía el camino…

“Demasiadas veces hermosa / Demasiadas veces triste / Demasiadas veces maravillosa / Demasiado mal”

Y de pronto un piano y timbales sinfónicos nos aplastan en un letal final.

Esta pieza se une con «Chance Meeting» y encontramos a Ferry cantando y tocando piano. Simpson irrumpe con sutileza y Manzanera nos agobia con su guitarra. En los dos versos de ésta pieza, sin duda la más dramática del álbum, Bryan nos cuenta:

“No pensé que volvería a verte / ¿Dónde has estado todo este tiempo? / Bien, cómo estás / Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que nos vimos / Parece que fue ayer cuando por primera vez / En tu risa de vestido rojo / ¿Cómo puedo olvidar aquel día? / Sé que el tiempo bien empleado es tan extraño”

 En “Would You Believe”, la banda da un giro total para presentarnos, tras una sosegada introducción, puro rock ‘n’ roll sin mayores excentricidades que la de Eno y su ‘look’ andrógino, característico del género.

Podría recordar algunos temas de los primeros trabajos solistas de Eno tras la salida de Roxy, Here Comes the Warm Jets y Taking Tiger Mountain, ambos de 1974.

Sea Breeze” es la composición más larga. Con 7 minutos, Ferry nos habla de una tragedia amorosa:

“Por mucho tiempo he estado pensando / Que seguiré mi propio camino / Es una pena pensar sobre el pasado / Hemos dado vueltas como somos en el presente / Esperando una ayuda divina / Pero aún allá los ángeles erran en el amor”

Ferry y el oboe recrean con efectividad el aire nostálgico del planteamiento. La música es llevada a su mínima expresión pero con toda la carga emocional a lo largo de la primera mitad.

Luego el tema comienza a construirse pareciendo no resolver. La guitarra de Manzanera es protagónica mientras Thompson va marcando el ritmo.

El gran final viene con la pieza “Bitters End”, en la que Ferry pareciera cantar versos inconexos, con un aire a Elvis.

 “Finalmente la cascada de acordes carmesí / Para lavar al seco intrínsecos cordiales / Demasiado tarde para saltar la puerta de chocolate / Pálidas fuentes de ginebra rosa  efervescentes” 

Este álbum debut tiene además acentuados rasgos de progrock y ello tal vez se deba a la producción de Pete Sinfield, letrista de King Crimson, e indudablemente a la presencia de Brian Eno quien estuvo en la banda hasta el segundo álbum, Stranded (1973)

Inaugura la tradición de portadas sensuales, en este caso con la modelo Kari-Ann Muller (futura esposa de Chris Jagger, el hermano de Mick), fotografiada por Karl Stoecker.

Es un disco que merece ser sacado del baúl y disfrutarlo a plenitud.

Leonardo Bigott

Roxy Music