Inicio Ahi estuvimos 10 años del último concierto de Gustavo Cerati

10 años del último concierto de Gustavo Cerati

406
Gustavo Cerati último concierto
Foto: Eliézer Benavides

El 15 de mayo de 2010 en el estadio de la Universidad Simón Bolívar de Caracas, se realizó el concierto que se convirtió inesperadamente en el último de su vida

La crónica del show fue publicada en nuestra edición impresa #10 cuando Cerati se encontraba hospitalizado en condiciones muy graves e inciertas, tras el accidente cerebral que sufrió poco después de bajarse del escenario.

Reproducimos el texto original, con fotos de Eliézer Benavides y Carlos Sánchez


Gustavo Cerati
Concierto cierre de Gira Fuerza Natural

Empresa productora: Evenpro

Una nueva visita del argentino se saldó con otro exitoso concierto, él último de su actual gira por Latinoamérica. Desde que se presentara por primera vez en 1987 con Soda Stereo, su presencia en Venezuela ha sido una constante, siempre bien recibida.

Como solista se ha presentado en sus diversas etapas, desde aquel maravilloso concierto en el Teresa Carreño presentando Bocanada. Esta vez el turno fue para la gira de Fuerza Natural, su más reciente disco, que fue tocado casi completo.

Para no repetirse, Cerati hurgó en su amplio repertorio, que incluyó piezas sorpresivas como “Marea de Venus” del disco Colores Santos con Daniel Melero y del primer disco de Soda (“Trátame suavemente”, compuesta por Melero, en la que tocó una guitarra de doble mástil).

El concierto abrió con “Fuerza Natural”, con un sonido soberbio, casi como en el disco, que mantuvo el nivel durante todo el show. Quién sabe si había algún mensaje subliminal en su vestimenta inicial, que hizo lucir a Gustavo a medio camino entre Simón Bolívar y Prince.

Gustavo Cerati último concierto
Foto: Eliézer Benavides
Gustavo Cerati último concierto
Foto: Eliézer Benavides

Avanzada la noche, con una intermitente lluvia, cambió de vestuario otras veces. Unas vistosas bolas colgadas en el techo, el clima del sitio y un juego de luces principalmente de colores cálidos contribuyeron a crear una buena atmósfera.

Las siguientes seis canciones siguieron la presentación del actual disco (“Magia”, “Deja vu”, “Desastre”, “Amor sin rodeos”, “Tracción a sangre” –con aroma a folk y rock sureño–, “Cactus” –excelente pieza en la que usó un tambor andino–), hasta que sonó “Perdonar es divino” de Bocanada, primer guiño a su influyente pasado.

Pocos artistas logran que su público coree con energía las canciones de un disco reciente. La naturaleza humana siempre tiende a preferir las canciones ya maduradas en su inconsciente y por la nostalgia.

Entonces aparecieron “Uno entre 1000” y “Artefacto” –con excelente guitarra–, de sus predecesores Ahí vamos y Siempre es hoy.

Con “Rapto”, “Dominó”, la pinkfloydiana “Sal” y “He visto a Lucy” (ahora vestido de blanco), terminó el repaso de Fuerza Natural.

A partir de ese momento comenzaron a aparecer las canciones de sus otros discos, incluyendo tres de Amor Amarillo (“A merced” –solo con su guitarra, un privilegio de fin de gira, pues era la primera vez que la tocaba en un tour; “Pulsar” y “Te llevo para que me lleves”).

Gustavo Cerati último conciertoLa banda que lo acompañó fue de altos quilates: Richard Coleman (guitarra), Gonzalo Córdoba (guitarra), Fernando Samalea (batería, percusión), Leandro Fresco (teclados), Fernando Nalé (bajo) y la esbelta corista Anita Álvarez de Toledo.

La parte final estuvo conformada por “Vivo”, “La excepción” y las del bis, “Crimen”, “Paseo inmoral” y “Lago en el cielo”, completando un repertorio de 25 canciones que una vez más dejó satisfecho a todos los asistentes.

Gustavo Cerati último conciertoDurante todo el show Cerati nunca dejó de hacer comentarios irónicos, “con las luces encendidas se alborotan los bichos. Ya tengo una langosta en el pelo… y me hace bien», “ahí viene una nube… ¿o están fumando?”, “es en serio, apánguenlos…de verdad, apánguenlos” (refiriéndose a los teléfonos celulares), “salud por un planeta que se está destruyendo”, “en este país hay muchas reinas, vamos a hacer un desfile” o “ahora vamos a tocar una balada de Ricardo Montaner”.

Se le notaba cómodo, aunque luego del show, inesperadamente sufrió un ACV que lo retuvo más de la cuenta en Caracas.

 Vanessa Bachrich / Juan Carlos Ballesta