Inicio Archivo discografico Over: desgarrador momento de Peter Hammill

Over: desgarrador momento de Peter Hammill

2685
Peter Hammill

En abril de 1977 el prolífico cantautor inglés publicó su esencial sexto disco solista, en medio de la producción de Van Der Graaf Generator

Peter Hammill
Over

Charisma. 1977. Inglaterra

Para el momento en que Hammill entró al estudio a grabar éste, su sexto disco en solitario, ya era la tercera vez en un solo año (1976) que se encerraba en los estudios.

En enero de aquel año completó el increíble disco Still Life de Van Der Graaf Generator, luego en abril junto a los mismos Guy Evans (batería), Hugh Banton (teclados) y David Jackson (saxos, flauta), grabó World Record, y luego Hammill entre el 27 de junio y el 4 de julio en Foel Studios de Gales, grabaría Over.

Ambos discos de VDGG fueron lanzados durante 1976 y eso hizo que la publicación de Over se pospusiera hasta el 30 de abril de 1977, un año que significó también la aparición unos meses después de The Quiet Zone, The Pleasure Dome, último disco de estudio de la banda por los siguientes 27 años.




Para el momento, Hammill había sido el único compositor de casi todos los temas de los seis discos de VDGG, que sumados a los suyos, eran un total de doce discos grabados en un período de 7 años. Los años por venir fueron igualmente prolíficos y es por ello que Peter Hammill es uno de los cantautores británicos con una de las obras más nutridas y consistentes.

En plena efervescencia punk fue lanzado este intenso disco, preámbulo de la etapa más descarnada de Hammill que comprende los discos The Quiet Zone, The Pleasure Dome (1977) y el directo Vital (1978) de Van Der Graaf y sus discos solistas The Future Now (1978), Ph7 (1979), A Black Box (1980), Sitting Targets (1981) y Enter K (1982), en los que toca casi todos los instrumentos.

Over fue compuesto durante una etapa de intenso despecho tras la ruptura con su pareja Alice, a la que dedica una canción del mismo nombre realmente desgarradora y que sin duda inspira otras.

Over se mueve entre los temas de espíritu vandergrafiano pero despojados de la etiqueta prog y los momentos más tristes y desoladores. En el primer grupo está obviamente la roquera “Crying Wolf” que abre el disco con un brutal riff de guitarra y una contundente base rítmica de Guy Evans y Nic Potter, sobre la que navega la voz indomable de Hammill y un piano desbocado tocado por él mismo que le suma tensión.

Y tal como nos ha acostumbrado, es seguida por un tema de espíritu otoñal titulada precisamente “Autumn”. A esa atmósfera contribuye de manera especial el maravilloso violín de Graham Smith.

El siguiente tema “Time Heals”, el más largo con casi 9 minutos, podría considerarse la obra central del disco.

Peter se encarga de piano y sintetizador, y junto a Evans y Potter, pasa de la melancolía inicial a la tensión instrumental, con un pasaje intermedio de gran contenido existencial para llegar al cierre que repite la estrofa inicial.

El lado A lo cierra “Alice (Letting Go)”, cantada solo con guitarra acústica casi como un lamento. Peter se desnuda y abre cantando lo siguiente:

“Cuando me dijiste que me amabas / No tenía ninguna razón para dudarlo / Así que seguí con mi vida de una manera egoísta / Oh ¿tengo que dejarte ir? / Oh tuve mi oportunidad y la he desperdiciado, / Porque te he amado tanto todos estos años / y en algún lugar dentro de mí, entre mi orgullo y el miedo / no pude encontrar una manera de demostrarlo”




Al darle la vuelta al LP nos encontramos con el más sobrio y académico de todos los temas del álbum y de su carrera: “(This Side of) Looking Glass”, con la orquesta dirigida por Michael Brand y una voz comedida y a veces cercana al falsete.

Luego aparece el conmovedor dramatismo de “Betrayed”, probablemente una de las composiciones más desgarradoras de toda su larga carrera, con apenas guitarra acústica y un sensacional violín de Smith, que lo es todo para la voz casi al borde de la desesperación de Hammill.

Es uno de esos temas que eriza la piel, sobre todo con línea final:

“Traicionado…no hay lugar donde esconderse / En ninguna parte del mundo. / No tengo nada más por lo que pelear, excepto hacer escuchar mi pasión / No creo en nada / Nada en el mundo”.

Otro tema de naturaleza acústica es “(On Tuesdays She Used To Do) Yoga”, con la voz de Hammill con un efecto de delay y una guitarra con efectos psicodélicos.

Es uno de los momentos más enigmáticos del álbum que amplía la paleta sonora de manera brillante.

El cierre es con “Lost and Found”, el tercero de los temas con bajo y batería y elementos vandergrafianos, entre ellos la referencia a “La Rossa” (tema de Still Life) y una guitarra cruda que sin tener la presencia que adquiere en “Crying Wolf”, sirve para crear una base de distorsión que se entremezcla con los teclados.

Es un magistral cierre para Over, un disco literalmente redondo, sin fisuras, que nos bambolea de un lado a otro de nuestras emociones, esencial para entender la obra de uno de los cantautores imprescindibles en la historia del rock.

La fotografía de Sebastian Keep produjo también una de las portadas más representativas de su carrera, con un apacible Peter sentado en una ventana con su guitarra eléctrica y la campiña inglesa al fondo.

Aquellos que no conozcan Over, tiene la oportunidad perfecta para adentrarse en su desafiante naturaleza que sigue sin perder un ápice de su vigencia e impacto.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Peter Hammill, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de Peter Hammill en España

Productos de Peter Hammill en Estados Unidos