Inicio Archivo discografico Sounds of Silence: el llamado a la consciencia de Simon & Garfunkel

Sounds of Silence: el llamado a la consciencia de Simon & Garfunkel

700
Simon & Garfunkel Sounds of Silence

El 17 de enero de 1966 el famoso dúo entraba publicó su segundo LP, que no tardaría mucho en convertirse en una obra musical universal

Simon & Garfunkel
Sounds of Silence

Columbia. 1966. EE UU

 
El dúo neoyorquino Simon & Garfunkel, en sus inicios Tom and Jerry, no fue precisamente una de las propuestas más estables o duraderas del folk rock estadounidense, pero sí de las más trascendentes y exitosas, con apenas cinco discos, entre los que destacan Bookends (1968), Bridge Over the Troubled Water (1970), y los dos de 1966, Sounds of Silence y Parsley, Sage, Rosemary and Thyme

Su obra llena de una lírica profunda, de melodiosa música con impecables armonías vocales, nos dejó un buen número de piezas de carácter universal de las cuales recordamos con nostalgia “Bridge Over Troubled Water”, “The Boxer”, “El Cóndor Pasa”, “Mrs. Robinson”, «I am a Rock» y el tema que da nombre al disco que celebramos, Sounds of Silence.

Punto medio de dos recordadas placas discográficas como son el debut Wednesday Morning, 3 A.M. de 1964 y Parsley, Sage, Rosemary and Thyme del mismo año de nuestro homenajeado disco, Sounds of Silence se preserva en la Biblioteca del Congreso de Los Estados Unidos de América por considerarse una obra cultural, histórica y estéticamente significativa.

Producido por Bob Johnstone (Leonard Cohen, Johnny Cash, Bob Dylan) para Columbia Records, Sounds of Silence es una colección de provocativas piezas de las cuales el tema título ya había sido grabada en el álbum predecesor y posteriormente para la banda sonora del controversial filme The Graduate de 1967, realizado bajo la dirección de Mike Nichols y cuya trama nos presenta una relación adultera de una mujer (Anne Bancroft) con un hombre (Dustin Hoffman) considerablemente menor que ella.

El álbum nos lleva por un interesante y bien concebido repertorio durante 29’06” que son precedidos por ese momento de gran placer que significa contemplar la portada, al menos por un par de minutos, que en el caso que hoy nos ocupa es la imagen de Paul Simon y Art Garfunkel camino arriba en el parque Franklin Canyon de Los Ángeles, California.

Abre el clásico tema título con la guitarra eléctrica arpegiada y cierto aire intimista: “Hola oscuridad, vieja amiga, he venido a hablarte otra vez, porque una visión lentamente entró y sembró semillas mientras dormía y la visión que fue plantada en mi cerebro, aún permanece dentro del sonido del silencio”, nos dicen Paul y Art.

El dúo sigue con “Leaves That Are Green”, donde el dúo con un ligero aire barroco y un evidente sentimiento folk nos canta: “Tenía veintiún años cuando escribí esta canción y ahora tengo veintidós pero no por mucho tiempo, el tiempo se apresura y las hojas que son verdes se tornan marrón, y ellas se marchitan con el viento y se desmoronan en tu mano”.  

Larry Knetchel destaca en el teclado. 

La tercera canción del disco es “Blessed”, con Knetchel al órgano aportando ciertas pinceladas proto-psicodélicas. En ella Paul y Art parecen haberse inspirado en algún pasaje bíblico cuya influencia se siente en versos como“Bendito el cordero al que le fluye la sangre… Bendita la tierra y el reino… Bendito el hombre cuya alma pertenece a alguien….

Sigue el repertorio con la más conocida y hermosa pieza “Kathys Song”, cuyos versos en parte van: “Oigo el sonido de la lluvia caer como un recuerdo, suave y tibia, golpeando en mi techo y las paredes”.

Como en el resto de las piezas, el dúo es acompañado por músicos de sesión que incluyeron a Hal Blaine y Joe Osborn en la sección rítmica, las teclas de Larry Knetchel y las guitarras de Fred Carter Jr., Glen Campbell y Joe South, todos estupendos y conocidos músicos, ya fallecidos. Varios formaron parte de The Wrecking Crew de Phil Spector

El set continua con la más movida “Somewhere They Can’t Find Me”, con una angulada guitarra y extensos versos donde escuchamos: “Puedo oír el suave respirar de la chica que amo, mientras se acuesta a mi lado, dormida con la noche reflejando el resplandor de la invernal luz de luna”.

Culmina el lado A del vinilo con una versión que hace Paul Simon del tema “Anji” del influyente guitarrista de inicios de los 60 Davey Graham (†), quien la escribió en tiempo de valse, creando un interesante contraste dentro del repertorio con este solo de guitarra donde Simon (compositor de la mayoría de los temas) nos demuestra que es un guitarrista de gran habilidad y talento.

Seis composiciones conforman el segundo lado de este celebrado álbum. Abre con “Richard Cory”, basada en un poema de 1897 del mismo nombre y escrito por Edwin Robinson.

Simon parcialmente nos canta: “Dicen que Richard Cory es dueño de la mitad de este lugar, con conexiones políticas para regar su riqueza por todos lados, nacido en sociedad, hijo único de un banquero, tuvo todo lo que un hombre pudo desear, poder, gracia y estilo… pero yo trabajo en una factoría  y maldigo la vida que llevo, maldigo mi pobreza…”

En la siguiente canción Paul y Art nos cantan sobre “un hombre muy peculiar. “A Most Peculiar Man”, personaje solitario, aislado del resto del mundo y de poco hablar, para luego cantarnos uno de sus más hermosos temas, “April Come She Will”, donde un enamorado Simon nos describe a una chica y su inestable temperamento a lo largo del año.

Vendrá en abril, se quedará en sus brazos en mayo, cambiará de opinión en junio, se irá en julio y así sucesivamente. Al menos así parece ser a primer oído.

Una menos conocida “We’ve Got a Groovy Thing Goin’”,  pero con sonidos muy distintivos de la época, continua el set de temas.

Larry destaca con el órgano en esta romántica pieza que deja espacio para el gran final con la icónica “I Am a Rock”, donde la guitarra nos presenta la pieza para escuchar al dúo: “Un día de invierno, en un diciembre oscuro y profundo, solo estoy, mirando las calles bajo mi ventana, en un recién caído manto de nieve, soy una roca, soy una isla, he construido paredes, una suprema y profunda fortaleza que nadie puede penetrar…”

Paul y Art parecieran hablar del temor a amar.

El set de la edición publicada en el Reino Unido incluye la hermosa “Homeward Bound” y varía el orden del repertorio.

Destaca el hecho que grandes de la música como la cantante de Heart, Nancy Wilson, Eva Cassidy (†), los grupos The Tremeloes, Them, Wings (Paul McCartney), entre muchos, han versionado temas de este inmortal disco.

Demos entonces marcha atrás a nuestro time-machine y disfrutemos los “sonidos del silencio”.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Simon & Grafunkel, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de Simon & Garfunkel en España

Productos de Simon and Garfunkel en Estados Unidos