Inicio Archivo discografico 40 años del cinemático y esencial Making Movies de Dire Straits

40 años del cinemático y esencial Making Movies de Dire Straits

92
Dire Straits Makin Movies

El 17 de octubre de 1980, la banda inglesa Dire Straits publicó su tercer y exitoso álbum, con varios de sus más emblemáticos temas

Dire Straits
Making Movies

Vertigo / Warner Bros. 1980. Inglaterra

 
Entre los inefables hechos que iniciaron la polémica década de los 80, destacan la ruptura de Led Zeppelin tras la muerte de su baterista John Bonham, el suicidio de Ian Curtis (cantante de Joy Division) y el asesinato de John Lennon.

Tan sólo dos años antes, una entonces incipiente banda de rock llamada Dire Straits captaba la atención en tiempos en los que el irreverente punk, en las voces de Sex Pistols, The Clash, Patti Smith, Talking Heads, Television  y The Ramones, entre muchos otros, desafiaban los excesos de una cultura que comenzaba a ser reemplazada por otra.

Dire Straits, guiada por el virtuoso guitarrista y cantautor Mark Knopfler, surgía desde las raíces del rock con una propuesta que, si bien poco duró en el mundo discográfico, tuvo sus años de esplendor en el primer lustro de una era que muchos recordamos como la “era MTV”, época en la que “los vídeos ultimaban a la estrella radial.”

Los Dire Straits se anotaron puntos a favor con su homónimo álbum en 1978 y al año siguiente con Communiqué, lo que indicaba que las expectativas de éxito eran auspiciosas para nuestra festejada obra Making Movies, que llegaba a las tiendas a poco menos de dos meses del asesinato que cambió al mundo.

Making Movies nos ofrece varias de las emblemáticas composiciones del para entonces trío de Mark Knopfler (guitarra y voz), John Illisley (bajo y voz) y David “Pick Withers (batería y voz), con el teclista Roy Bittan de la E-Street Band de Bruce Springteen y el segunda guitarra Sid McGinnis como músicos adicionales para este encuentro en el cual David Knopfler, hermano de Mark, habría participado antes de dejar la banda.

Bajo la producción de Knopfler y Jimmy Iovine, los siete temas que conforman el álbum grabado por Shelly Yakus en los estudios Power Station de Nueva York están envueltos en una portada enteramente roja con el título del álbum y el nombre de la banda en una tira azul con letras blancas que corre verticalmente en el lado derecho y que es un diseño minimalista de Neil Terk.

El disco abre con un extracto del tema “The Carousel Waltz”, escrito por dos de los más emblemáticos compositores de la música popular estadounidense como fueron Richard Rodgers y Oscar Hammerstein III.

Se trata del clásico sencillo “Tunnel of Love”. La pieza inicia con un sonido de Carousel (órgano) y luego entra el piano para finalmente escuchar a  toda la banda que en parte nos dice: “Enloqueciendo con los bailarines del valse, pero es la vida que he escogido, cantar sobre las seis hojillas, a cerca de los retornos y la tortura de un tatú, he estado viajando en un tren fantasma, donde gritan y golpean en los carros, no se donde estaré esta noche pero siempre te diré donde estoy”

La distintiva guitarra de Mark hace un excelente solo lleno de dulzura y elegancia en esta travesía a lo largo del túnel del amor. Las teclas del piano signan el final.

El segundo tema es otro de los sencillos del disco y un tema esencial del catálogo Dire Straits.

La balada nos dibuja un romance moderno basado en el conocido drama shakesperiano que da titulo al tema. Es “Romeo and Juliet” con la grave voz de Mark quien nos narra: “Un Romeo enamorado cantaba en las calles de las serenatas, apaciguando a todos con la canción que hizo, encuentra un poste de luz y sale de las sombras y dice algo como: tú y yo, nena ¿Qué te parece?

La balada es una de las más hermosas dentro del característico estilo de Knopfler, quien pareciera tener influencia del legendario Bob Dylan con un notorio apego al folk.

Skateaway” completa el trío de sencillos del álbum y es la tercera y última pieza del lado A. En este rock ‘n’ roll que decanta en una historia de amor, Dire Straits nos dice parcialmente en sus versos: “He visto a una chica en un pasillo de una sola dirección, en un camino equivocado, para todo el mundo como un toreador urbano, iba en patines…. Sin temores solitarios en la noche a través de la multitud, en sus oídos los audífonos están ajustados y la música suena duro”.

“Ella toma el sol durante el día, se perfuma al atardecer y sale de noche con el aroma a almizcle de madreselva, porque ella huele como una  rosa y sabe a durazno, me hace caminar hacia donde está la vida silvestre, haría lo necesario para llegar a ella…”

En esta estimulante y sensorial canción llamada “Expresso Love”, Dire Straits mantiene el tema amoroso con un lenguaje en esencia guitarrístico con matices de teclado.

Sin embargo, en esta oportunidad, han escogido una pieza más movida donde el solo de Mark es una simple línea melódica pero con los típicos acentos de este discreto virtuoso.

La pieza cede espacio al teclado de “Hand in Hand” donde una vez más los románticos Dire Straits recurren al drama amoroso: “El cielo llora y las calles se llenan de lágrimas, y todas esas palabras en la pared, oh! puedo leer entre líneas, cae lluvia, perdona a este sucio pueblo, perdónalo y dale agua, dale vino” .

El acompañamiento del piano de Bittan con sutiles arpegios es uno de los más hermosos y breves momentos de nuestro homenajeado disco.

Como el título nos indica, “Solid Rock” es un sólido tema de rock con un contenido metafórico que va más allá del tema meramente sentimental: “Bueno, mira esto, hice un castillo en la arena, diciendo aquí es donde está en ti, tú sabes, no puedo entenderlo ahora, si me hubiera dado cuenta que no había muchas posibilidades por qué me ha sorprendido la marea al llegar…”

La da paso a “Les Boys” tema final donde el  piano recrea la atmósfera de un cabaret. El híbrido título nos dice: “Los chicos actúan en el cabaret, los chicos están felices de ser gays, no tienen temor ahora, Disco bar en Alemania, Les Boys contentos de estar ahí, en el desfile ahora…”

 Making Movies fue publicado en formatos de LP y cassette con tres vídeos de cada uno de los sencillos del álbum dirigidos por Lester Bookbinder, conocido fotógrafo de moda por aquellos días donde el formato CD aún no se apoderaba del mercado.

Vale la pena mencionar que para las sesiones de Making Movies fueron grabados cuatro temas, incluyendo el tema título y el pegadizo “Twisting by the  Pool” que no fueron incluidos en el álbum, siendo los otros dos “Sucker For Punihmenr” y “Suicidal Towers”.

Tras su sofisticado álbum siguiente Love Over Gold (1982), sería en 1985 cuando publicarían su magna obra, Brothers in Arms. La banda dejaría de existir en 1995 pero Mark Knopfler ha seguido activo como solista con discos de gran valor musical, siendo Down the Road Wherever de 2018 su más reciente, además de unos nueve discos que son bandas sonoras. Es tiempo de celebrar los 40 años de este clásico del rock, cuyo título es parte de los versos del tema “Skateaway”.

Leonardo Bigott 



¿Interesado en comprar éste u otro disco de Dire Straits, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Dire Straits en España

Estados Unidos

Productos de Dire Straits en Estados Unidos