Inicio Archivo discografico Clowns & Clouds: la transformadora obra de Hoelderlin

Clowns & Clouds: la transformadora obra de Hoelderlin

119
Hoelderlin Clowns and Clouds

En marzo de 1976 la singular banda alemana publicó el tercer álbum, segundo de una trilogía indispensable dentro del progrock y el krautrock

Hoelderlin
Clowns & Clouds

Spiegelei. 1976. Alemania

 
El no menos fértil territorio del progrock alemán tiene en su historia, como es bien suponer, a fascinantes capítulos que nos han marcado el rumbo de cuentos de una naturaleza provocadora llena de relatos y oníricos paisajes como las propuestas escuchadas en las bandas Eloy, Grobschnitt, Novalis, Birth Control, Nektar y la que hoy nos ocupa, Hoelderlin.

Sólo por citar algunas de un vasto y altamente atractivo catálogo.

La banda fue formada en 1970 bajo el sustantivo Hölderlin (inspirado por el escritor del siglo 19, Friedrich Hölderlin) por los hermanos Joachim Von Grumbkow y Christian Von Grumbkow con la fémina adición de Nanny de Ruig, para entonces esposa de Christian.

Inicialmente enmarcada dentro del folk y la psicodelia, luego de Hölderlins Traum (1972), los hermanos dieron un giro tres años después con Hoelderlin (1975) hacia las tierras del rock progresivo -con pinceladas jazz y folk- durante el resto de la década de los 70.

La banda dejó en aquel período una muy interesante producción de siete obras que incluyen a Clowns & Clouds y Rare Birds (1977) como dos de las más apreciadas, a las que siguió el magnífico álbum doble en directo Live Traumstadt (1978), tiempo durante el cual desfilaron poco más de una decena de músicos por esta, tal vez algo desconocida, agrupación.

Como a tantas bandas aventuradas de los 70, a los Hoelderlin se les ocurrió tratar de sintonizarse con los tiempos con los dos siguientes discos, New Faces (1979) y Fata Morgana (1981), pero el interés que despertaron fue pobre y la banda se disolvió. Un intento de reflotar el grupo ocurrió en 2007 con el disco Eight, sin los hermanos Von Grumbkow.

Para el momento de grabar “Payasos y Nubes”, la agrupación la conformaban el baterista y percusionista Michael Bruchmann, Joachim en teclados, JörgPeter Siebert en flauta y saxo, la viola y guitarra acústica de Christoph “NopsNoppeny, la guitarra de Christian y el bajo y voz de Hans Bäär -sustituyendo a Peter Käseberg

Todos bajo la ingeniería del legendario Conny Plank, en cuyo estudio se grabó el repertorio de este disco y el de decenas de discos del krautrock y la música electrónica alemana.

La obra incluye como arreglista a Karkleinz Borchert.

La polícroma portada, mostrando a un payaso entre coloridas flores, es el prólogo de nuestra obra conformada por un lado llamado “Clown” y posteriormente el lado “Clouds”.

Abriendo con “Mad House” y ese estilo de canto hablado, la rítmica pieza se desarrolla entre cuerdas y vientos con versos que se cuelan entre ellos y que en parte nos cuenta sobre el desquiciado hogar donde Höelderlin nos dice que nuestro personaje está “freaking out”.

La composición mantiene aún los rasgos folk que eran estampa de los primeros tiempos.

El piano eléctrico es el punto de apoyo de “Your Eyes”, la segunda canción del disco cuyos versos en parte dicen: “¿Es algo nuevo que dejé atrás cerca del rocío matinal o algo que resurgió al corazón del amanecer? Casi no recuerdo aquél septiembre del veraniego año…”

Un espíritu de cierto sosiego domina muchos pasajes, hasta que en el tramo final la viola tiene su espacio sobre un ritmo algo más acelerado.

El lado Clouds culmina con la mini suite Circus conformada por tres partes y donde la flauta piccolo y una suerte de marcha son el motivo central de la primera parte.

Tango Mill”, “Marching” y “Sensations” tienen además a Nopenny y a los hermanos Grumbkow como los creadores de esta teatral composición que nos recuerda los días de Nursery Cryme de Genesis y un cierto aire al recordado Gentle Giant.

Sin embargo es en esos espacios abiertos donde los alemanes se arriesgan un poco más a la eterna búsqueda de una identidad que se transformaba o más bien se ampliaba.

Streaming” abre el lado Clouds con una hermosa flauta y las teclas haciendo de fondo y abriendo espacios para todos.

Durante poco más de siete minutos apreciamos un desarrollo en el que se pasa de una atmósfera pastoral a una segunda mitad en la que los arpegios de guitarra y el saxo se hacen con el protagonismo, al tiempo que la percusión y delicados efectos psicodélicos transforman el tema en uno de los más interesantes. Al final vuelve el espíritu inicial.

El disco culmina con “Phasing” que inicia con lo que parecieran unas campanillas. El teclado se va incorporando mientras lentamente la pieza se nos va revelando con sobrada belleza expresada en la viola.

En sus doce minutos, más extensa que la suite “Circus”, la composición se va agrandando y entonces una vez más viola, teclas y guitarra nos van sorprendiendo. Aunque el elemento folk esta bastante presente, también se siente una clara libertad expresiva que en mi opinión es parte de la identidad de la obra.

Más que comparar, referenciar, es el hecho de la constante presencia de la viola a un modo similar como el de David Cross en King Crimson durante 1973-1974, aunque cada cual con su identidad propia, con el circunspecto Fripp en el caso de King Crimson y una más melodiosa personalidad del alemán.

Clowns & Clouds es el punto medio entre Hoelderlin de 1975 y Rare Birds de 1977, conformando el trío central e imprescindible de la banda de Wuppertal

Por ahora date la oportunidad, si no lo conoces, de escuchar a una de las bandas emblemáticas del krautrock.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Hoelderlin, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Hoelderlin en España

Estados Unidos

Productos de Hoelderlin en Estados Unidos