Inicio Archivo discografico Goats Head Soup: la eterna vigencia del undécimo disco de The Rolling...

Goats Head Soup: la eterna vigencia del undécimo disco de The Rolling Stones

2040
The Rolling Stones
Diseño de Ray Lawrence y foto de David Bailey,

El 31 de agosto de 1973 se publicó el undécimo disco de The Rolling Stones, penúltimo con Mick Taylor. En 2020 se reedita con extra tracks en versión deluxe

The Rolling Stones
Goats Head Soup

Rolling Stones Records/Atlantic. 1973. Inglaterra

 

Tras dos de sus más celebrados discos, Sticky Fingers (1971) y Exile on Main Street (1972), el quinteto londinense abordó el que sería su onceavo álbum (treceavo en el mercado norteamericano).

Tras el autoexilio francés que produjo el único doble LP en estudio de su longeva carrera, con un proceso lleno de excesos y hedonismo, los Stones decidieron seguir fuera de Gran Bretaña para evadir los elevados impuestos. En este caso decidieron grabar el nuevo disco en Jamaica, isla del Caribe con la que a partir de ese momento Keith Richards se sentiría cada vez más cercano al punto de fijar residencia durante largos períodos.

El proceso de grabación, dividido en dos etapas (del 25 de noviembre al 21 de diciembre de 1972; del 23 de mayo al 20 de junio de 1973), fluyó de manera más relajada que en Exile on Main Street, principalmente porque en los Dynamic Sound Studio de Kingston estuvieron más aislados.

Eso les permitió reunirse a tocar por largas horas de donde salieron varios temas. El primero de ellos fue “Winter”, una maravillosa pieza con un ritmo midtempo, que cuenta con estupendos arreglos de cuerdas de Nicky Harrison y el piano de Nicky Hopkins.

Goats Head Soup es, probablemente, el disco donde menos participa el bajista Bill Wyman, ya que solo tocó en cuatro canciones. Keith Richards se encargó del bajo en cuatro temas y Mick Taylor en otras dos. Fue, además, el último álbum producido por Jimmy Miller, quien había entrado en una espiral de drogas muy peligrosa durante su cercanía con los Stones que había comenzado en Beggars Banquet (1968).

El disco cuenta con tres de los habituales pianistas con los que trabajaron durante los 60 y 70: Ian Stewart, Nicky Hopkins y Billy Preston. Tampoco faltaron los saxos de Bobby Keys y Jim Horn y los arreglos de vientos de Jim Price.

Uno de los mayores éxitos en la carrera de los Stones es “Angie”, una balada que muchos asociaron con la esposa de David Bowie en esos años (Mary Angela Barnett) y luego con la hija de Richards y Anita Pallenberg, Dandelion Angela. Sin embargo, Jagger y Richards han negado esas versiones, sin aclarar la inspiración, aunque se cree que está relacionada con la ruptura de Mick con Marianne Faithfull.

Aunque la disquera Atlantic no quería lanzar “Angie” como primer single, sino mas bien buscaba otro “Brown Sugar”, el tema funcionó muy bien y escaló rápido al primer lugar.

Goat Head Soup es un trabajo variado, con matices. Comienza con “Dancing with Mr D.”, un rock libidinoso con aroma funk que cuenta con el clavinet de Preston y la percusión de Rebop Kwaku Baah y Pascal (Nicholas Pascal Raicevic), con Taylor en la guitarra slide.

Luego, el piano eléctrico de Hopkins da comienzo a “100 Years Ago”, con Preston de nuevo en el clavinet y Taylor encargado de todas las guitarras ya que Richards asume el bajo. El tema se desarrolla gentilmente durante casi tres minutos para desembocar en un último minuto el que Jagger canta con angustia.

Sin duda, la balada “Coming Down Again”, es uno de los puntos álgidos, cantada a dueto por Jagger y Richards. La letra habla de Anita Pallenberg y la ruptura de la relación con Brian Jones para empezar otra con Keith.

Es una de las mejores vocalizaciones que ha hecho Richards en su vida. Aquí es Taylor el que toca el bajo, mientras Richards hace uso del efecto wah wah y Charlie Watts desarrolla un interesante ritmo con algunas pausas.

Para contrastar, el siguiente tema, “Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker)”, posee una mayor agresividad e intensidad. La letra cuenta dos historias, una de ellas el asesinato de un niño de 10 años que iba con su padre y que la Policía de Nueva York confundió con delincuentes, y la otra de una niña de 10 años que murió de sobredosis.

Fue elegido como segundo single, a pesar de lo polémica de su temática y solo llegó al puesto 15. El lado A lo cerraba “Angie”, que dejaba con ganas de darle la vuelta al LP para continuar la escucha. Era el primer tema en el que aparecía el bajo de Wyman.

Silver Train” abre el lado B, un rocanrol típico stoniano que ya habían compuesto durante las sesiones de Sticky Fingers en 1970 y que ocupó la cara B de “Angie”. En él Jagger toca armónica.

Es seguido por el blues rock “Hide Your Love”, el único tema grabado fuera de Jamaica, en este caso en Holanda. Cuenta con el saxo de Keys y la rareza de Jagger encargado del piano.

La mencionada “Winter” continúa el disco, ya con la presencia hasta el final de Wyman. “Can Your Hear the Music” comienza con la flauta de Jim Horn y un envenenado piano eléctrico que se mantienen toda la canción. La relajada voz de Jagger y la percusión de Rebop, son apuntaladas por el exquisito trabajo de guitarras.

El disco termina en alto con “Star Star”, con obvia inspiración en Chuck Berry, uno de los héroes de los Stones. La participación de Keys en el saxo y el piano de Stewart completan uno de los rocanroles más inspirados de su discografía.

Se grabaron más canciones, dos de las cuales se rescataron para Tattoo You en 1981. Los 46 minutos de Goats Head Soup representan dan cuerpo a uno de los trabajos más sólidos de los Rolling Stones, aunque extrañamente las canciones han sido casi todas olvidadas por sus compositores y muy pocas veces forman parte del repertorio en vivo.

Casi cinco décadas después este álbum sigue atrapando y conserva intacto su atractivo, además del encanto que poseen las obras no suficientemente explotadas dentro de la discografía de un grupo con sobrada cantidad de discos clásicos.

Reedición Goats Head Soup 2020

Goats Head Soup

Por alguna razón desconocida, se eligió el 4 de septiembre de 2020 para reeditar en varios formatos este disco publicado en 1973. No coincide con un 45 o 50 aniversario y sucede a la reedición en vinilo del catálogo completo de Sticky Fingers en adelante remasterizados a la mitad de la velocidad.

La inclusión de tres temas inéditos es, por supuesto, un gran atractivo. El primero, «Scarlet«, es una pieza que no pertenece a las sesiones de Goats Head Soup y que cuenta con la participación de Eric Clapton y el bajista Rich Grech. Aquí video y detalles

La sesión de grabación se produjo de manera espontanea en la casa de Wood, el 5 de octubre de 1974, meses después de las sesiones de del disco It’s Only Rock and Roll, el último con Mick Taylor, y que eran ya el inicio de las grabaciones de Black and Blue (1976), el primero con Ronnie Wood

Los otros dos temas son el rocanrolero «All the Rage» y la libidinosa «Criss Cross» (video y detalles aquí), ambos excelentes adiciones al cancionero oficial de los Stones.

El resto del segundo álbum contiene mezclas alternas de Glyn Johns y versiones instrumentales de varios de los temas

Un tercer disco (doble LP) es el estupendo concierto grabado en octubre de 1973, previamente editado con el nombre de Brussels Affair, cuyo setlist lo componen piezas del período 1968-1973.

Juan Carlos Ballesta

The Rolling Stones
Diseño de Ray Lawrence y foto de David Bailey,
The Rolling Stones
Diseño de Ray Lawrence y foto de David Bailey,

The Rolling Stones The Rolling Stones