Inicio Reportajes Vashti Bunyan: angelicales y balsámicas canciones folk

Vashti Bunyan: angelicales y balsámicas canciones folk

133
Vashti Bunyan

A 50 años de la publicación del exquisito debut de la cantautora folk británica de cristalina voz, repasamos su austera pero influyente producción


En el mundo de la música hay casos realmente especiales. Uno de ellos es el de la cantante británica Vashti Bunyan, quien luego de grabar uno de los más exquisitos discos de la música folk británica en 1970 permaneció en silencio por 35 años.

Apenas tres álbumes en medio siglo conforman la discografía de una de las voces más exquisitas y sorprendentemente influyentes de la música folk

Juan Carlos Ballesta

 

Vashti -como inicialmente se dio a conocer- fue descubierta en 1965 por el antiguo manager de The Rolling Stones, Andrew Loog Oldham, cuando aún era una estudiante de arte.

Ya para entonces la joven Vashti había descubierto The Freewheelin’ Bob Dylan (1963) en un viaje a Nueva York, y de regreso a Londres fue su cristalina voz lo que llamó la atención de Oldham.

Su primer single para el sello Decca fue “Some Things Just Stick in Your Mind”, una composición de Jagger y Richards, que obtuvo poca atención. Otro sencillo en 1966, “Train Song”, esta vez en Columbia y una serie de piezas nunca realizadas para Inmediate, el sello de Oldham, la indujeron a un primer intento de retiro.

Sin embargo, el encuentro con el emblemático cantautor Donovan, para la época uno de los iconos más respetados del pop-folk británico, recuperó sus deseos de componer.

El productor Joe Boyd, famoso por sus trabajos con Incredible String Band, Fairport Convention y Nick Drake, supervisó y coordinó el proceso de realización de Just Another Diamond Day (1970), con la ayuda musical de Dave Swarbrick (violín, mandolina) y Simon Nicol (banjo) de Fairport Convention, Robin Williamson (flauta, arpa irlandesa) de Incredible String Band y los arreglos de cuerdas Robert Kirby, quien para aquel momento había demostrado su gran gusto en dos piedras angulares de la canción folk, Five Leaves Left (1969) y Bryter Layter (1970) de Nick Drake.

El resultado, un puñado de canciones arropadas por la angelical voz de Vashti, fue un disco pastoral, de hermosa fragilidad y agradable melancolía, acompañado por un cuarteto de cuerdas y ningún atisbo de percusión.

Pero entonces, descontenta con la ética de la industria discográfica, decidió irse a Irlanda para formar una familia y estar cerca de la naturaleza. Así pasaron 30 años. La reedición en CD de esta joya ocurrió finalmente en el año 2000, y sirvió para despertar de nuevo el interés por Bunyan.

El LP original ha llegado a alcanzar el precio de casi 4.000 $ en la plataforma Discogs.

La nueva generación de compositores y cantantes folk del siglo 21, comandada por el talentoso Devendra Banhart y el dúo neoyorquino Animal Collective, fue factor fundamental para devolvernos la voz y el talento inigualable de Vashti Bunyan.

Vashti Bunyan

El milagro ocurrió con Longaftering (2005), un título que describe precisamente lo que había ocurrido con su vida después de aquel idílico primer disco: hijos, amigos, amantes, naturaleza y varios cambios en su vida.

Rodeada de colaboradores provenientes de la nueva camada folk como Banhart, Adem, Adam Price, Kevin Barker (de Espers), Joanna Newsom, Otto Hauser, el arreglista, compositor, productor y multi instrumentista Max Richter y viejos conocidos como Robert Kyrby, Vashti concibió un disco delicado y austero, con su prístina voz de nuevo en rol principal.

La instrumentación, además de guitarra acústica, incluyó piano acústico y eléctrico, dulcimer, arpa, vientos y glockenspiel (una especie de pequeña marimba), sin que ninguno de ellos asuma un rol intrusivo.

Sin trampas tecnológicas, el largamente esperado segundo disco representó el honesto manifiesto de una artista alejada de las modas y las poses. Longaftering, es un disco atemporal lleno de pureza y auténtica belleza que, al igual que Just Another Diamond Day, pudiera haber sido escrito hace tres siglos.

Otro silencio siguió, aunque menos largo y con algunas apariciones en escena. El retorno de Vashti Bunyan ocurrió con su tercera gema, Heartleap (2014), un disco autoproducido, grabado entre Londres, Edinburgo, Glasgow, Los Angeles y Topanga (California).

Con nuevos colaboradores como Jo Mango en flauta y kalimba, Gareth Dickson y Andy Cabic de Vetiver en las guitarras, Ian Wilson en los vietos y las cuerdas de Fiona Brice, Gillon Cameron e Ian Burdge, y participación especial de Devendra Banhart en el tema “Holy Smoke”.

 

La música de Vashti Bunyan es un bálsamo para el espíritu a la que es recomendable acudir con frecuencia.



¿Interesado en comprar música de Vashi Bunyan? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Vashti Bunyan en España

Estados Unidos

Productos de Vashti Bunyan en Estados Unidos