Inicio Archivo discografico George Harrison: el álbum hogareño del Ángel Misterioso

George Harrison: el álbum hogareño del Ángel Misterioso

George Harrison album

En febrero de 1979 vio la luz el homónimo álbum del recordado ex Beatle, una joya musical reflejo de un momento de contento familiar

George Harrison†
George Harrison (album)

Dark Horse Records. 1979. Inglaterra

 
El homónimo octavo disco del recordado cantautor, lo encontraba en un entorno donde lo importante era lo familiar. Fue el período donde contrajo nupcias con Olivia Arias y también la etapa donde fue padre por primera vez al tener a su hijo Dhani.

Además, fue un lapso en el cual el guitarrista se ausentaba del mundo musical por un año. Varias de las piezas del repertorio fueron compuestas durante su estancia en Hawai.

Este hito musical produjo tres sencillos que incluyen “Blown Away”, “Love Comes To Everyone” y “Faster”, este último reflejo de su ausencia temporal. El primero de los sencillos y la canción “Not Guilty”, grabada originalmente con The Beatles para el álbum blanco en 1968 -no incluida-, se convirtieron en hits absolutos.

Considerado uno de los mejores discos del cantautor después del superlativo álbum triple All Things Must Pass (1970), George Harrison es una obra que reivindica al músico inglés quien no logró cautivar tanto con los discos Dark Horse (1974) y Extra Texture (1975), aunque si con Thirty Three and 1/3 (1976)




En esta ocasión, George decidió compartir, por primera vez, la coproducción con Russ Titelman (Eric Clapton, Steve Winwood) para construir un repertorio acompañado de Neil Larsen (teclas), Steve Winwood (armonio, sintetizador), Willie Weeks (bajo), Andy Newmark (batería), Ray Cooper (percusión), Emil Richards (marimba), Gayle Levant (arpa), Eric Clapton (intro de guitarra en el primer tema), Gary Wright (sintetizador) y los arreglos de las secciones de cuerdas y metales de Del Newman†. Todos músicos de dilatada trayectoria.

La cadenciosa “Love Comes To Everyone” abre el disco reflejando en sus versos la alegría de la etapa que entonces vivía. Vale citar su aprecio por las carreras de Fórmula 1 cuyos corredores como Niki Lauda fueron fuente inspiradora para esta placa discográfica.

George canta: “Ve házlo / Tengo que pasar por esa puerta / No fue nada fácil / Aún así solo lleva tiempo / Hasta que el amor llegue a todos

Luego, le escuchamos cantar en “No Guilty”: “No culpable / Por interponerse en tu camino / Mientras intentas robar el día

La pieza fue compuesta para el doble album blanco como una respuesta a las recriminaciones de sus compañeros de banda tras las jornadas de Meditación Trascendental con el Maharishi Mahesh Yogi de las que había sido el principal impulsor. Finalmente, a pesar de su calidad, fue dejada afuera. Por décadas fue una de las grabaciones “inéditas” de The Beatles que mas circuló en grabaciones piratas.

Esta es una versión bastante apegada a la original, y se diferencia principalmente por el piano eléctrico de Neil Larson y una cadencia más jazzística.




Continúa pieza downtempo que nos trae sosiego y que lleva por título “Here Comes The Moon”, tema considerado como la secuela de “Here Comes The Sun” (Abbey Road, 1969) inspirado en los atardeceres de Hawaii durante sus vacaciones en ese archipiélago.

Las piezas “Soft-Hearted Hana” y “Blow Away” completan la cara A del disco. La primera nos canta: “Me lo comí y en seguida mis ojos pudieron verte / Tan pronto como lo bajé / Me sentí tan lejos del suelo en el que estaba…” El tema describe un trance psicodélico con “setas mágicas” en la isla de Maui. Su desarrollo incluye voces y una fantástica ejecución del dobro por parte de George.

La segunda, compuesta durante un día lluvioso, dice en parte: “El día se volvió negro, el cielo destrozado / Llovió durante un año hasta que humedeció mi corazón / Grietas y goteras, las tablas del suelo se pudrieron / A punto de bajar, casi lo había olvidado…

“Faster” abre la segunda parte. Claramente inspirado en la Fórmula 1, es una canción tributo a figuras de esa disciplina, en especial Jackie Stewart y Niki Lauda, con quienes el músico tenía una amistad.

El tema emplea sonidos directos de la pista de carrera.




Luego George nos seduce con la dulce “Dark Sweet Lady”. En el tema apreciamos el arpa y versos que dicen sobre una relación amorosa.

Seguidamente, “Your Love Is Forever”, un tema inicialmente concebido como una composición instrumental pero que a sugerencia de Titelman, George le añadió letra, una que para algunos se refiere tanto a una deidad como a una mujer terrenal.

“Soft Touch” nos acerca al final de este maravilloso disco. Esta pieza de amor secular (sin afecto religioso) es una sencilla canción con aires isleños y versos que dicen en parte: “Tienes el suave toque nena, como un copo de nieve que cae, mi corazón se derrite…

Cierra el disco con un tema que nos canta sobre el poder de la fe en “If You Believe”. La canción fue coescrita por George Harrison y Gary Wright.

George Harrison, el álbum, está lleno de anécdotas e historias. Por ahora demos marcha atrás para apreciar una de las mejores obras del Ángel Misterioso.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de George Harrison, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de George Harrison en España

Música de George Harrison en Estados Unidos

Artículo anteriorRock ‘n’ Roll Animal: el espectacular álbum en vivo de Lou Reed
Artículo siguienteDamo Suzuki: adios al contorsionista de la voz