Inicio Archivo discografico Marquee Moon: el inspirado e insuperable debut de Television

Marquee Moon: el inspirado e insuperable debut de Television

Television Marquee Moon

El 8 de febrero de 1977 el cuarteto neoyorquino comandado por Tom Verlaine publicó uno de los más logrados discos debut de la historia del rock

Television
Marquee Moon

Elektra. 1977. EE. UU.

Aunque Television es considerada una de las agrupaciones más influyentes de la escena punk neoyorquina de la segunda mitad de los años 70, la realidad es que el grupo formado en 1973 de las cenizas de Neon Boys por el guitarrista y cantante Thomas Miller aka Tom Verlaine, el guitarrista Richarld Lloyd, el baterista Billy Ficca y el bajista y cantante Richard Lester Meyers aka Richard Hell, fue y sigue siendo mucho más que una banda punk.

A pesar de su efímera existencia en aquel efervescente período y de su escasa producción discográfica, Television ha permanecido a través de las décadas como una piedra angular de la música alternativa.

Su sonido, sin duda, iba mucho más allá de la urgencia punk, como delata su magnífico álbum debut Marquee Moon, cuyo tema título se extendía por 10 minutos y “Tom Curtain” llegaba a los 7 minutos.

Verlaine, Lloyd, Ficca y el bajista Fred Smith -quien sustituyó a Hell, quien se fue en 1975 para formar The Heartbreakers con Johnny Thunders y Jerry Nolan- concibieron un disco realmente inmortal, el cual grabaron en 1976, cuando aún el punk no había explotado pero ya se gestaba.




Television fue durante aquel período una de las bandas residentes del emblemático local CBGB junto a Patti Smith, Ramones, Blondie y Talking Heads. Ese rodaje permitió que para el momento de grabar las canciones ya estuvieran desarrolladas.

Cuando apareció Marquee Moon todo lo que se pensaba de una banda que en Nueva York había construido un pequeño culto, fue diferente. Atrás quedaban las canciones de estructura básica en favor de arreglos más depurados y melódicos.

Con influencias de la Velvet Underground, 13th Floor Elevators, Love, Buffalo Springfield, Brian Eno (con quien habían intentado la producción dos años antes), entre otras, el cuarteto -tras firmar con la discográfica Elektra– entró a los estudios A & R Recording en septiembre de 1976 con el británico Andy Johns como ingeniero, quien tenía en su curriculum los cuatro históricos álbumes de The Rolling Stones con Mick Taylor -entre ellos Sticky Fingers (1971) y Exile on Main Street (1972), así como los seis discos centrales de Led Zeppelin, desde II (1969) a Physical Graffiti (1975), entre muchos otros.

Johns y Verlaine asumieron la producción. El grupo había ensayado intensamente entre 4 a 6 horas diarías durante seis días por semana. Casi todo lo conocido que Verlaine y Lloyd habían compuesto los tres años previos fue desechado, con excepción de “Friction”, “Venus” y “Marquee Moon”.

Después de tantos ensayos el grupo ganó en seguridad y Johns grabó al grupo tocando en vivo en el estudio, y varios de los temas quedaron grabados en una sola toma, incluidó el tema central. Prácticamente, a excepción del refuerzo de guitarras, no hubo ningún adorno ni efecto adicional posterior.

La puerta de entrada es una foto alterada del famoso fotógrafo Robert Mapplethorpe, quien había tomado la foto de portada de Horses (1975) de Patti Smith, con diseño de arte de Tony Lane.




El disco comienza con la fantástica “See No Evil”, probablemente uno de los temas más influyentes para muchas bandas que surgirían en los sucesivos años tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña y Australia.

Esos ecos se oyen en Dream Syndicate y casi todo el sonido del llamado Paisley Underground, Midnight Oil, Devo y muchas más.

En un tempo más sosegado surge “Venus”, con un maravilloso trabajo de guitarras de Verlaine y Lloyd y una letra en la que se acude a la metáfora de Venus de Milo, la famosa escultura sin brazos.

Uno de los platos fuertes -si es que hubiera alguno que no lo fuera- es “Friction”, tema de riffs pegadizos en el que Verlaine se luce cantando. Si hubiera que elegir un puñado de las mejores canciones de 1977 y de todo el art punk neoyorquino, está es una.

El lado A cierra con “Marquee Moon”, legendarios 10 minutos en un tiempo en el que las canciones largas eran ya una anomalía si no tocabas rock progresivo o psicodélico.

Las guitarras llevan el peso desde el primer segundo, con una base rítmica cadenciosa que con variaciones no demasiado significativas permite el lucimiento de Verlaine en la voz y a la dupla guitarrera.

La pieza se divide en dos segmentos casi de igual duración, el primero cantado y el segundo muy a la Velvet Underground, con las guitarras superponiéndose. Mientras una arpegia y solea, la otra mantiene un riff. A medida que avanza el tema, va creciendo la intensidad y la tensión, hasta que en los dos minutos finales vuelve una especie de calma, emerge brevemente un piano y la voz retorna.

Magistral tema, otro sin duda para el Olimpo.




El lado B abre con “Elevation”, que es iniciado por una expresiva línea de bajo y unos repetitivos acordes de guitarra -que se mantienen casi todo el tiempo- sobre los que se sobreponen unos arpegios y la voz.

La única pieza en la que Tom Verlaine comparte créditos como compositor con Richard Lloyd es “Guiding Light”, un tema sosegado con presencia de piano y un buen solo de guitarra final. Es, quizá, la canción que menos engancha

En contraste hace su aparición “Prove It”, otro de los temazos del disco. De nuevo las guitarras entretejen un entramado fabuloso mientras Ficca y Smith construyen una rítmica fina, al tiempo que Verlaine realiza uno de sus más emotivos performances vocales.

El álbum finaliza con “Tom Curtain”. Ficca inicia con una especie de fanfaria y enseguida entra el resto de la banda en un tempo aletargado y casi lisérgico, que sin duda recuerda a Lou Reed e incluso a Kevin Ayers.

Es un cierre que deja ganas de más.

Marque Moon es una obra maestra. Uno de los más grandes discos debut de la historia del rock. 1977 ni aquella parte final de la década no sería como fue sin este trabajo inspirado e inspirador.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Television, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias