Inicio Archivo discografico 50 años de Abbey Road: la última grabación de The Beatles

50 años de Abbey Road: la última grabación de The Beatles

786
Abeey Road

El 26 de septiembre de 1969 fue publicado el disco de portada emblemática que resultó ser la última grabación que hicieron juntos Paul, John, George y Ringo

En 2019 se cumplen 50 años de la edición del último disco grabado por los Beatles, uno de los más ambiciosos, influyentes y exitosos de la música pop. Luego de la última toma registrada el 18 de agosto de 1969, nunca más estuvieron todos juntos en un estudio. Su portada, salida de una sesión fotográfica de apenas 10 minutos, ha convertido al paso de cebra de Abbey Road en el más famoso del mundo.

Juan Carlos Ballesta

 

Durante casi toda esta década el mundo ha celebrado, año tras año desde el 2013, el aniversario 50 de cada disco de los Beatles, que conforman una obra sin parangón construida en apenas siete años, un tiempo en el que hoy en día la mayoría de las bandas exitosas apenas edita un par de discos.

Cinco décadas después, su obra sigue generando atención y admiración, aparte de grandes ventas. No sólo las generaciones que vivieron su irrupción, auge y prematura disolución han recibido el influjo de su música, sino que todas las posteriores se han dejado seducir en mayor o menor grado.

De los Beatles se celebra y conmemora casi todo. Sus objetos se venden a precios millonarios y todo lo que de alguna manera tuvo que ver con su existencia es objeto de culto, desde una guitarra hasta una carta de amor arrugada.

Cuando en 1969 decidieron emplear como locación para la portada de la que sería su última grabación -más no su último disco editado, que fue Let it Be (1970)- la calle donde está ubicado Abbey Road Studios, el famoso estudio londinense donde construyeron su legado, no imaginaba que lo convertirían en un lugar de peregrinación, tal como ocurre con The Cavern Club en Liverpool.

The Beatles en los estudios por última vez

Aquel mes de agosto de 1969 fue el último en que los cuatro trabajaron juntos en el estudio. El cisma que se había abierto durante las sesiones de White Album (1968) se agravó sin remedio, aunque George Martin, a pedido de Paul McCartney, logró amalgamar a las cuatro personalidades para que pudieran grabar todos juntos lo que sería Abbey Road.

A comienzos de ese año las grabaciones del que se suponía sucesor del ambicioso álbum blanco -bautizado Get Back-, fueron un desastre y se diluyeron en medio de una serie de disconformidades. Parte de ese repertorio fue estrenado en el famoso concierto en la azotea del edificio de EMI Records el 31 de enero, por lo cual muchos esperaban que esos temas surgieran rápidamente en un nuevo disco.

Unas pocas canciones que se ensayaron fueron a parar a Abbey Road, entre ellas “Maxwell´s Silver Hammer”-en la que Lennon no participó- y “Something”, mientras que otras fueron luego rescatadas y arregladas por Phil Spector para formar parte de Let It Be.

Las sesiones de grabación de Abbey Road se realizaron principalmente entre el 2 de julio y el 1 de agosto de 1969 y, cosa extraña, se utilizaron dos estudios a parte de Abbey Road: Trident y Olympic. Fue el primer disco y el único de su discografía que se grabó en 8 tracks, ya que todos los anteriores fueron trabajados en el popular sistema de 4 pistas, algunas veces duplicado como en el caso de Sgt. Pepper.

Los responsables de la grabación fueron Geoff Emerick y su asistente Alan Parsons, que cuatro años después se encargaría de The Dark Side of The Moon (1973) de Pink Floyd, antes de emprender una carrera musical al frente de Alan Parsons Project. Otra de las novedades fue el uso del recientemente lanzado sintetizador Moog, utilizado por George Harrison en su experimento solista, Electronic Sounds (1968) y aquí brevemente en el tema “Because”.

Aunque durante aquel mes de julio se realizó el grueso de las grabaciones, no fueron las únicas. Apenas tres semanas después de las sesiones del fallido Get Back, a finales de febrero, John Lennon grabó junto a Billy Preston en el órgano la primera versión de “I Want You (She´s So Heavy)”.

La hictoria detrás de las canciones de Abbey Road

La estructura del disco fue diferente a todos los anteriores. El lado A consistía de seis canciones perfectamente diferenciadas, mientras el Lado B lo conformaban dos piezas individuales y una suite de 16 minutos de amplias proporciones, tipo ópera rock.

La apertura no podía ser mejor con “Come Together”, poderoso tema originalmente compuesto por Lennon para la campaña de Timothy Leary para la gobernación de California (que ganó Ronald Reagan).

Something”, de Harrison, fue entendida como una pieza más larga aún que “Hey Jude”, pero fue recortada y convertida en una de las baladas más aclamadas de los Beatles (la mejor canción romántica según Frank Sinatra).

Maxwell´s Silver Hammer” fue compuesta por McCartney en plan vaudeville, basada en un estudiante de medicina quien con un martillo de plata asesina a su novia, luego a su profesor y finalmente al juez. Lennon no participó porque no le gustaba y declaró que era la canción más costosa de todo el álbum.

Oh! Darling” -una especie de blues cantado con cierto desgarro- obligó a McCartney a presentarse muy temprano en el estudio para grabar la voz en el momento que la sentía más prístina. Lennon declaró: “yo puedo cantar mejor esa canción, pero como es de él, pues no hay mucho que hacer”.

El momento más divertido lo representa “Octopus Garden”, escrita por Ringo Starr a partir de una historia que le contó el capitán del yate de Peter Sellers en el que viajó por el Mediterráneo durante las sesiones del White Album. Fue su segunda y última composición para The Beatles, aunque fue responsable de la voz solista de muchos más.

El tema más denso y bluesero es “I Want You (She´s So Heavy)”, una inusual canción en el catálogo beatle, no sólo por su duración (7:47) sino por la letra de apenas 14 palabras distintas y el abrupto final que incluye un sonido de viento hecho por el sintetizador y que Lennon quiso cortar de repente, como final del lado A. Otras tomas dan cuenta que el final era un clásico fade out.

Here Comes The Sun” es otra de las maravillas de Harrison, la cual abría la cara B. Fue compuesta en una tarde soleada en el jardín de la casa de su amigo Eric Clapton. Lennon también estuvo ausente en esta grabación de 15 tomas.

La delicada “Because”, original de John, se inspiró en la sonata “Claro de luna” de Beethoven, con George, Paul y Ringo haciendo armonías vocales que luego fueron triplicadas. Fue la primera pieza en la que se hicieron arreglos para sintetizador.

You Never Give Me Your Money”, de Paul, es la pieza inicial del medley de 16 minutos, que se refiere a los problemas monetarios por los que atravesaba el grupo. Posee un gran riff de guitarra de Harrison que emerge más adelante.

Sun King” fue compuesta por Lennon con contribuciones de George, con armonías vocales parecidas a “Because” y el uso de varias lenguas romances como español, italiano, portugués, además de inglés.

Termina repentinamente con un golpe de Ringo dando entrada a “Mean Mr. Mustard”, en cuya letra la hermana de Mustard se llama Pam para concatenarla con la próxima canción, “Polythene Pam”, inspirada en un encuentro con el poeta Royston Ellis y su novia, en el que los tres vestían prendas de polietileno.

She Came In Through The Bathroom Window” la compuso Paul luego del atrevimiento de una fan que entró a su casa por la ventana del baño. McCartney se encarga de la guitarra líder y Harrison del bajo. “Golden Slumbers” es otro tema de Paul, basado en un poema del siglo 17 de Thomas Dekker. En ella pasa de una voz suave y melódica a una fuerte y distorsionada, acompañado del piano.

Carry That Weight” es una de las pocas canciones que presenta a cada miembro armonizando vocalmente. El comienzo de “You Never Give Me Your Money” se repite con otra letra, mientras que el final se utiliza el mismo riff de guitarra.

El final del medley es “The End”, un grandioso final de carrera. Hay tres solos de guitarra tocados por Paul, John y George cuyos comienzos y finales son difíciles de identificar. También contiene un mini solo de batería de Ringo, el único en la historia de los Beatles. Se hizo en apenas 7 tomas. Luego de ella jamás volverían a grabar juntos los cuatro.

Her Majesty” es una pieza de Paul entendida como puente entre “Mean Mr. Mustard” y “Polythene Pam”. Sin embargo, a su autor no le convenció la ubicación y terminó colocada 14 segundos después de “The End”, y ni siquiera se acreditó en el disco de vinil, aunque si en los CDs.

La portada de Abbey Road

Casi sin quererlo, la portada se convirtió en una de las más famosas de la música pop, una imagen para la historia, imitada y parodiada por cientos de músicos y artistas.

En principio la foto iba a ser tomada en los Himalayas, ya que el disco pensaba llamarse Everest. Pero no había tiempo para eso. La locación fue escogida por comodidad, es el paso de cebra que está situado enfrente de la puerta de los estudios de grabación donde trabajaban.

Los cuatro aparecen tal como estaban vestidos aquel día, 8 de agosto de 1969. La policía había cortado el tráfico y parado la patrulla en la acera derecha. No hubo restricción para peatones, por ello la foto muestra algunas de las personas que estaban en la calle en ese momento.

El fotógrafo Ian McMillan, que dispuso sólo de 10 minutos, colocó la cámara en medio de la calle e hizo que los Beatles caminaran cuatro veces en ambos sentidos mientras disparaba la cámara múltiples veces. Para la contraportada, fotografió un antiguo letrero con el nombre de la calle en baldosas empotradas en una pared de ladrillo.

Antes de la sesión, la policía trató de quitar el Volkswagen de la acera izquierda, pero su dueño estaba de vacaciones. En 1986 fue vendido en una subasta de Sothebys por 2.300 libras, antes de lo cual le fueron robadas las placas muchas veces. Es el único disco donde no aparece el nombre de la banda.

Las reedición 2009 de Abbey Road

Después de muchos años de espera, el catálogo de los Beatles recibió un tratamiento acorde con su trascendencia en 2009. Un equipo de ingenieros en los estudios Abbey Road de EMI trabajó durante cuatro años con las últimas tecnologías de grabación junto a los antiguos equipos del estudio, cuidando con celo la autenticidad y la integridad de las grabaciones analógicas originales.

Un minucioso proceso que conservó la fidelidad original y solucionó en buena medida los chasquidos eléctricos, golpes de aire en los micrófonos producidos al cantar y silabeos excesivos. Sólo 5 de los 525 minutos de música fue sometido a la tecnología de reducción de ruido.

Las técnicas que limitan la amplitud de las frecuencias para aumentar el nivel de sonido se usaron sólo de forma limitada, en las versiones estéreo, para así conservar la dinámica original de las grabaciones. El proceso fue dirigido por Guy Massey, que trabajó junto al ingeniero de restauración de audio Simon Gibson.

Abbey Road

Cada uno de los álbumes fue editado en una réplica idéntica al diseño y arte originales, incluidos los libretos de las primeras ediciones con nuevos textos y fotos inéditas. Durante un periodo limitado, cada CD incluyó un breve documental sobre el álbum. También se lanzaron dos nuevas cajas con las colecciones de los CD en estéreo y en mono, que se componen de los 12 álbumes editados en estéreo más Magical Mistery Tour y las colecciones Past Masters Vol. I y II juntas en un solo volumen.

Igualmente fueron lanzados los vinilos.

Abbey Road edición 50 aniversario

Tal como ha ocurrido con las ediciones de Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967) y White Album (1968), de nuevo se apostó por reeditar el álbum con abundante material extra en un empaque de lujo.

El cofre (The Abbey Road box set) contiene el disco original, nuevamente mezclado, esta vez por el productor Gilles Martin (hijo de George, el productor de toda la discografía)  y el ingeniero Sam Okell, tanto en estéreo como en estéreo de alta resolución, surround y Dolby Atmos. Además, 23 grabaciones y demos, la mayoría nunca antes publicados.

El empaque completo contiene 3 CDs, mientras el Blue-ray contiene versiones en Dolby Atmos, alta resolución en estéreo 96kHz/24bit y 96kHz/24 DTS-HD Master Audio 5.1.

También hay una versión en vinilo.

El cofre incluye un libro de tapa dura de 100 páginas con escritos de McCartney con ilustraciones y fotografías inéditas, imágenes de manuscritos de letras, una partitura de George Martin, cajas de cintas y reproducción de la publicidad del lanzamiento en 1969.