Inicio Archivo discografico Buddah And The Chocolate Box: Cat Stevens entre lo espiritual y lo...

Buddah And The Chocolate Box: Cat Stevens entre lo espiritual y lo material

cat stevens buddha and the chocolate box

El 21 de marzo de 1974 fue publicado el octavo disco del exitoso cantautor inglés, que sentaba las bases de la senda espiritual que se acentuaría con su conversión al islam en 1978

Cat Stevens
Buddah And The Chocolate Box

Islands Records. 1974. Inglaterra

 
Yusuf Islam (Cat Stevens hasta 1978) encarna uno de los episodios más elocuentes de la música popular.

Su carrera discográfica comenzó en 1967 con el álbum debut Matthew And Son, placa enmarcada en un estilo que fundía el pop, el folk y el rock, con arreglos orquestales propios de los años 60. En el mismo estilo publicó a finales del mismo año, New Masters

Su dilatada carrera artística tiene en el presente la influencia de la música musulmana, rasgo que durante dos décadas estuvo estrictamente arraigado en estándares religiosos, aunque en 2006 retornaría como Yusuf a la música secular, es decir, música no inmersa en el contexto religioso, aunque con mucho arraigo espiritual.

La dilatada obra de Yusuf  – Cat Stevens comprende 17 álbumes de estudio, superando además ventas sobre  100 millones de copias y dos mil millones de streams, razones suficientes para ser admitido en el Rock And Roll Hall of Fame en 2014.

Recordamos discos clásicos como Mona Bone Jakon (1970), Tea For The Tillerman (1970), Teaser And The Firecat (1971), Catch Bull At Four (1972), que contienen canciones emblemáticas como “Katmandu”, “Lady D’Arvanbille”, “Father And Son”, “Wild World”, “Morning Has Broken”. “Ruby Love”, “Peace Train, entre otras, que son parte del vasto legado de una historia que aún se mantiene viva.




Esta vez revivimos la publicación de un disco indispensable que fue grabado en tres estudios diferentes: AIR Studios, Morgan Studios y Sound Technique Studios de Londres bajo la producción de Paul Samwell-Smith (Jimmy Page, Jeff Beck, Eric Clapton) y el propio Cat Stevens.

Este celebrado álbum abarca poco más de 32 minutos desplegados en nueve composiciones enteramente concebidas por el cantautor donde él comparte una música y una lírica de profunda dimensión humana.

Stevens (voz, guitarra, teclas), es acompañado en esta aventura por el fiel Alun Davies (guitarra acústica y voz), Bruce Lynch (bajo), Jean Roussel (teclas y arreglos en la sección de cuerdas) y Gerry Conway (batería, voz y percusión).

A ellos se le suma más de una decena de músicos y el ingeniero de audio John Wood (Pink Floyd, The Incredible String Band, Nick Drake†)

El repertorio comienza con “Music”, un tema donde percusión y teclas se confabulan con estrofas que expresan con energética voz: “Ayer estuve al límite / Esperando que todo saliera bien / Un hombre bueno y honesto haciendo la obra de Dios / Tratando de mejorar las cosas para él / Un amante de la vida en una escuela para tontos / Tratando de encontrar otra manera de sobrevivir

El tema sigue en la línea del disco anterior, Foreigner (1973)




Acto seguido es la clásica “Oh! Very Young”, una de las piezas más sutiles de la década de los 70, y otro de los grandes éxitos de Cat.

Ay muy joven que nos dejarás esta vez / Sólo estarás bailando en esta tierra por un corto tiempo / Y aunque tus sueños puedan darte vueltas ahora / Desvanecerán como los mejores jeans de tu papá / Azul denim, descolorido hasta el cielo

Con el distintivo piano eléctrico y lo que pareciera el trino de una mandolina, Cat nos hace reflexionar sobre la brevedad de la vida, acompañado por la exquisita voz de la cantante neozelandesa Suzanne Lynch

Continúa con “Sun / C79” en la que nos canta en su distintivo lenguaje folk: “El sol es la razón / Y el mundo florecerá / Porque el sol ilumina el cielo / Y el sol ilumina la luna / El sol es la razón / Todos los árboles felices son verdes / ¿Y quién puede explicar? / La luz en tu sueño / Siéntate, siéntate, joven caballero…

“Ghost Town” es una fantasmal pieza folk en la que piano, armónica y guitarra acompañan a Cat Stevens, quien en sus versos nos dice: “La encantadora reina Ana Bolena / Aprendiendo nuevos trucos del Gran Houdini / Ahora así es como ella lo hará / Vamos Vamos, bajemos / Todos nos están esperando / Abajo en la ciudad en auge O. Redding y Washington Chico, Harpo y Karl están / En la cocina con mamá…




La siguiente canción es una breve pieza de dos minutos y trece segundos sobre una clara evocación religiosa llamada “Jesus”.

Cat canta: “Solían llamarlo Jesús / Hace mucho tiempo / Todavía lo llaman Jesús / ¿No lo sabes? / Cruzaron el bosque y lo ahorcaron / Hace mucho tiempo / Todavía lo malinterpretan / Los que no saben / Y por la tarde su amor guiará a los ciegos / En cada rincón secreto que hay en tu mente…”

La siguiente canción abriendo el lado B es una movida pieza llamada “Ready”, composición sobre esa mágica condición de un ser que ha sanado su dolor y está preparado para amar.

“King of Trees” es una hermosa canción con un delicado intro de piano acústico. Cat canta: “Él era el rey de los árboles / Guardián de las hojas / Una guardia de jóvenes de color verde oscuro / Memoria manchada de amor…”

Piano acústico, piano eléctrico y órgano protagonizan esta imaginativa canción.




El set sigue con las teclas dando un aire barroco, un coro y la orquesta en “A Bad Penny”, donde Cat canta: “Oh, no digas esas mismas mentiras ociosas las he escuchado antes / Este tonto que dejó su corazón en un tren temprano / No comprará más”.

El gran final, “Home In The Sky”, inicia con unas extraordinarias voces a cappella. Cat Stevens parece dar gracias a la música, entre otras cosas, cuando nos dice: “La música es una dama que aún amo porque me da el aire que respiro…”

Vale destacar -de nuevo- la voz de Suzanne Lynch, quien participa en esta grabación y que sería invitada frecuente para acompañar a Yusuf.

Viajemos en el tiempo como lo hizo Cat, un Buddah en la mano y una caja de chocolate en la otra… para nuevamente escuchar este hito musical, probablemente el último disco inspirado del inglés, aunque faltaban otros tres en los 70 ya no tan exitosos.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Yusuf – Cat Stevens, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de Yusuf – Cat Stevens en España

Música de Yusuf – Cat Stevens en Estados Unidos

Artículo anteriorAlchemy: el orgánico y monumental álbum en vivo de Dire Straits
Artículo siguienteNick Cave & The Bad Seeds: cuenta regresiva para el The Wild God Tour