Inicio Reportajes Jeff Beck: adiós al alquimista de la guitarra eléctrica

Jeff Beck: adiós al alquimista de la guitarra eléctrica

Jeff Beck
Foto: David Redfern / Getty Images

El mundo no será ya el mismo sin la presencia del colosal e influyente guitarrista inglés, héroe de guitarristas, músico de estirpe única


Pocas veces hay tanto consenso entre músicos y fans a la hora de despedir a un músico como Jeff Beck (1944-2023), quien repentinamente ha fallecido a los 78 años dejando tras de si una de las más impresionantes y variopintas trayectorias, tanto en su rol solista como en las muchísimas colaboraciones realizadas a lo largo de una revolucionaria carrera de 60 años.

Recorremos su trayectoria, incluyendo una selección de 20 representativos vídeos y la opinión de emblemáticos músicos que lo admiraron

Juan Carlos Ballesta

Pocos músicos han existido como Geoffrey Arnold Beck, mejor conocido por su nombre de mil batallas, Jeff Beck. Desde que entró a formar parte de The Yardbirds en 1965 -sustituyendo a Eric Clapton– estaba predestinado a convertirse en uno de los guitarristas más revolucionarios e innovadores de la música popular.

Paradójicamente, a pesar de su inmenso talento y de ser considerado uno de los más influyentes, requeridos y referenciales guitarristas de todos los tiempos, Beck no fue tan famoso como sus contemporáneos Eric Clapton, Jimmy Page, Keith Richards o Pete Townsend. Con los dos primeros formó la Santísima Trinidad guitarrera de The Yardbirds, una de las bandas esenciales de la Primera Invasión Británica.

Jeff Beck es probablemente uno de los guitarristas más citados como influencia por miles de colegas, pero su naturaleza lo llevó a transitar un camino paralelo, sin transigir demasiado con la industria pero al mismo tiempo moviéndose con inteligencia dentro de ella. Es parte de su mérito añadido.

Reconocimientos, sin embargo, no le faltaron. Fue nominado 16 veces al Grammy, ganando 8 de ellas, generalmente en la categoría Best Rock Instrumental Performance. Premios honorarios en universidades y publicaciones forman parte de su currículo.




Como muchos jóvenes ingleses de su generación, Jeff tuvo sus héroes norteamericanos, comenzando por Les Paul, Cliff Gallup (guitarrista de Gene Vincent), B.B. King, Steve Cropper, Muddy Waters, Bo Diddley y Lonnie Mack, entre otros.

Antes de recalar en The Yardbirds, ya Beck había tocado con Screaming Lord Sutch y bandas que no trascendieron como Nightshift, The Rumbles y The Tridents, hasta que su amigo Jimmy Page -quien era la primera opción- lo recomendó a The Yardbirds.

Jeff Beck y su revolución con The Yardbirds

En un breve pero definitivo período de 20 meses que comenzó en marzo de 1965, Beck grabó la mayoría de los temas de la banda que entraron en el TOP 40 británico, aunque solo un LP, el magnífico Roger The Engineer (1966).

En la etapa final, Beck y su sustituto, Jimmy Page, coincidieron brevemente (quizá el mejor registro sea para la película «Blow Up» del director italiano Michelangelo Antonioni)

Aunque no fue el primer guitarrista en utilizar la distorsión eléctrica, Jeff Beck experimentó como ningún otro en su tiempo con The Yardbirds y en los años que siguieron, usando todas las novedades a su alcance para la época (pedales de fuzz, eco y wah-wah, pedal de distorsión Pro Co RAT), primero con una Fender Squire (propiedad actualmente del guitarrista, reparador y fabricante de púas Seymour W. Duncan, exhibida en el Rock and Roll Hall of Fame), hasta llegar a su famosa Fender Stratocaster Signature, sin olvidar las Fender Telecaster y Gibson Les Paul. Siempre fue fiel a los amplificadores Fender y Marshall, aunque en sus comienzos también utilizó Vox.

En 1980, Beck dejó de usar púas y a partir de ahí comenzó a experimentar usando su pulgar para golpear las cuerdas y producir una amplia variedad de sonidos, su dedo anular en la perilla de volumen y su dedo meñique en la barra de vibrato en la Stratocaster.

Tocando una cuerda y luego “desvaneciendo” el sonido con la perilla de volumen, creó un sonido único que puede parecerse a una voz humana, entre otros efectos.

Durante mucho tiempo, Beck fue por delante de la tecnología, y muchas veces declaró que en los 60 era muy difícil hacer lo que su cabeza pedía porque las posibilidades técnicas eras escasas. Así pasó cuando probó la primera versión del «talk box», la cual era muy limitada para lo que el deseaba.

Jeff Beck




Jeff Beck post The Yardbirds

Tras abandonar The Yardbirds, editó su primer trabajo solista, Truth (1968), con Ronnie Wood de bajista y Rod Stewart como cantante, con participación de John Paul Jones y Nicky Hopkins en el piano. Allí incluyó una versión del clásico blues de Willie Dixon, «You Shook Me«, que meses después, en un arreglo similar, Led Zeppelin incluyó en su álbum debut.

Inmediatamente creó el Jeff Beck Group, con la misma formación, excepto el baterista Tony Newman en lugar de Micky Waller. Beck-Ola (1969) fue el resultado.

Para el siguiente álbum, Rough and Ready (1971), Beck resolvió buscar un nuevo sonido con mayor cercanía al jazz y el soul, y reconstruyó la banda con la entrada de Bobby Tench en la voz y guitarra rítmica, Clive Chaman en el bajo, el gran Cozy Powell en la batería y el fiel teclista Max Middleton, quien lo acompañó en muchos discos futuros.

Con la misma formación se publicó el homónimo Jeff Beck Group (1972), bajo la producción de Steve Crooper, pero el disco no fue muy bien recibido por la crítica. Beck decidió cerrar el capítulo del grupo.

La siguiente aventura fue el power trío Beck, Bogert & Appice, un proyecto con la base rítmica de Vanilla Fudge y Cactus, que solo arrojó un disco en estudio y una secuela en directo.

En 1974 los rumores que apuntaban a que Jeff Beck sustituiría a Mick Taylor en The Rolling Stones se desvanecieron tras un jamming del que Beck dijo que no sentía compatible. En 1969 se había rumorado que sustituiría a Brian Jones.

Lo que Beck en realidad había decidido era contratar a George Martin para producir su siguiente disco, Blow by Blow (1975), el cual se convirtió en un éxito en Estados Unidos y probablemente sea su mas popular disco solista, junto al siguiente, Wired (1976), ya adentrado en el jazz fusion con Jan Hammer en el sinte y Narada Michael Walden en la batería y la composición de cuatro temas.

Aunque los años 80 no fue una década demasiado prolífica para Beck, en 1985 y en 1989 obtuvo sus primeros dos Grammy por “Escape” y Jeff Beck’s Guitar Shop con Terry Bozzio & Tony Hymas.

Pasaron diez años -casi toda la última década- para que Jeff volviera con un disco de nuevo material, Who Else! (1999), con elementos ligados a la música electrónica, cuyo impacto en los años 90 fue notable.




En el nuevo siglo Jeff Beck siguió creando y grabando música, con cuatro discos solistas (You Had it Coming, 2001; Jeff, 2003; Emotion & Commotion, 2010; Loud Hailer, 2016) y el más reciente, 18 (2022), junto al actor y músico Johnny Depp.

Larguísima es la lista de colaboraciones y participaciones a lo largo de su vida, entre las cuales están discos de Donovan, Stevie Wonder, Stanley Clarke, Narada Michael Walden, Rod Sterwart, Tina Turner, Mick Jagger, Buddy Guy, Kate Bush, Seal, ZZ Top, Jon Bon Jovi, Joe Cocker, Brian May, Pretenders, Roger Waters, Morrissey, Dion, Ozzy Osbourne, Cozy Powell, Paul Rogers, entre muchos.

20 vídeos indispensables de Jeff Beck

1965

1966

1973

1974

1999

2008

2009

2010

2010

2010

2011

2012

2012

2012

2013

 

2016

2021

El impacto de la muerte de Beck

La muerte de Beck ha conmocionado a una vasta cantidad de guitarristas e instrumentistas que en algún momento tocaron con él o simplemente lo admiraron.

El termino que se repite es “my hero” (mi héroe), además de un sinfín de adjetivos ensalzando sus dotes.

Tras el comunicado oficial en las redes de Beck informando la dolorosa noticia, se sucedieron las expresiones de tristeza, admiración y reconocimiento de grandes guitarristas como Adrian Belew, David Gilmour, John McLaughlin, Jimmy Page, Ronnie Wood, Billy Gibbons, Joe Perry, Tony Iommy, Buddy Guy, Steve Hackett, Brian May, Eric Clapton, Pete Townsend, Keith Richards y todo tipo de músicos como Rod Stewart, Mick Jagger, Cat Stevens, Alice Cooper, Queen (Brian May y Roger Taylor), Ozzy Osbourne, Brian Wilson, Paul McCartney, Chrissie Hynde, Bartolomé Díaz y una larga lista en la que cobra especial relevancia el de Tal Wikenfeld, la extraordinaria joven que le acompañó en el bajo en los últimos años.