Inicio Archivo discografico Some Time in New York City: el disco más político de John...

Some Time in New York City: el disco más político de John Lennon

John Lennon & Yoko Ono

El tercer álbum de Lennon post-Beatles y quinto junto a Yoko Ono, publicado el 12 de junio de 1972, resultó en un errático y politizado doble LP, con uno de los discos en directo

John & Ono / Plastic Ono Band
Some Time in New York City

Apple. 1972. Inglaterra/Japón

Después de los exitosos John Lennon / Plastic Ono Band (1970) e Imagine (1971), el tercer álbum de Lennon tras la ruptura de The Beatles y el quinto junto a Yoko Ono, fue sin duda el más controversial, político y descarnado de todos. Fue lanzado el 12 de junio de 1972 en Estados Unidos, pero tuvo que esperar hasta septiembre para ser publicado en Inglaterra por algunos problemas legales.

El disco fue el primero de su etapa neoyorquina, tras la reciente mudanza en septiembre de 1971. A partir de ese momento, Lennon tuvo mayor cercanía con diversos activistas políticos y luchadores por los derechos civiles y en favor de la paz, entre ellos Abbie Hoffman y Jerry Rubin, quienes lo reclutaron para un mitin en favor del escritor izquierdista John Sinclair, preso por posesión de marihuana.

La pareja Ono-Lennon también se pronunció sobre el motín en la prisión de Attica, el encarcelamiento de la activista Angela Davis y la opresión de la mujer.




Todos estos asuntos tuvieron canciones en el disco. “Attica State” es un lamento dedicado a las víctimas de aquel motín y sirvió para ayudar a los familiares. La emotiva “Angela”, que cantan al unísono John y Yoko, está dedicada a Davis, luchadora contra el racismo.

John Sinclair” es otra sentida dedicatoria, al tiempo que funciona como reclamo ante una injusta sentencia de 10 años de cárcel por ofrecerle dos joints de marihuana a una mujer policía.

12

La polémica canción que abre el disco “Woman is the Nigger of the World”, fue malentendida por muchos por la utilización del término “nigger”, pero en realidad es una frase acuñada por Ono unos años antes, entendida como una negativa al sexismo.

Por ello, aunque fue editada como single, tuvo poca difusión y debieron explicar en rueda de prensa que no era despectiva contra la raza negra. Sonó más en radios de países con otros idiomas.

La ciudad que los cobijó, amada siempre por Lennon desde que los Beatles la pisaron por primera vez en febrero de 1964 para presentarse en el Ed Sullivan Show e iniciar la Beatlemania, tiene su dedicatoria.




New York City” es un tema rocanrolero de carácter autobiográfico con influencia de Chuck Berry, en la que narra los primeros meses en su nuevo hogar.

En el disco no faltan los acercamientos al álgido tema norirlandés con “Sunday Bloody Sunday” y “The Luck of the Irish”.

Este disco es, sin duda, el momento de mayor protagonismo de Ono y su definitivo surgimiento como compositora. Su voz está presente en casi todos los temas y en varios de ellos como solista.

Destacan la “alegre” “Sisters o Sisters”, un tema feminista; la balada “Born in a Prison”, en la que critica el sistema educativo; la catártica “We’re All Water”, en la que celebra la cultura.

John y Yoko, acompañados por el fiel baterista Jim Keltner, acudieron a la banda local Elephant´s Memory, conocida por su posición anti sistema, para grabar el disco en estudio.

El sexteto conformado por Stan Bronstein (saxo, flauta), Wayne “Tex” Gabriel (guitarra), Richard Frank Jr. (batería, percusión), Adam Ippolito (piano, órgano), John La Boosca (piano) y Gary Van Scyoc (bajo), hicieron grandes aportes al sonido de las canciones.

El segundo LP de Some Time in New York City recoge dos diferentes presentaciones en vivo. Los primeros dos temas, el intenso “Cold Turkey” y el extenso “Don’t Worry Kyoto” (con la enloquecida voz de Yoko), fueron grabados el 15 de diciembre de 1969 en el Lyceum Ballroom de Londres, en un concierto benéfico de Unicef.

Acompañan a Lennon y Ono, una lista envidiable de músicos: Eric Clapton, Jim Gordon, George Harrison, Nicky Hopkins, Bobby Keys, Keith Moon, Billy Preston, Klaus Voormann, Alan White, Jim Price y Delaney & Bonnie.




Los otros cuatro temas corresponden a un show junto Frank Zappa & The Mothers of Invention en el Fillmore East de Nueva York, el 6 de junio de 1971.

Estuvo conformada aquella banda por Aynsley Dunbar (batería), Bob Harris (teclados, coros), Howard Kaylan (voz), Jim Pons (bajo, voz), Don Preston (sintetizador Mini-Moog), Ian Underwood (teclados, vientos, voz), Mark Volman (voz), Klaus Voormann (bajo, guitarra, voz) y Frank Zappa (guitarra, voz).

Los cuatro temas incluidos son “Well (Baby Please Don´t Go)”, “Jamrag” (tema instrumental de Zappa, con las conocidas vocalizaciones desquiciadas de Ono), “Scumbag” (especie de jazz rock progresivo compuesto por Lennon, Ono y Zappa) que se une con “Au”, un tema experimental avant-garde en el que Ono pone sus vocalizaciones.

En la reedición en CD de 2005, fueron eliminados los tres últimos temas, que Zappa ya había remezclado en 1992 para su disco Playground Psychotics.

Some Time in New York City no fue recibido en su momento con buenos comentarios. De hecho, en varios casos, la crítica fue lapidaria. Comparado con los dos discos anteriores, este fue un rotundo fracaso comercial.

Stephen Holden escribió en la revista Rolling Stone: “el álbum es un incipiente suicidio artístico. Excepto por ‘John Sinclair’ las canciones son horribles”.

En el semanario NME, Tony Tyler hizo su reseña como una carta abierta titulada “Lennon, tu eres un patético y envejecido revolucionario”.

En tiempos recientes Garry Mulholland escribió en Uncut: “es un gran contendiente para ser el peor álbum de un gran artista por su lista de clichés izquierdistas y la ausencia de convicción de las melodías y letras”.

Eliot Wilder dijo en Boston Phoenix en 2005 que escuchar este disco es una experiencia dolorosa, opinando que Lennon en este disco sonó pedante, elitista y previsible, buscando ser el Bob Dylan que no era, invitando a su vez a escuchar “Revolution” de los Beatles a todo el que necesite una dosis del Lennon como cantante de protesta, o “Give Peace a Chance”.

A decir verdad, el álbum de estudio es inconsistente, contiene excelentes momentos y otros prescindibles. El contenido del disco en vivo, probablemente hacía innecesario convertir a Some Time in New York City en un doble LP.

La portada, presentada como un periódico (como ya había ensayado Jethro Tull con Thick as a Brick) con las letras de las canciones y fotomontajes polémicos como el de los presidentes Richard Nixon y Mao Tse-Tung bailando desnudos, no ayudó demasiado en las ventas, aunque es interesante.




Lo que sí es cierto, es que casi medio siglo después este álbum sigue reflejando un momento muy particular en la vida de Lennon y en la historia de la sociedad contemporánea.

Fue producido por Phil Spector, y ello ayudó en la densidad del sonido. Es probable que no haya aportado tanto a su legado como otras de sus obras, pero aún sigue generando interés.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de John Lennon, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias