Inicio Archivo discografico Salisbury: el gran hard rock sinfónico de Uriah Heep

Salisbury: el gran hard rock sinfónico de Uriah Heep

110
Uriah Heep Salisbury

El 3 de enero de 1971, la longeva banda inglesa  publicó su segundo álbum en estudio, uno de los más emblemáticos de su dilatada carrera.

Uriah Heep
Salisbury

Vertigo. 1971. Inglaterra

 
Entre octubre y noviembre de 1970, Uriah Heep, la pionera banda hardrockera y progresiva inglesa, entraba a los estudios Lansdowne de Londres para grabar seis estruendosos temas con el multi-instrumentista Ken Hensley(†), fallecido el pasado 4 de noviembre, como principal compositor de esta obra hoy considerada un clásico del rock.

El álbum representa también la primera sacudida en términos de personal con la salida del baterista Keith Baker, reemplazado por Ian Clark, quien venía de la banda Cressida.

Esta dura unidad rockera la completaban el vocalista líder David Byron, el guitarrista Mick Box y el bajista Paul Newton. La placa discográfica a la que celebramos su medio siglo de existencia fue producida por Gerry Bron con Peter Gallen detrás de los controles.

Salisbury es el punto medio de la excelente trilogía que conforman …Very ‘Eavy … Very ‘Umble de 1970 y el clásico Look At Yourself de 1971.

A lo largo de 38 minutos esta súper banda, aún activa al mando de Mick Box, nos abre su repertorio con “Bird of Prey”, cuyo peso y juego vocal nos atrapan.

Nos cuenta la banda con marcada emoción: “Puedo ver esa mirada que dice cuidado, atrévete a acercarte y así me sentaré para jugar a la espera y por un rato se que ella hará lo mismo  ¡oh, no!”

Esta atractiva pieza incluida en el primer álbum del grupo en su versión americana, fue escrita por Box, Newton, Hensley y Byron.

La explosiva pieza se diluye para dar paso a  “The Park”, tema compuesto por Ken Hensley, quien nos relata con mayor ambición poética: “Déjame caminar sólo por un momento entre las sagradas rocas y piedras, déjame contemplar en vana creencia sobre la belleza de cada hoja… Hay verdor en cada espada, los copos de los árboles se inclinan para dar sombra, giran mis extremos en feliz sonido, toda la fuerza de la naturaleza entorno”

El tema abre con el órgano y la guitarra acompañados por un rítmico golpe. La pieza es una clara composición con matices de rock progresivo y un interesante contraste con la pieza anterior.

Los llamativos cortes que se entrelazan con la guitarra y el órgano tienen rasgos barrocos y hasta podría osar decir medievales.

Continua “el álbum del tanque de guerra” (versión británica) con “Time to Live”, escrita por Hensley, Box y Byron.

Esta vez Uriah Heep nos ofrece otra elaborada letra pero con una retumbante música, donde Box nos atrae con su singular sonido haciendo un atractivo solo.

“Déjame ver el resplandor del sol, déjame sentir la lluvia, déjame ir a donde quiera, quiero oler las flores, ver el amanecer una vez más y encontrar a aquellos amigos que entonces conocí… Pasé veinte largos años en una vieja y sucia celda, nunca vi la luz del día, si me entiendes, ¡oh! ese tipo de infierno viviente, ese es el precio que tengo que pagar…”

La sencilla y emblemática “Lady in Black” de Ken Hensley es uno de los tres sencillos del disco. Su distintivo y contagioso coro y simple estructura melódica construida con dos acordes la convirtieron en una canción emblemática del género y la época, sobre todo en Alemania.

Ken asume la voz líder y nos dice: “Ella vino a mí una mañana, una solitaria mañana de domingo, su larga cabellera agitada por la brisa invernal… No se como me encontró si yo caminaba en la oscuridad, y yacía la destrucción entorno a mí por una pelea que no podía ganar”

Hensley parece aludir a la parca para cerrar el primer lado del vinilo.

El lado B inicia con el segundo sencillo del disco, “High Priestess”, también escrito y cantado por Hensley.

En esta movida y decorada pieza el músico nos dice: “Tú, quien trajo a mis ojos la luz del sol, tú que deambulaste a través de mi triste máscara, y siento ahora un inmortal amor por ti, suprema sacerdotisa de mi corazón, dime que no nos separaremos… Entonces unámonos en el cielo, deja que el solitario mundo se pregunte ¿por qué?, ¿por qué nuestro es un amor que no se puede negar?, es un amor tan real.”

La música se difumina en el final para culminar esta excelente obra discográfica con el tema titulo.

“Salisbury”, campo de entrenamiento militar en Wiltshire, Inglaterra, y motivo de la portada británica, fue escrita por Mick, David y Ken. La canción representa el tercer sencillo del álbum y una de las obras a gran escala del catálogo de Uriah Heep, quizá influida por el experimento sinfónico de Pink Floyd en Atom Heart Mother.

Byron retorna a la voz líder y John Fiddy es el encargado de los arreglos de la sección de metales y los vientos que apreciamos al inicio de la composición junto a un coro.

El envolvente sonido orquestal nos hipnotiza con agitada curiosidad. La banda se va incorporando gradualmente. A lo largo de sus 16’20”, David nos dice en parte: “En algún lugar de tus ojos, ese brillo tan especial me llevó a un lugar desconocido, nunca pensé que me perdería y ahora voy más rápido que todos…”

Ken y Newton son los protagonistas, junto a la orquesta, del inicio del segmento medio del tema. Mick nos ofrece un solo de wah-wah, cediendo luego espacio a Byron y a Box quien retorna con un solo una y otra vez.

Banda y orquesta cierran con un hálito de misterio.

Desde su entrada en el competitivo mundo de la música a finales de los 60, Uriah Heep ha dejado un importante legado discográfico con más de 40 títulos, con una legión de grandes músicos siempre con Box como único fundador, con obras como Demons and Wizards y The Magicians Birthday de 1972,  Sweet Freedom de 1973 el inolvidable y exitoso Uriah Heep Live! de 1973 y High and Mighty de 1976, por citar algunos emblemáticos.

En 2018 publicaron Living in a Dream con Mick Box, Bernie Shaw en la voz líder, Phil Lanzon en las teclas y voces, Davey Rimmer en bajo y voz, y Russell Gilbrook en batería y percusión.

Junto a Black Sabbath, Led Zeppelin y Deep Purple, Uriah Heep es considerada como uno de los iniciadores de lo que se convertiría en rock duro y metálico pero cargado de armonías vocales, guitarras y órgano, definiendo un estilo muy influido por el blues, el folk y una mágica fórmula que soslaya la ópera.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Uriah Heep, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Uriah Heep en España

Estados Unidos

Productos de Uriah Heep en Estados Unidos