Inicio Archivo discografico …Very ‘Eavy…Very ‘Umble: seminal álbum debut de Uriah Heep

…Very ‘Eavy…Very ‘Umble: seminal álbum debut de Uriah Heep

990
Uriah Heep

El 13 de junio de 1970 fue publicado el álbum debut de la banda londinense, una de las más longevas y representativas del hard rock 

Uriah Heep
Very …‘Eavy… Very ‘Umble

Vertigo. 1970. Inglaterra

 
Poco más de 50 años han pasado desde que Uriah Heep, nombre adoptado de un personaje ficticio de la novela de Charles Dickens, David Copperfield (1850), entrara a formar parte de ese grupo de bandas pioneras de un sonido duro, rudo y estridente bautizado como hard rock y que en algunos casos derivó en “heavy metal.”

Emergente de la fértil y agitada movida del suelo londinense de finales de los 60 y poseedora de una dilatada discografía de 24 álbumes contentiva de temas originales, algo que pocos pueden decir, Uriah Heep sigue activa con el guitarrista Mick Box como líder y único miembro de la formación original que conformaban el vocalista David Byron (†), el teclista Ken Hensley, el bajista Paul Newton y el baterista Alex Napier.

Actualmente, tras innumerables cambios, Mick Box, el teclista Phil Lanzon, el baterista Russell Gilbrook, el bajista Davey Rimmer y el cantante Bernie Shaws, son los encargados de llevar la antorcha que mantiene viva a esta banda que muchos recordamos por excelentes temas como “Easy Livin” “July Morning”, “Sweet Lorraine”, “Look At Yourself”, “Lady in Black” y la hermosa balada “Rain”.




A lo largo de 51 años, Uriah Heep ha sido una suerte de escuela del rock por donde han pasado célebres músicos como Nigel Olson (Elton John), John Wetton (King Crimson, UK, Asia), Bob Deisley (Ozzy Osborne), John Sinclair (Savoy Brown), John Lawton (Lucifer’s Friends), Lee Kerslake y Trevor Boulder (David Bowie & The Spiders From Mars).

Durante su primera época recordamos varios álbumes que resultaron en una seguidilla de emblemáticos discos de la banda y el género, Salisbury y Look at Yourself de 1971, The Magician’s Birthday y Demons and Wizards de 1972, el famoso Uriah Heep Live! y Sweet Freedom de 1973.

Pero nadie dudará que nuestro celebrado álbum, además de ser la piedra fundacional de la banda, es uno de los más atractivos inicios del género que, en ese año dorado, dejara verdaderas gemas como, Black Sabbath y Paranoid de Black Sabbath, y Led Zeppelin III de Led Zeppelin.

Producido por Gerry Bron con Peter Gallen tras la consola de Lansdowne Studios,  nuestro homenajeado disco nos recibe con una fantasmagórica cara de un irreconocible David Byron envuelto en tela de araña. La impactante foto es el umbral de un mundo que en sus inicios coqueteó con el progrock pero que fue poco a poco madurando hacia el recio y estridente sonido que hoy los caracteriza.




El lado A lo conforman cuatro temas. Abre “Gypsy” con Ken Hensley afincado en el órgano y posteriormente Newton y Box acompañándole.

Nuestro maltratado héroe nos cuenta que: “Sólo tenía diecisiete, me enamoré de mi reina gitana, me dijo “aguanta”, su padre era el guía, dijo “no eres bienvenido a nuestro mundo y como enemigo me dijo, vete…”

Hensley nos envuelve por completo con su endemoniado órgano y es el protagonista de esta composición de Box y Byron.

Sigue el repertorio con “Walking in Your Shadow”, ligeramente menos pesada y con unos cambios interesantes. Los Heeps nos cuentan: “Camino en tu sombra desde que te fuiste, y el reloj en la pared no tiene mucho que decir, me dejaste desangrando y necesitándote”

La pieza fue escrita por Byron y Newton. Sin muchas ambiciones y con un sencillo solo de Box, Byron añade: “En tantas formas estaba intentando atraer tu mente pero yo era el solitario porque tenía que dejarlo todo atrás”

Uno de los puntos altos del disco es la melodiosa y contrastante versión de “Come Away Melinda” con letra de  Fred Hellerman (†) y Fran Minkoff, las teclas del jazzista Colin Wood como invitado, Box en la guitarra acústica y muy al fondo el mellotrón.




Byron nos narra: “Papi, papi, ven y mira, mira lo que encontré, caminitos lejos de acá mientras cavaba en el suelo, ven Melinda entra y cierra la puerta, no es nada, sólo un libro de fotos que ellos tenían antes de la guerra…”

En este tema escuchamos el juego vocal que en buena parte sería una de las marcas distintivas del estilo de Uriah Heep. ¿Recuerdas su tema “Sunrise”?

El lado A cierra con “Lucy Blues” donde Nigel Olson está tras los tambores y Byron nos dice: “Bien, querida, la primera vez que te vi, no pudo salir palabra alguna de mis labios, sí querida la primera vez que te vi, no pudo salir palabra alguna de mis labios, verás, tenía tanto miedo que no me amarás, y ahora te digo el temor que entonces me invadía..”

Ken Hensley y Mick Box hacen sendos solos en esta triste y pegadiza canción.

Dreammare”, compuesta por Paul Newton, abre el lado B. El título pareciera unir las palabras “sueño” y “pesadilla” en inglés.

Parte de la letra dice: Demonios sonrientes a los lados, burlándose en mi rostro, aquí en mi atormentado sueño, hay un lugar tan solitario, corriendo rápidamente pero sin moverse, no puedo escapar, extraños pero reales objetos que me hacen su presa”

La pieza es, sin duda, uno de los momentos más atractivos del álbum. Una vez más, el juego vocal y Box hacen de las suyas. Junto a “Gypsy” y “Come Away Melinda” garantizan un momento de esplendor.

La más pesada “Real Turned On” sigue el set. Un poco de rock y blues con Byron narrando: “Chica antes que te vayas, hay algo que quería hacer, hacerte regresar por que quiero hacerte el amor…”

La pieza es la más directa del disco.




Luego le sigue “I’ll Keep On Trying” en la que además de resaltar Hensley y Box, nos sorprende un hermoso pasaje.

“Llegaste a mí con tus mentiras, y yo me lo tomé bien, me llevo algo de tiempo ver tu máscara, lo hacías difícil de notar, ahora te escucho de nuevo pero esta vez ruegas en vano porque realmente no me interesa”.

Finaliza el álbum con la movida “Wake Up (Set Your Sights)” donde la banda nos muestra un lado más movido y madurado.

Hacia el minuto tres, con un poco de prog, Box queda solo arpegiando la guitarra. Paulatinamente el resto de la banda se va integrando con Colin Wood una vez más en las teclas.

David Byron nos dice en sus versos: “Oh, sí, despierta y pon tu mira, porque nunca debemos fallar y la justicia prevalecerá, estas escuchando las noches eternas y tu meta es la decisión, así que despierta y pon tu mira porque este es tu momento…”

Además de una portada que muestra un aterrador ciempiés en tonos grises, la edición de Estados Unidos incluye el tema “Bird of Prey” (que es parte del siguiente disco, Salisbury) en lugar de “Lucy Blues”. Las subsecuentes ediciones aniversarios incluyen interesantes sorpresas.

Uriah Heep

Uriah Heep se mantiene aún popular entre los amantes del hard rock, en especial en los Balcanes, Rusia, Escandinavia, Japón, Holanda y Alemania.

Medio siglo de este primer paso, que sigue sonando arrollador.

Leonardo Bigott