Inicio Archivo discografico The Rolling Stones y su piedra fundacional

The Rolling Stones y su piedra fundacional

206
The Rolling Stones debut

El 16 de abril de 1964 el quinteto londinense publicó en Gran Bretaña su álbum debut, con el cual rápidamente se posicionó como alternativa a The Beatles

The Rolling Stones
The Rolling Stones (Debut Album)

Decca. 1964. Inglaterra

Cuando los Rolling Stones se disponía a grabar su primer disco, se encontraba en una situación ventajosa frente a los ejecutivos de su disquera (Decca Records), quienes luego de haber rechazado a los Beatles y de presenciar el éxito sin precedentes que éstos habían alcanzado en Inglaterra con la publicación de los discos Please Please Me y With The Beatles en 1963, deseaban enmendar su error y viendo el potencial que tenía los Stones frente al público adolescente, le dieron el apoyo que necesitaba para salir adelante.

A diferencia del sonido orientado a la música Beat (también denominada Merseybeat) popularizada por los Beatles y Gerry & The Pacemakers, entre otros; los Rolling Stones orientaba su estilo hacia el blues y el rhythm and blues que diversos músicos como Muddy Waters y Bo Diddley, entre otros, habían desarrollado desde los Estados Unidos.

En Inglaterra, bandas como Blues Incorporated de Alexis Korner, se encargaron de difundir dicho estilo, sembrando la semilla que daría origen a los Rolling Stones, que llevada de la mano por su manager y productor Andrew Loog Oldham, publicó su primer sencillo “Come On” de Chuck Berry, en junio de 1963, seguido por “I Wanna Be Your Man” en noviembre, tema compuesto por John Lennon y Paul McCartney que les daría una mayor proyección en el Reino Unido.




Mientras se publicaba un mini LP en enero de 1964 (con los temas “Bye Bye Johnny”, “Money”, “You Better Move On” y “Poison Ivy”), el grupo londinense grabó en los estudios Regent Sound de Londres las canciones que conformarían su primer álbum, intercalando las sesiones con presentaciones en vivo, junto con apariciones en radio y televisión, publicando en febrero el sencillo “Not Fade Away”. Para aquél momento la banda estaba conformada por Mick Jagger en la voz y armónica, Keith Richards en la guitarra, Brian Jones en la guitarra y armónica, Bill Wyman al bajo y Charlie Watts en la batería.

El álbum comienza con “(Get Your Kicks On) Route 66”, del compositor americano Bobby Troup, quien escribió la canción en 1946, siendo interpretada ésta por el músico y cantante Nat King Cole junto a su King Cole Trio en ese mismo año, presentando un estilo totalmente volcado hacia el jazz.

No sería hasta 1961 cuando Chuck Berry grabó la canción en su propio estilo para su disco New Juke Box Hits, versión que fue adaptada por los Rolling Stones acelerando su ritmo para brindarnos un movido rock and roll, acompañado de aplausos, un solo de guitarra por parte de Keith Richards, y la voz nasal de Mick Jagger nombrando ciudades y estados americanos que se encuentran al paso de la “Ruta 66”.

Esta canción sería interpretada en vivo por la banda, durante los primeros años de su carrera, reapareciendo esporádicamente en 1976 y posteriormente en 1999.

Después escuchamos “I Just Want To Make Love To You”, composición de Willie Dixon efectuada en 1954 y grabada por Muddy Waters en mayo de ese mismo año. Mientras que la versión de Waters nos devela un blues lento, los Stones lo transforman en un acelerado rhythm and blues, destacándose los aplausos de Mick y la armónica interpretada por Brian Jones quien sigue el ritmo marcado por la guitarra de Keith; mientras que Mick canta diciéndole a su chica que lo único que tiene que hacer es amarlo.

Este tema también formó parte de las presentaciones del grupo en sus primeros años, siendo interpretada nuevamente en algunas presentaciones de 1998, en una versión más cercana a la de Muddy Waters.

El disco continúa con “Honest I Do”, tema escrito e interpretado por el músico de blues americano Jimmy Reed en 1957.

La versión de los Stones resulta ser un blues lento bastante fiel al original, en donde escuchamos la voz de Jagger introduciendo la canción para después unirse toda la banda.

Brian interpreta la guitarra solista mientras que Keith va marcando el ritmo, siendo complementado por el sonido de la armónica interpretada por Mick, quien expresa en las letras su devoción hacia una chica pero que al final queda devastado al ser abandonado por ésta.

Honest I Do” sería regrabada por los Stones durante las sesiones del álbum Stripped en 1995, la cual sería publicada posteriormente en el soundtrack de la película “Hope Floats” en 1998.




Seguidamente escuchamos otro tema que formará parte del repertorio en vivo de los Stones en su primera época, se trata de “I Need You Baby (Mona)” escrita en 1957 por el músico americano Ellas McDaniels, conocido en el género del rhythm and blues como Bo Diddley, una gran inspiración no sólo para los Stones sino para The Animals, The Who y The Yardbirds, entre otros.

Con un distintivo ritmo reforzado por los tambores de Charlie, las guitarras van siguiendo su ritmo (con Keith en la solista) mientras que Mick agita las maracas, complementándolo con la pandereta y aplausos

Es una versión bastante fiel a la original, en donde Mick le dice a la chica del título, que sin ella no podría vivir.

Continuando el álbum con el primer tema instrumental grabado por los Rolling Stones titulado “Now I’ve Got A Witness (Like Uncle Phil And Uncle Gene)”, con Mick en la pandereta, Brian en la armónica, Keith en la guitarra y mientras que Bill y Charlie se ocupan de la sección rítmica.

Resalta en toda la extensión del tema el órgano interpretado por Ian Stewart, quien había sido un miembro oficial de los Stones en sus comienzos, pero que fue apartado del grupo por el manager al considerar que su imagen no encajaba con los demás integrantes del grupo.

Sin embargo “Stu”, como se le conocía, siguió trabajando para la banda como mánager de giras y como tecladista ocasional, permaneciendo con ellos hasta su muerte en 1985 cuando se grababa Dirty Work.

La composición de “Now I’ve Got A Witness” fue acreditada a Nanker Phelge, un pseudónimo utilizado (entre 1963 y 1965) cada vez que todos los integrantes de la banda (incluyendo a Ian Stewart y al mánager Andrew Loog Oldham) participaban en la composición o adaptación de algún tema.

En este caso se trata de una adaptación instrumental de la canción “Can I Get A Witness” grabada en las mismas sesiones.

Los nombres de Phil y Gene señalados entre paréntesis, se tratan de Phil Spector (productor famoso por la utilización de su técnica denominada “muro de sonido”, fallecido este año) y Gene Pitney (músico y compositor americano), quienes estaban presentes en la grabación y ayudaron con la producción.

El primer lado del disco concluye con “Little By Little”, tema escrito por los ya mencionados Nanker Phelge y Phil Spector, el cual contiene una melodía vocal muy parecida a la del tema “Shame, Shame, Shame” escrita por Jimmy Reed en 1963.

El título lo toman de una composición denominada “Little By Little” por Junior Wells y Earl Hooker.

La canción presenta un movido ritmo en donde se destaca la participación de Phil Spector en las maracas y percusión, Mick Jagger en la armónica, Keith en la guitarra solista y Gene Pitney interpretando el piano junto a Ian Stewart.

En las letras, Mick describe su creciente desilusión hacia una chica, al descubrir que ésta no es sincera. “Little By Little” fue publicada en Inglaterra como sencillo en febrero de 1964, como lado “B” de “Not Fade Away”.




El segundo lado del álbum se inicia con “I’m A King Bee”, canción escrita en 1957 por el músico americano James Moore, también conocido como Slim Harpo, uno de los músicos más influyentes del blues.

Aquí los Stones nos presenta una versión bastante parecida a la original, en donde se destaca el deslizante sonido del bajo de Bill Wyman, quien produce el efecto a deslizar su mano izquierda sobre el mástil de su instrumento.

Brian Jones nos demuestra su destreza al ejecutar un solo slide utilizando un bottleneck, con Keith Richards en la guitarra acústica y Mick Jagger contribuye con la armónica, cantando además unas letras escritas en doble sentido, solicitándole a su chica que sea su “abeja reina”.

Por su parte, Charlie Watts llegó a declarar que introdujo un abrigo dentro de su bombo para obtener un sonido seco.

Si hay algo que los Rolling Stones tenía en común con los Beatles, era la admiración que ambas bandas sentían por el guitarrista y cantante americano Chuck Berry, y cuyo tema “Carol” resultó ser, hasta ese momento, lo más rápido y pesado que hubieran grabado los Stones.

Este gran clásico del rock and roll comienza con un distintivo riff de guitarra ejecutado por Keith, el cual se va repitiendo a lo largo del tema, con la agresiva voz de Mick dirigiéndose a la chica del título en donde menciona todos los elementos presentes en las canciones de Chuck Berry: carros, bailes y mucho rock and roll. “Carol” fue interpretada en vivo durante los primeros años de la banda, permaneciendo dentro de su repertorio hasta la gira de 1969.

Con el sonido de una guitarra acústica de doce cuerdas interpretada por Keith Richards, se inicia la balada pop denominada “Tell Me (You’re Coming Back)”, canción original acreditada a Jagger y Richards, en donde ambos se estrenan como compositores en un disco de los Stones,

En ella podemos escuchar a Brian ejecutando un solo con la guitarra eléctrica y la voz de Mick implorándole a su chica que regrese con él, siendo apoyado por Brian, Keith y Bill en los coros; apartando los golpes de Mick con la pandereta, Ian Stewart participa en el piano, aunque su contribución quedó un poco sumergida en la mezcla final.

El siguiente tema está conformado por “Can I Get A Witness”, canción escrita en 1963 por el trío de compositores Brian Holland, Lamont Dozier y Eddie Holland; siendo interpretada por el cantante de música soul Marvin Gaye.

La versión de los Stones comienza con el piano interpretado por Ian Stewart al estilo boogie-woogie, agregando Keith su guitarra acústica mientras que Brian se limita a tocar la pandereta, predominando la voz nasal de Mick (con el apoyo vocal de Keith, Brian y Bill), quien señala en las letras que el hecho de estar enamorado no constituye un crimen.

En la penúltima canción del disco, nos encontramos a los Stones decantándose por la música góspel con “You Can Make It If You Try”, compuesta por el compositor americano Ted Jarrett y grabado por el cantante de rhythm and blues Gene Allison en 1957.

Se trata de una canción lenta en donde Mick expresa su convicción en superar las adversidades, acompañado por Keith en la guitarra acústica, Brian en la eléctrica, en tanto que Ian Stewart interpreta el órgano a lo largo del tema.

Al llegar al puente, Keith, Brian y Bill efectúan un coro al estilo góspel, escuchándose por debajo de la voz de Mick.

El homónimo primer álbum de los Rolling Stones concluye con “Walking The Dog”, la cual formaría parte de su repertorio en aquélla época y cuya composición está acreditada a Rufus Thomas, quien la grabó para su álbum del mismo título en 1957.

El tema comienza con un riff de guitarra por parte de Keith, quien también se encarga de interpretar el solo, mientras que Brian lo acompaña en la guitarra rítmica y efectúa los silbidos al final de cada coro, en donde lo podemos escuchar cantando junto a Mick, quien interpreta unas letras escritas en doble sentido, en donde “pasear el perro” sería una especie de baile.

Las sesiones de grabación concluyeron a finales de febrero de 1964, acreditándose a los mánagers del grupo, Andrew Loog Oldham y Eric Easton, como productores del disco, siendo asistidos por el ingeniero de sonido Bill Farley.




Mientras que la fotografía de la portada fue realizada por Nicholas Wright sin señalar el nombre del grupo, conteniendo su contraportada unas notas escritas por Andrew Loog Oldham en donde proféticamente señala que el grupo trascendería más allá de los dominios de la música pop.

El disco obtendría el número uno en las listas inglesas.

La versión americana del primer disco de los Stones se publicó el 30 de mayo de 1964, la cual a diferencia de la versión original inglesa, tenía el nombre del grupo en su portada con la mención de England’s Newest Hit Makers, omitiendo la canción “I Need You Baby (Mona)” pero agregando como tema de apertura “Not Fade Away”, la cual había sido escrita en 1957 por Charles Hardin (conocido como Buddy Holly) y Norman Petty, siguiendo el estilo utilizado por Bo Diddley.

Es, en definitiva, la versión que se ha reeditado a través del tiempo, quedando la original como objeto de colección y para los piratas discográficos de algunos países que han realizado reediciones sin permiso.

La versión de los Stones realza el ritmo de Diddley desde la introducción de Keith con una guitarra acústica de doce cuerdas, en tanto que Brian, con su armónica, va respondiendo a las frases de Mick, quien va aplaudiendo y golpeando la pandereta mientras va expresando su gran amor hacia una chica.

El productor Phil Spector, quien estaba presente en la sesión de grabación, se encargó de tocar las maracas, contándose con la presencia de Gene Pitney, al igual que Tony Hicks y Graham Nash de los Hollies, quienes observaron la grabación. “Not Fade Away” fue interpretada en vivo por los Stones en los primeros años, siendo utilizada posteriormente como tema de apertura en su gira de 1994 y 1995.

Para efectuar esta reseña consulté los libros “The Rolling Stones – The First Twenty Years” por David Dalton, publicado en 1981; “The Rolling Stones – A Visual Documentary” por Miles, publicado en 1994; y “The Rolling Stones – All The Songs” por Philippe Margottin y Jean-Michel Guesdon, publicado en 2016.

Así como en las notas incluidas en la recopilación The Rolling Stones – Singles Collection: The London Years, publicado en agosto de 1989.

Rafael Coutinho


¿Interesado en comprar éste u otro disco de The Rolling Stones, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de The Rolling Stones en España

Productos de The Rolling Stones en Estados Unidos