Inicio Archivo discografico Hand Cannot Erase: la triste historia que inspiró un gran disco de...

Hand Cannot Erase: la triste historia que inspiró un gran disco de Steven Wilson

567
Steven Wilson Hand Cannot Erase

El 27 de febrero de 2015 fue publicado el fantástico cuarto álbum solista del músico inglés, inspirado por la fatídica historia de Joyce Carol Vincent

Steven Wilson
Hand. Cannot. Erase

KScope. 2015. Inglaterra

El polifacético músico inglés sigue su imparable crecimiento con este nuevo disco conceptual, inspirado por la impactante y tristemente célebre historia de Joyce Carol Vincent, que fue convertida por Carol Morley en el filme “Dreams of Life” (2011).

La historia de Vincent, quien fue hallada muerta frente a su televisor prendido luego de tres años, sin que nadie notara su ausencia durante todo ese tiempo, es el leit motiv que llevó a Steven Wilson a construir el disco de manera cronológica, asociada a la vida de esta joven que pasó de ser una exitosa profesional en una firma transnacional, querida por su familia y amigos, a una retraída mujer de limpieza en un hotel barato, abusada por su pareja.

Los 66 minutos que dura el disco son de alto nivel en todos los frentes: ejecución instrumental y vocal, composición, textos, grabación y producción. Tal como cabía esperar en un perfeccionista como Wilson, quien por ahora ha decidido dejar atrás a su banda Porcupine Tree.

Como solista está teniendo mayor éxito, lo que probablemente se deba no solo a la calidad de sus discos, sino a que su nombre ha estado en boga de muchos fans del rock progresivo por sus impecables remasterizaciones y mezclas Surround 5.1 de obras clásicas de King Crimson, Jethro Tull, Emerson Lake & Palmer, Gentle Giant y Yes, fama que se ha extendido a grupos pop como Tears for Fears y XTC (Dave Gregory es invitado en tres temas de este disco).

Hand. Cannot. Erase, cuarto disco solista, posee todos los ingredientes para convertirse en uno de los grandes discos progresivos del siglo 21. Afortunadamente, Wilson maneja con mesura e inteligencia los tópicos del género, sin que ello signifique que las notorias influencias setenteras no sean notables y los pasajes instrumentales no dominen la mayor parte de la obra.

Los sonidos “pinkfloydianos” siguen presentes, sobre todo por la guitarra en temas como “Home/Invasion” y “Routine”. En este último, la voz de la israelí Ninet Tayeb es clave, y nos retrotrae a The Dark Side of the Moon.

De hecho, la presencia femenina por primera vez, resulta muy adecuada para contar esta historia.

En la extraordinaria “3 Years Old” el bajo recuerda al de Chris Squire (Yes), cortesía del fenomenal Nick Begg, que junto al increíble baterista Marco Minnemann, conforma una base rítmica de otro planeta, como comprobamos en el concierto en Caracas.

lo largo de todo el disco es utilizado un Mellotron, tocado por el propio Wilson, que nos transporta al Crimson de los 70, en especial en la extensa “Ancestral”. Mientras, Adam Holzman hace maravillas con los teclados, arsenal que comprende piano, órgano Hammond, piano Fender Rhodes y sintetizador Moog.

La banda la completa el joven guitarrista Guthrie Govan, perfecto complemento para Wilson, en especial en vivo. La ausencia del flautista y saxofonista Theo Travis (quien solo aparece en un tema), hace que este disco sea mucho menos jazzy que el anterior The Raven that Refused to Sing (2013).

Steven Wilson lo volvió a hacer. Su inspiración seguía encendida. Aunque nadie intuía el giro que tomaría su sonido con To The Bone (2017) y sobre todo con The Furure Bites (2021).

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Steven Wilson, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Steven Wilson en España

Estados Unidos

Productos de Steven Wilson en Estados Unidos